domingo, 3 marzo 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Plan de reordenamiento del centro de San Félix causa incertidumbre a vendedores informales  

La iniciativa, además de liberar las calles Mariño y Ramírez para facilitar el tránsito del transporte público, abarca la calle Sucre y según la Alcaldía, forma parte de la Misión Venezuela Bella.

@joelnixb

Desde mediados de julio vendedores informales del centro de San Félix trabajan con incertidumbre por los nuevos planes de reubicación anunciados por la Alcaldía del municipio Caroní, luego de que el 25 de julio entrara en vigencia la prohibición de la actividad informal en los corredores viales de las calles Ramírez y Mariño.

Degnis Mazo, jefe de Economía Eventual de la Alcaldía de Caroní adscrito a la Superintendencia de Administración Tributaria, declaró a Correo del Caroní que el plan consiste en reubicar entre 350 a 400 comerciantes informales de las calles Ramírez, Mariño y Sucre.

La iniciativa, además de liberar las calles Mariño y Ramírez para facilitar el acceso del transporte público, se da en la calle Sucre por un plan de reordenamiento del centro de San Félix, en el marco de la Misión Venezuela Bella.

“En la plaza Bolívar hay un proyecto de Venezuela Bella en el que se renovarán las instalaciones y va a quedar liberada la calle Sucre, que viene desde la Plaza Miranda hasta la Plaza Bolívar, y la que baja desde la Plaza Bolívar hasta la avenida Guayana”, explicó el funcionario.

También se habilitará la calle Páez completa para facilitar el acceso del transporte público y que recorra el malecón, detrás de la Alcaldía y llegue al Mercado Municipal de San Félix.

Comentó Mazo que en la prolongación de la Ramírez con Negro Primero, se hará un bulevar donde solamente se reubicará a los comerciantes informales que actualmente venden ropa en las calles Sucre, Mariño y Ramírez, que son un aproximado de 200.

Dijo que, específicamente, en la calle Sucre hay 126 puestos que venden comida, bebidas, ropas y reparan celulares, de estos solo 90 comercializan ropa y serán reubicados.

En la calle Chipía se hará otro bulevar para reubicar entre 35 y 40 vendedores informales de comida. También en las transversales Zoilo Vidal y Enrique Bello organizarán a los comerciantes.

“El ciudadano de Guayana va a empezar a ver estos cambios una vez nosotros comencemos a colocar las nuevas estructuras, que están siendo fabricadas ahorita, para sustituir las medidas que tienen ellos en sus puestos”, dijo Mazo, sin embargo, no especificó el tiempo exacto en el que se empezarán a ver los cambios.

Ahora los puestos serán estandarizados en estructuras de 1.8 metros de ancho por 2.5 metros de altura.

Incertidumbre en la calle Sucre 

Buhoneros de la calle Sucre reportaron a Correo del Caroní que trabajan bajo incertidumbre, porque en principio el plan de reubicación solo era para los vendedores de las calles Mariño y Ramírez, pero ahora ellos también serán removidos.

Son 127 los comerciantes que hacen vida económica en la calle Sucre y algunos tienen tres o cuatro décadas en el mismo puesto. Declararon que históricamente han enfrentado situaciones parecidas en todos los gobiernos desde Pastora Medina hasta Tito Oviedo.

Entre los temores que persisten están, dónde los reubicarán y si cabrán o no todos en los bulevares. También les molesta que esas propuestas se hagan “de ya para ya, que no se consulten con todos los buhoneros y que se impongan”, expresó una vendedora que declaró bajo anonimato por temor a represalias.

“Hemos sacado la cuenta y en las tres calles somos una población aproximada de 312 compañeros buhoneros y nos están ofreciendo un bulevar donde alcanzan 86 buhoneros, de ser así 226 compañeros quedarán sin sitio”, comentó.

“Nos dicen que los que queden por fuera seremos reubicados en las calles Chipía y Zoilo Vidal, en donde esas calles están pobladas de ventas de comida, creemos que lo más que pueden agregar a esos espacios son 20 puestecitos (…) Vemos que esto traerá confrontación entre los vendedores porque todos vamos a querer los puestos”, dijo la vendedora.

Los vendedores proponen que para organizar la calle Sucre todos permanezcan en sus mismos puestos, pero con las estructuras estandarizadas que ofrecerá la Alcaldía con medidas de 1.8 metros de ancho, por 2.5 metros de altura.

“Si nosotros adaptamos esa propuesta del gobierno en nuestra calle igual se va a ver el embellecimiento. Este sería un modelo único de casillas que no va a ser regalado, nosotros vamos a abonar, nos gusta la propuesta, pero no queremos ser reubicados, la queremos adaptar a nuestros puestos de trabajo”, expresó otro vendedor.

Comentaron que convocaron una asamblea en la Plaza Miranda el viernes 29 de julio para hablar con las autoridades, pero estas no asistieron, aunque posteriormente se reunieron con ellos en el auditorio de la Alcaldía el martes 2 de agosto.

“Les exigimos que queremos que escuchen nuestras ideas, pero no fuimos escuchados. No hay diálogo, lo que hay es imposición”, agregaron.