martes, 28 mayo 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Puerto Ordaz y Ciudad Piar cumplen 72 años tras nacer como parte del fenómeno industrial

El 9 de febrero de 1952 se colocó la piedra fundacional con la que nacieron las ciudades gemelas Puerto Ordaz y Ciudad Piar, como las describe el cronista Américo Fernández, y que entraron a formar parte de los planes de explotación del hierro.

Puerto Ordaz y Ciudad Piar nacieron en simultáneo, un 9 de febrero de 1952, pensadas para formar parte de los planes de desarrollo a partir de la explotación de los yacimientos de mineral de hierro en el cerro La Parida. Así lo recuerda el cronista Américo Fernández en sus Crónicas Angostureñas.

“La colocación de la primera piedra de Puerto Ordaz  y Ciudad Piar, ocurrió el 9 de febrero de 1952, mediante toda una ceremonia presidida por el entonces Tcnel. Luis Felipe Llovera Páez, bolivarense, a la sazón miembro de la Junta Militar de Gobierno que entonces mandaba en Venezuela. Además de Llovera Páez estuvieron en el acto, el ministro de Minas Santiago Vera; el ministro de Obras Públicas, Gerardo Lansón; ministro del Trabajo, Carlos Tinoco Rodil; el embajador de los Estados Unidos, Fletcher Warren; gobernador J.G. Barceló Vidal; presidente de la Orinoco Mining Co. Mack Lake; el director del gabinete, Federico R. Schocter y el obispo Juan José Bernal Ortiz, quien bendijo la primera piedra”, detalla.

Ciudad Piar nació precisamente en las inmediaciones del cerro La Parida, donde ya existían Barrio Nuevo, Barrio Viejo y Barrio Ajuro, con 199 casas en las que vivían agricultores y criadores de ganado.

“La planificación de la ciudad estuvo a cargo de los doctores Francisco Carrillo Batalla, Moisés Benacerraf y Carlos Guina, entre otros, por encargo de la Orinoco Mining Company, empresa concesionaria para explotar las minas de hierro La Parida o cerro Bolívar. Distinta a las ciudades petroleras, Piar comenzó a edificarse como una ciudad abierta con viviendas cómodas y facilidades comunales”, destaca Fernández.

Posteriormente, ambas ciudades pasaron por transformaciones. En 1982, Ciudad Piar llegó a ser la capital del municipio Centurión, integrado entonces al Distrito Heres. Puerto Ordaz, en cambio, en 1961 junto con San Félix se convirtió en Ciudad Guayana.

“Con el tiempo, Ciudad Piar se desligó de sus patrones primigenios y hoy es un municipio autónomo, mientras Puerto Ordaz, junto con San Félix y otros sectores demográficos, quedó plenamente integrada a la moderna y pujante Ciudad Guayana, iniciada al calor de la industria extractiva del hierro y consolidada con el desarrollo urbanístico provocado por la transformación y expansión de la industria del hierro a partir de la Planta Siderúrgica del Orinoco y demás empresas afines, la explotación del potencial hidroeléctrico del Caroní y el desarrollo de la actividad fabril integral del aluminio”, describe Fernández en sus Crónicas Angostureñas.

Pero la idea con la que fueron concebidas Puerto Ordaz y Ciudad Piar, el desarrollo industrial producto de la explotación de yacimientos de hierro, no es hoy precisamente sinónimo de productividad ni desarrollo en ambas, en cuyos espacios se evidencia el abandono de décadas por parte de sus gerentes.

Sus ciudadanos, sin embargo, todavía creen en apostar a su ciudad, no solo en lo industrial, sino en los ámbitos económico, social, turístico y hasta cultural.