viernes, 1 de julio de 2022

Por segundo año oficios de iglesias en Semana Santa se transmitirán por redes sociales

El padre José Gregorio Salazar destacó que la iglesia no está cerrada, ya que esta no se constituye en el templo físico, sino en cada uno de sus miembros, por lo que insistió en el mensaje de retomar la iglesia doméstica.| Foto William Urdaneta

El padre José Gregorio Salazar destacó que la iglesia no está cerrada, ya que esta no se constituye en el templo físico, sino en cada uno de sus miembros, por lo que insistió en el mensaje de retomar la iglesia doméstica.| Foto William Urdaneta

Por segundo año, las iglesias católicas deberán transmitir sus oficios de Semana Santa, a través de las redes sociales, para dar cumplimiento a las normas estatales en materia de prevención de la COVID-19.

Como se hizo el año anterior, los feligreses dispondrán de las plataformas Facebook, Instagram y YouTube para presenciar las transmisiones en vivo de las misas y actividades de cada parroquia durante la semana mayor, informó el padre José Gregorio Salazar, párroco de la iglesia Nuestra Señora de Coromoto.

Aclaró que, si bien los oficios serán sin la presencia de los fieles, no significa el cierre de la Iglesia.

“Debemos entender que la Iglesia no son los templos físicos, somos las personas que hacemos vida en ella, bautizadas por el espíritu santo. El mensaje es que retomemos la iglesia doméstica, las comunidades cristianas hay que recuperarlas”, manifestó.

El sentido de la iglesia doméstica es que en cada hogar se realicen oraciones, rosarios y viacrucis, para mantener la fe y el sentido de pertenencia.

El padre expresó que la pandemia es momento propicio para incentivar la solidaridad con los que más lo necesitan. Recordó que con la campaña Compartir, miembros de la comunidad de la parroquia se abocan a ayudar al enfermo para que reciba tratamiento y alimentos.

“Esa es la Iglesia que queremos, la que proyectamos hoy en día (…) llamamos a la solidaridad, la fe, el compartir y la esperanza”, afirmó el padre José Gregorio Salazar, quien como sacerdote, con todos los equipos necesarios de bioseguridad, continúa su misión eclesiástica.

A propósito de la beatificación, el 30 de abril, del doctor José Gregorio Hernández, consideró que se trata de un momento preciso para orar y pedirle por la protección de los fieles ante esta pandemia de COVID-19.

“El mensaje es que busquen a Dios, pongan su palma bendita en su casa, hagan las oraciones, las lecturas de estos días”, reiteró.

Desde noviembre, cuando permitieron la flexibilización en los templos, destacó que aplicaron estrictos protocolos de seguridad, y las misas se oficiaron en espacios abiertos. Sin embargo, el repunte de casos de contagios obligó a retomar el confinamiento y suspender reuniones con gran cantidad de personas.

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img