jueves, 29 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Detenidos jefe de almacén y médico residente por depósito clandestino en hospital central de Maturín

El gobernador de Monagas, Ernesto Luna, informó que los apresados almacenaban medicamentos e insumos médicos provenientes del centro de salud, para luego comercializarlos.

La tarde de este jueves se informó de manera oficial que fueron detenidos dos ciudadanos tras los hechos ocurridos en el Hospital Universitario Manuel Núñez Tovar (Humnt), donde hallaron un depósito clandestino con medicamentos vencidos, insumos y aparatos que no habían sido incorporados a las áreas del centro de salud.

El gobernador de Monagas, Ernesto Luna, informó que los apresados responden a los nombres de Rosina Graciela Errante Rangel, que se desempeñaba como médico residente en cirugía plástica y Luciano Emilio León Febres, jefe de almacén.

Estos arrestos se realizaron luego que el Ministerio Público abrió una investigación por las irregularidades encontradas en el principal centro de salud de la entidad. Las viviendas de los involucrados en las irregularidades fueron allanadas y se encontró gran cantidad de medicamentos e insumos provenientes del Humnt para su comercialización.

La minuta policial detalla que en las residencias allanadas se encontraron material como: inyectadoras, yelcos, soluciones, cepillos quirúrgicos, hojas de bisturí, batas quirúrgicas, sueros, Lidocaína, adrenalina y suturas, entre otras cosas.

“Vamos a convertir el hospital central de Maturín en un modelo de gestión, ejemplo de eficiencia y calidad de atención para los monaguenses. No permitiremos más corrupción en el tema de salud”, dijo Luna.

El pasado 28 de enero se informó sobre el hallazgo de un depósito clandestino con insumos médicos y material quirúrgico los cuales no figuraban en los inventarios del centro asistencial. La inspección en el hospital la realizó el gobernador de Monagas en compañía del inspector de la vicepresidencia.

Los medicamentos en su mayoría estaban vencidos y llenos de polvo pues fueron almacenados en un espacio no apto. Los insumos se encontraban deteriorados.

En este lugar también encontraron aparatos como incubadoras, carros de tratamiento y un desfibrilador (sirve para diagnosticar y tratar arritmias y paradas cardíacas, con el que se puede evitar la muerte del paciente).

Hasta ahora se desconocen los delitos por los que serán imputados los involucrados en este hecho.