miércoles, 21 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Padres de estudiantes de la UCAB Guayana exigen imparcialidad en investigación de trágico accidente vial

El siniestro ocurrió el pasado sábado 11 de enero en la avenida Loefling de Puerto Ordaz. Murió Fabiola Vásquez, estudiante de comunicación social en la UCAB Guayana, y su compañera Joseidys Muñoz se recupera de una operación por fractura de cráneo.

[email protected]

 Dos días han transcurrido desde el accidente vial en el que murió la estudiante de comunicación social de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) Guayana, Fabiola Vásquez, y donde resultó gravemente herida con fracturas de cráneo su compañera de estudios, Joseidys Muñoz.

El siniestro, que ha conmocionado a la comunidad universitaria y a Ciudad Guayana, ocurrió el sábado 11 de enero a las 8:00 de la noche en la intersección de la avenida Loefling con la prolongación de la avenida Atlántico, a metros de la UCAB Guayana. Tanto Fabiola como Joseidys iban a bordo de Ford Fiesta, conducido por el también estudiante Brayham Díaz.

     

rayham Díaz, conductor del vehículo en el que se trasladaban las dos estudiantes ucabistas, quedó en libertad plena luego de la audiencia de presentación del martes 14 de enero; mientras que al sargento Samuel Aguilera, chófer del otro automóvil involucrado, se le dictó privativa de libertad. “En libertad mi hijo, libertad plena, gracias a Dios se demostró su inocencia y se hizo justicia”, expresó a Correo del Caroní su madre.

La madre de Joseidys, por su parte, informó que la joven fue dada de alta.

El vehículo donde se trasladaban los jóvenes fue impactado por el parachoque -conocido como mataburro– de una camioneta Toyota, color blanco, placas A78AF1T, conducida por el sargento de la Guardia Nacional Samuel Aguilera.

“Cuando llegué a la escena eso estaba full de gente, estaban grabando la cuestión porque el GNB que los embistió se quería dar a la fuga”, asegura Betzaida Valderrama, madre de Joseidys Muñoz, quien este lunes se recuperaba de la operación.

En su opinión la detención en la sede de la Policía Nacional de Brayham Díaz, conductor del carro al que iba a bordo su hija, es una injusticia. “Él no tiene la culpa, el culpable es el guardia nacional que lo embistió, además iba con unos bidones de gasolina en la parte de atrás de la camioneta, y no se dio a la fuga porque las personas que estuvieron presentes en el accidente taparon la camioneta”.

Recordó que de no haber ocurrido el choque, tanto Fabiola como su hija estarían formalizando su petición para graduarse como licenciadas en Comunicación Social.

Fue en el Hospital Uyapar donde se enteró que Joseidys había ingresado por fractura de cráneo, y que la mejor amiga, Fabiola, había muerto. “En el hospital no había ningún tipo de insumos, se respetaron los primeros auxilios, pero no había insumos para hacerles exámenes, radiografías, tomografías que necesitaba”.

Ante la escasez de insumos en  el Hospital Uyapar, el papá de Joseidys decidió hospitalizarla  en la clínica Caroní. Tanto familiares como amigos de la joven hicieron una campaña a través de  redes sociales para recaudar fondos y así  costear su operación valorada en 7 mil dólares.

Contra la impunidad

Francisco Vázquez, padre de Fabiola, denunció las irregularidades en el caso. En la funeraria, acompañado de familiares y amigos, condenó que se pretenda manipular la evidencia que, asegura, incrimina al efectivo de la GN, Samuel Aguilera, en la muerte de su hija.

Se refiere a los videos publicados en las redes sociales en los que se observa cómo la camioneta implicada es colisionada a propósito, en dos ocasiones, por otra camioneta Ford, color blanco, placas AQ4CA9G, en la sede de la Policía Nacional.

“No me lo contaron, ¡yo lo vi! Vi cómo sacaron el carro (la camioneta del guardia nacional) y lo golpearon. Lo único que tenía ese carro cuando yo fui era una luz virada hacia arriba. A mi hija la mató el mataburro ese, lo metió por el vidrio del carro y mató a mi hija, ¡eso lo dice la medicatura forense!”, afirma Vásquez.


“A mi hija la mató el mataburro ese, lo metió por el vidrio del carro y mató a mi hija”
 

La detención de ambos conductores no es vinculante a su inocencia o culpabilidad, forma parte legítima del proceso de investigación por estar relacionados con un siniestro vial en el que hay una víctima fatal.

“Tratando de resolver la liberación del cadáver de mi hija, vi que eso va a quedar impune, yo pensé que era un simple accidente de tránsito y no, es una impunidad más de este gobierno con sus lacayos pagados por ellos porque él es guardia nacional”, condenó.

Entre lágrimas Vásquez inquirió: “¿Qué hacemos? ¿En qué seguimos? Cuando uno ve esta injusticia tan grande. Mi hija va a quedar así, yo lo sé, la voy a enterrar, va a quedar muerta. Pero algún día se hará justicia en este país porque no puede ser que las personas estén haciendo esto y estén apañadas por este gobierno porque son funcionarios, no lo creo justo”.

Dos versiones de la detención de Brayham Díaz

Ceglis Avilé, madre de Brayham Díaz conductor del Ford Fiesta donde iban los 4 jóvenes, aclaró que su hijo no estaba detenido en los calabozos de Guaiparo como se difundió por las redes sociales, sino en la Policía Nacional (tránsito) y que Aguilera también se encuentra detenido en dicha sede.

“Es falsa la información de que está encerrado en los calabozos de Guaiparo. Me explicaron que es un procedimiento que tienen que hacer porque son dos choferes de un accidente donde hubo un fallecido. Así sea él inocente y el guardia haya sido el culpable, igualito los tienen que tener aquí hasta que el juez determine quién es el culpable”, afirmó.

Aseguró que Samuel Aguilera, conductor de la Toyota, también está arrestado. “Es mentira que el guardia está suelto, está detenido, yo lo vi. Ellos me demostraron a mí que el guardia está detenido”.

Ceglis afirma que el proceso judicial de su hijo no ha sufrido irregularidades. “Todo está marchando bien, hasta los momentos han sido transparentes con la situación, no han demostrado apoyo hacia el guardia hasta los momentos. Mi hijo todavía está allá adentro, hay que esperar a ver qué es lo que dirán el juez y el fiscal. Hasta ahora nos han dado la información que pedimos, me han permitido verlo. He conversado con mi hijo”.

Mejores amigas

Joseidys y Fabiola son estudiantes del 10mo semestre de Comunicación Social, y estaban próximas a firmar su petición de grado. Después de abrazar al padre de Fabiola, la madre de Joseidys relata lo difícil que ha sido contarle la verdad a su hija, quien aún no sabe que Fabiola ha muerto.

“Mamá, ¿dónde está Fabiola?, llama a Fabiola, llámala mami, llámala, llámala”, dice Betzaida, tratando entre sollozos de citar a su hija. “¿Cómo le digo a mi hija? Yo no sé cómo decirle a mi hija que su mejor amiga se murió”.

“El teléfono repica y repica, y es ella (Joseidys) llamándola”, agrega el padre de Fabiola. Los familiares esperan la conclusión de la investigación para conocer el futuro de Samuel Aguilera.