jueves, 22 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Película guayanesa El salto de los ángeles llegará a las salas de cine en 2023

La primera película grabada enteramente en el estado Bolívar ya es un hecho, está en etapa de postproducción y verá luz el año que viene, sin embargo, el equipo necesita ayuda económica de empresas y emprendedores para iniciar la promoción.

@joelnixb

A orillas del río Caroní y a escasos metros desde donde los jóvenes de Campo Rojo se lanzan en clavado, el equipo de La Chispa Film realizó una rueda de prensa para informar los adelantos de la película El salto de los ángeles: un viaje del cielo a la tierra, tras su regreso del Venezuela Film Hub del Festival de Cannes.

José Miguel Zamora, autor y director del filme, informó a los medios locales que tras cuatro años de haber iniciado las grabaciones la cinta se estrenará en las salas de cine y festivales nacionales e internacionales en 2023.

El equipo logró el financiamiento del Centro Nacional de Cinematografía (CNAC) para la posproducción. Actualmente falta poco para que entre en las etapas de colorización, musicalización y mejoramiento de sonido.

En la rueda de prensa también participaron los actores principales del filme | Fotos Joelnix Boada

Desde que lograron el financiamiento trabajan para finalizar la película, pero Zamora informó que al recibir el dinero el dólar aumentó de 5,6 a 8,7 bolívares por lo que tuvieron una pérdida significativa de presupuesto.

“Es importante que los medios y en Guayana sepan que estamos lidiando con todo tipo de situaciones adversas y hemos hecho nuestro mayor esfuerzo para terminar la película”, expresó el director.

El salto de los ángeles cuenta en una hora y 35 minutos la historia de Antonio, un niño de 12 años que reside en el barrio Campo Rojo, en San Félix, y debe hacerse cargo de su familia porque su padre se fue a trabajar a las minas al sur del estado Bolívar, hasta que un día el menor emprende la búsqueda de su progenitor. 

A la vez la producción cinematográfica retrata la realidad de Campo Rojo, una barriada a orillas del río Caroní copartícipe del crecimiento de Ciudad Guayana, pues en su concepción comunicaba a Puerto Ordaz y Ciudad Bolívar con San Félix.

También plasma las dinámicas que viven los pobladores al sur del estado Bolívar con la minería ilegal, el daño ambiental, el trabajo infantil, la deserción escolar y la fractura familiar cuando uno de sus miembros se va para buscar un mejor porvenir.

El salto de los ángeles se grabó en majestuosos escenarios del estado Bolívar como el río Caroní; los parques La Llovizna y Cachamay; El Callao; la Gran Sabana y el monte Roraima.

Zamora recalcó que 75% de la película está terminada gracias al apoyo de la empresa IMGC, compañía que también financió su viaje al Festival de Cannes.

Musicalización y edición con sello guayanés 

En la rueda de prensa, realizada en la Casa Bote del Club Náutico, estuvo Miguel Siso, cuatrista guayanés ganador de un Grammy Latino en 2018 en la categoría mejor álbum instrumental por su disco Identidad, quien estará a cargo de la musicalización del filme.

Siso, quien actualmente vive en Irlanda, está de visita en su natal Ciudad Guayana luego de cuatro años y expresó que se siente honrado de participar en la primera cinta grabada en el estado Bolívar.

Esta será la primera vez que Miguel Siso utilizará otros instrumentos para componer toda la música de una cinta

“Me siento honrado en recibir la invitación para ser el compositor de la música de esta película, esta es una responsabilidad muy grande. Mucha gente cuando ve una película no está pendiente de la música, pero ese sonido te conecta y te hace sentir alegría, miedo, tristeza y suspenso”, dijo.

Agregó que para él es un regalo realizar toda la musicalización de El salto de los ángeles, que además del cuatro utilizará otros instrumentos y que, aunque es una película hecha con pocos recursos, “tiene una calidad enorme”.

“Es una faceta nueva para mí porque tengo que tocar y componer a través de diferentes instrumentos para lograr diferentes texturas que marquen distintos ánimos. Para mí este es un nuevo inicio. Yo nací aquí y que la primera película sea hecha aquí es como un regalo que me dio la vida”, afirmó.

La primera versión del filme era de dos horas con 12 minutos, muy larga para ser comercial, por eso Zamora buscó ayuda de Sebastián Gamboa, un audiovisualista guayanés formado en Mérida, quien en dos meses hizo la edición del montaje de la película y lo redujo una hora con 35 minutos. 

“Esta es una película que no solo tiene un gran nivel técnico, sino que tiene un impacto social. Te muestra la Venezuela que todos queremos, a pesar de que retrata a una comunidad popular como Campo Rojo. La película no tiene groserías ni vulgaridades, sino cómo subsiste su gente. Las fotografías son hermosas y muestran los colores y las atmósferas de Guayana”, comentó Gamboa.

El editor expresó que si una persona tiene años fuera de Guayana y ve la película sentirá cerca la ciudad y su gente a través de las historias plasmadas en ella. “No es la típica película venezolana que tiene ese negativismo y pesadez. Yo invito a la gente que cuando se estrene la vayan a ver porque verán una historia que deja un mensaje de superación que los motivará a seguir adelante”, señaló.

La película guayanesa necesita apoyo para promoción 

Actualmente el equipo se prepara para la promoción y distribución de la película. Necesitan un patrocinio de al menos 20 mil dólares para hacer como mínimo 20 vallas publicitarias en todo el país y cubrir todo el costo de publicidad que incluye producción, diseño, divulgación, gasolina, viajes nacionales e internacionales, entre otros gastos.

Por este motivo, el equipo de La Chispa Film invita a los empresarios y emprendedores del estado a sumarse y apoyar al filme.

Para iniciar con las actividades están vendiendo franelas con un diseño alusivo a la película, el mismo que fue pintado en una de las paredes de Campo Rojo al inicio del proyecto.

Los participantes admiten que la cinta ya no es de ellos, sino que le pertenece a todo el estado Bolívar, por lo que invitan a empresas, marcas y emprendimientos locales a que se sumen para apoyar su promoción.

“Hemos llegado lejos, pero lo que viene son dos años de promoción y distribución. La película estará en un momento en streaming a nivel nacional, estará en más de 40 salas de cine, y a nivel internacional la estaremos inscribiendo en festivales importantes”, dijo Zamora. 

El equipo de El salto de los ángeles está vendiendo franelas para promover la película. Para más información los interesados pueden comunicarse a través de la cuenta de Instagram @elsaltodelosangeles