lunes, 4 de julio de 2022

Por falta de agua, gas y aseo urbano protestaron pacíficamente vecinos de Villa Colombia

Nulo suministro de agua, deficiente despacho del gas y desatención del servicio de aseo urbano, son tres de las carencias que más sufren los vecinos del sector.

@g8che

Vecinos de Villa Colombia en Puerto Ordaz protestaron por la carencia de servicios básicos en la urbanización. Denunciaron que solo son abastecidos con una hora de agua, el gas puede tardar en llegar hasta tres meses y el servicio de aseo urbano es prácticamente inexistente

Con carteles y escritos como “No somos camellos, agua ya” y “No más leña, sí gas” reclamaron la mejora de servicios. La manifestación empezó en la carrera Bogotá y marcharon hasta la esquina del Centro Comercial Venezuela.

“Es un desastre todo lo que estamos viviendo”, expresó Carlos Galantón habitante de Villa Colombia. En su vivienda el servicio de agua llega, cuando mucho, dos horas al día por lo que deben recoger en envases para tener y poder hacer las tareas del hogar.

Reclamó que el servicio de aseo urbano dejó de atender a la comunidad y los vecinos tienen que botar la basura en las afueras de urbanización. En la Avenida Bolivia a la altura de Cosméticos Genesis y en la Avenida Monseñor Sabaleta, los montones de basura permanecen días sin ser recogidos por la municipalidad, lo que atrae a los zamuros. “La parte de Génesis, la llaman el Cambalache I, porque no hay otro nombre”, expresó.

Considera necesario que haya un cambio de gobierno para que las personas puedan vivir dignamente. “Estamos mal, estamos viviéndola toda mal”, finalizó.

Penurias por gas y agua

     
Las calles Bogotá y Cali son las más afectada por las carencias de agua

Las deficiencias de servicios básicos hace que en la comunidad diariamente se vean personas caminando con carruchas y carretillas, ya sea cargando botellones de agua, cilindros de gas y hasta leña.

Los vecinos reclamaron a los consejos comunales la poca diligencia para solucionar las carencias que están padeciendo. “No están haciendo su trabajo, entonces tenemos que salir los vecinos”, expresó Francisco Gámez, vecino del sector y trabajador de la empresa Venalum.

Calcula que solo 30% está recibiendo agua por tres o cuatro horas, el resto solo recibe una hora o nada. La carrera Bogotá, donde vive, tiene tres años con suministro mínimo.

 “Yo soy hipertenso, se me dispara la tensión y con la tensión alta tengo que encaramarme una pimpina de 20 litros en el hombro, cargo de 8 a 10 por día y después tengo que pegar carrera pa’ la bombona que por supuesto, no se consigue”, comentó indignado.

Los operativos por gas pueden tardar hasta tres y cuatro meses en realizarse, cuando finalmente llega gas los vecinos, ya sea ancianos o menores de edad, deben trasladarse hasta ciertos puntos para recibir los cilindros, pero el retardo en la entrega igual los obliga a acudir a la leña. “Estamos cocinando en leña, la mayoría de las personas están cocinando a leña”, denunció.

Gámez resaltó que seguirán protestando hasta tener garantías de vida. “No nos van a hacer callar hasta que cumplan con 100% de los servicios básicos en Villa Colombia”, finalizó.

Sufren los más vulnerables

Las carencias de servicios básicos afectan, sobre todo, a los más vulnerables. Yelitza Duerto fue operada hace siete años luego de sufrir cáncer de seno, cargar agua diariamente desde hace un año y medio ha generado graves afecciones. “Esa cargadera de agua me ha perjudicado y me ha causado muchos dolores, tanto en el brazo como en el seno”, expresó.

Al no tener como comprar los medicamentos y no ser atendida en los hospitales, debe aguantar los dolores consecuencia de tanto esfuerzo para agarrar agua, en las pocas horas que abastecen cada día.

“Me siento verdaderamente mal, triste con todo lo que estamos viviendo en Venezuela”, agregó. Duerto declaró que están luchando por recuperar sus derechos y que es necesario tanto un cambio de gobierno, como de quienes están a cargo de atender a las comunidades.

Sin capacidad de respuesta

Ciudad Guayana produce al menos 700 toneladas de basura a diario, de las cuales Supraguayana solo puede colectar de 400 a 450 toneladas diarias. Para el mes de agosto el presidente del Sistema Urbano de Procesamiento y Recolección de Aseo de Guayana (Supra Guayana), Juan José Méndez explicó a Correo del Caroní que se debe a dos factores: escasez de gasoil para los camiones y la insuficiencia de vehículos para atender a toda la urbe; de 33 unidades, solo 22estaban activas.

  Vecinos denuncian que luego de dos días con basura en la casa, empiezan a salir gusanos de los desechos  

José Valdez, vicepresidente de operaciones de Hidrobolívar, detalló en el mes de septiembre que las deficiencias en el servicio se debían a que las parroquias Cachamay, Universidad y 60% de Unare tienen una demanda de más de 2.600 litros por segundo, muy por encima de los 1800 l/s de la capacidad que tiene el acueducto de Puerto Ordaz.

En ese entonces señaló que estaban trabajando en una redistribución de urbanismos del acueducto Puerto Ordaz hacia el Acueducto Suroeste, con el fin de bajar la demanda de las parroquias Cachamay Universidad y 60% de Unare. “Nosotros deberíamos balancear la ciudad, que todos tengan agua por lo menos 14 o 16 horas, cuidado sino un poco más de tiempo”, señaló en ese entonces.

Para mayo de 2020,trabajadores de la planta de Bolívar Gas en Unare denunciaban que tan solo estaba llegando una cisterna de gas cada dos días, de las cinco que podían recibir diariamente.

Alertaban que el poco gas que llegaba desde la planta de fraccionamiento de gas del Criogénico de Oriente, no era el único problema, sino también el  insuficiente número de camiones de despacho y la escasez de cilindros disponibles.

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img