sábado, 2 marzo 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

OVCS: En septiembre Bolívar rompió récord de protestas en el año con 94 manifestaciones

Fallas en el suministro de agua, escasez de gasolina e ineficiente despacho de gas fueron algunas de las razones por las que ciudadanos protestaron en el estado. Pese a la pandemia, los bolivarenses siguen padeciendo la deficiencia de los servicios más esenciales.

Bolívar sigue entre los estados con más conflictividad del país. Así lo registró el informe del Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) de septiembre. La entidad, con 94 protestas fue el cuarto estado con más manifestaciones de descontento, solo por detrás de estados del oriente como Anzoátegui con 112, Sucre con 107 y Nueva Esparta con 102.

Septiembre fue el mes de mayor conflictividad social en Bolívar desde que comenzó el año, con un promedio de 3,1 protestas diarias. En los meses anteriores la cifra quedó por debajo de las 94. En enero, por ejemplo, hubo solo 12, en febrero 43, marzo 38, en abril se registraron 28, en mayo 21, en junio 35, julio 45 y agosto cerró con 72.

La grave crisis de los servicios básicos llevó a que se generaran 1.084 reclamos en el mes por estas carencias. 315 fueron por agua potable, 375 por escasez de gas doméstico y 394 por fallas eléctricas. El resto de las protestas fueron exigiendo derechos laborales con 273, 124 por participación política, 107 por derecho a la salud y 78 por derecho a la alimentación.

   
Crece el total de reclamos por mes en el país, hasta septiembre se contabilizaron 7.004 desde enero 

“En muchos casos, además de reclamar mejoras en los servicios básicos o rechazar la crisis de la gasolina, los manifestantes pidieron la renuncia de funcionarios del régimen de Maduro y un cambio en la gestión pública. Adicionalmente, y en menor medida, sectores de la oposición política democrática convocaron pequeñas acciones de calle en rechazo al proceso electoral anunciado para el próximos 6 de diciembre de 2020”, detalla textualmente el informe.

De las 1.193 protestas, 404 fueron por gasolina, siendo un tercio del total. De las tres regiones con más conflictividad, dos fueron estados orientales Nueva Esparta con 53, Barinas con 43 y Sucre con 35.

En Bolívar, donde los ciudadanos pasan más de dos meses sin abastecerse y duermen hasta cinco días en cola, se registraron 18 reclamos por este servicio, siendo el undécimo estado con protestas por combustible. En El Palmar, en el municipio Padre Pedro Chien, y en Ciudad Guayana se registraron algunas de las protestas por gasolina. Los ciudadanos trancaron vías ante la suspensión del suministro.

Las fallas de Hidrobolívar también fueron determinantes en el aumento de las manifestaciones, el 25 de septiembre hubo al menos cinco reclamos por interrupciones en el suministro de agua. En ese momento las personas debían agarrar agua de lluvia para lavar y bañarse, o pagar en dólares el despacho de camiones cisterna. En sectores como Core 8 también trancaron vías al tener más de 40 días sin servicio de agua.

“Los cierres de calles o avenidas continúan siendo la vía más adoptada por los manifestantes para alzar la voz y rechazar políticas públicas ineficientes”, expresa el documento, donde evidencian que 489 protestas fueron a través del cierre de vías y 386 con concentraciones.

Para el mes de septiembre el OVCS contabilizó 74 manifestaciones reprimidas, obstaculizadas o impedidas, de las cuales cuatro fueron en el estado Bolívar. Del total, registraron un saldo de una persona asesinada en Sucre, 233 detenidos y 52 heridos.

En Bolívar fueron conocidas las detenciones arbitrarias del maxilofacial, Williams Arrieta, en una cola de gasolina y la del trabajador de Venalum, Franklin Gascón, quien protestó por fallas de agua, este último aún permanece privado de libertad.

De acuerdo con el observatorio, el incremento de manifestaciones en el interior del país se debe a que el Gobierno nacional ha privilegiado a la región capital sobre el resto de los estados de Venezuela, en materia de servicios. “Desde el OVCS, insistimos que el Estado debe dar respuesta oportuna a los ciudadanos, quienes justamente salen a las calles a exigir servicios básicos y el cese a las irregularidades en la distribución de gas y gasolina”, exponen en el documento.