jueves, 22 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Según Corpoelec La Grúa, Esperanza, Manguito y La Unidad deben esperar entre tres y seis meses por un transformador

La estatal admitió que no tiene capacidad de respuesta pronta para la comunidad, que ya tiene cuatro días sin el servicio. Arriesgándose a causar un colapso eléctrico, algunos vecinos optaron por conectarse irregularmente al único transformador que queda en pie.

@mlclisanchez

Vecinos de los sectores La Grúa, La Esperanza, El Manguito y La Unidad, en San Félix, denuncian que llevan cuatro días sin servicio eléctrico tras la explosión de un transformador de corriente que abastecía a más de 80 casas de la zona. El transformador dañado está ubicado en la calle nueve, entre La Grúa y La Unidad.

Los afectados informaron que se organizarán para hacer una serie de protestas en su comunidad para reunirse con el gobernador Justo Noguera. Informaron que en una reunión sostenida con el consejo comunal el martes, los funcionarios de Corpoelec y la Alcaldía de Caroní les informaron que el transformador será reemplazado en un plazo de tres a seis meses.

    Más de 80 familias permanecen sin electricidad. Algunos perdieron la poca comida que guardaban en sus neveras | Fotos cortesía Carlos Coronel

“Lo que nos dijeron las autoridades fue una bofetada. Estamos buscando la manera, trancar calles… ya veremos, pero alguien nos tiene que prestar atención, ¿cómo vamos a durar ese tiempo sin luz?”, manifestó Carlos Coronel.

El ciudadano informó que las autoridades les dijeron directamente que no había transformadores disponibles para reemplazar el averiado, y que la solución que se tiene es traer desde Caracas transformadores reparados, no nuevos. “Aparte de eso, tenemos que esperar porque hay sectores que llevan más tiempo con el mismo problema”, dijo.

A los perjudicados les tocó ver cómo su comida se pudrió en la nevera. Lograron preservar algunos alimentos comprando bolsas de hielo en otros sectores. “Ya la comida que teníamos se dañó, justo ayer tuvimos que botar medio kilo de pernil que había quedado en navidad, estaba verde. La poca carne que pudimos salvar fue porque la salamos”, relató Coronel.

Quienes no tienen suficiente dinero como para comprar comida a diario, deben apoyarse con vecinos o familiares de otras barriadas que tengan electricidad para refrigerar las reservas. Para mantenerse comunicados, muchos deben trasladarse a otras casas para cargar sus teléfonos.

Los niños y adultos mayores son los más afectados por la ausencia del servicio. Coronel cuenta que vive con una persona de la tercera edad que padece de hipertensión arterial, “tenemos que estar sacándola a que agarre aire fresco, y darle agua con hielo para mantenerla fresca”, señaló.

Un colapso inminente

Esa zona tiene un banco de tres transformadores. Hace un año aproximadamente ya se había dañado uno que hasta la fecha tampoco ha sido reparado o reemplazado por Corpoelec. En el sector solo queda un transformador que no se da abasto.

Algunos afectados por la falta de electricidad han optado por conectarse de forma improvisada a otras tomas de corriente del único transformador que queda, con el riesgo de que también colapse y deje a toda la zona sin energía eléctrica. “No podemos vivir de esta manera. No hay ni una fase, y los vecinos están tratando de buscar una solución alterna, que es un pañito de agua caliente pero no una solución”, advirtió Nadiuska Gómez.

La mujer informó que Corpoelec no ha levantado ningún reporte de la avería pese a las denuncias de los residentes. “Yo misma presenté la denuncia muchas veces, y les pedí un número de reporte para hacerle seguimiento y no me lo dieron”, dijo.

A lo largo de 2020, vecinos de distintas comunidades de Ciudad Guayana han reportado a Correo del Caroní, no solo las fallas constantes de electricidad en sus sectores, sino también que, generalmente, Corpoelec no atiende de forma oportuna sus requerimientos.

En 11 de Abril, San Félix, por ejemplo, más de 100 familias permanecen sin electricidad desde que el 22 de octubre de 2020 se dañó el transformador de corriente que abastecía de energía eléctrica a los hogares afectados. Hasta la fecha los funcionarios de Corpoelec no han revisado siquiera los equipos para determinar si pueden ser reparados o deben ser reemplazados.

Mientras esto ocurre en sectores de Ciudad Guayana, en Caracas Corpoelec desarma transformadores para armar otros, toda vez que atribuye la incapacidad de fabricación o importación de transformadores nuevos al “bloqueo económico impuesto por Estados Unidos que sufre la nación”, sumergida en el descalabro del sistema eléctrico nacional desde hace más de cinco años.