jueves, 25 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Opacidad gubernamental: la sombra detrás de los encendidos navideños en Guayana

Los otrora esperados eventos decembrinos hoy causan indignación entre los guayacitanos, quienes vía redes sociales critican el gasto de miles de dólares, recursos que pudieran destinarse -por ejemplo- a la compra de transformadores.

Opulencia de luces, grandes tarimas, agrupaciones y artistas traídos de varios estados del país han caracterizado las actividades decembrinas de este 2023. Auspiciados por la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) y sin rendir cuentas al Consejo Legislativo del estado Bolívar (CLEB), el gobierno regional hasta ahora ha realizado tres encendidos navideños.

El primero transcurrió el 4 de noviembre en el cerro El Gallo, contando con la participación de Omar Enrique, Hany Kauam y las Chicas del Can. El Paseo Caroní fue el escenario del siguiente que tuvo lugar el sábado 11 de noviembre y fue amenizado por la agrupación Gaiteando Ando y, 29 de noviembre se realizó uno organizado por la CVG en el Parque La Navidad, que incluyó la iluminación total de la Plaza de Las Banderas de Alta Vista.

Para celebrar el cierre de año las autoridades regionales no han escatimado en gastos de alojamiento en los hoteles más lujosos de la ciudad y el pago de boletería aérea, todo justificado con la idea de ofrecer entretenimiento gratuito a los guayacitanos quienes, según Fedecámaras Bolívar deben afrontar el día a día en el estado más costoso del país, a lo cual debe sumarse el retroceso en la expansión y recuperación económica nacional de acuerdo con el reporte del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la Universidad Católica Andrés Bello.

En medio de este panorama el gobernador Ángel Marcano decidió que lo que le hace falta a la ciudad es potenciar su espíritu navideño como en las épocas más productivas de las empresas básicas sin rendir cuentas, ante lo cual el diputado del Consejo Legislativo y presidente del partido Primero Justicia en Bolívar, Rachid Yasbek, calificó de “maniobra” los encendidos asegurando que forman parte de un plan para disfrazar la crisis que vive la región.

“Un gobierno socialista como este le encanta la propaganda. Me gusta que el pueblo tenga recreación, pero deben tener el poder adquisitivo para poder recrearse. El bolsillo no da para regalarle a tus hijos un helado o un refresco. Es lo que hacía el imperio romano: pan y circo. Durante la decadencia del imperio romano hubo mucho pan y circo porque a la gente le dan circo como es y le tiran un pan. Eso está pasando en Venezuela hoy. No hay poder adquisitivo ni recursos para disfrutar de lo que corresponde”, alegó Yasbek.

Parrandas antes que soluciones 

Para la región el 2023 no ha sido un año de buenas nuevas. La crisis del combustible se intensificó a mediados de julio, la directiva de la CVG -estatal que funge como principal fuente de empleo en Guayana- fue detenida por actos de corrupción encabezada por su presidente Pedro Maldonado y, para finales de agosto, un grupo de jubilados decidió emprender una huelga de hambre para que el holding les cancelara el pago de sus beneficios laborales.

El mismo grupo hoy continúa protestando para reclamar el déficit en el monto percibido tras 8 días de huelga. Exigen el pago de intereses moratorios ya que el monto data de cuando se hizo efectiva su jubilación, que en algunos casos fue hasta 7 años atrás, por lo cual los montos están devaluados.

“¿Cómo yo disfruto la Navidad cuando hacen esas fiestas pasándole por encima a las necesidades de todas las familias que somos afectadas por la desidia de los que nos gobiernan actualmente?”, Elsa Baute

¿La respuesta? Un silencio de más de 100 días para quienes cumplieron hasta 40 años de servicio.

Es por ello que este año los tradicionales eventos decembrinos lejos de generar alegría, resultaron indignantes para quienes padecen ante la falta de atención médica y seguridad social.

“La autoridad de la CVG no se digna en resolver nuestra problemática, ni siquiera de abrir una mesa de negociación. Nos quedamos asombrados. Cómo derrocharon el dinero de los pensionados y trabajadores en el encendido de los arbolitos en toda Guayana. Trajeron agrupaciones nacionales e internacionales. Una tarima que ronda el orden de los 200 mil dólares y que pasó cuatro días allí. ¿Cómo es que nos dicen a nosotros de que no hay dinero para pagarnos? ¿Cómo es la vaina? Los que salieron dejaron unas pastillitas de corrupción y los que llegaron se las están tomando”, vociferó el presidente de la Federación de Asociaciones de Jubilados y Pensionados del estado Bolívar, Hugo Medina, el día posterior al evento navideño.

Luces y tarimas: ¿Cuánto cuesta un encendido? 

En Guayana se han organizado tres encendidos desde mediados de noviembre. El trío de festividades se caracterizó por la presencia de artistas regionales, grandes pantallas y entrada libre para los bolivarenses.

Hasta el momento, el que ha llamado más la atención fue el organizado por la CVG. Precisamente, porque la vocería oficial asevera que la compañía no pasa por un buen momento financiero dadas las sanciones económicas y la debacle productiva, lo que contrasta con el gasto que implicó la organización de los cuestionados eventos.

Fuentes relacionadas con la rama de la producción de espectáculos confirmaron que el evento costeado por la CVG contó con la participación de un grupo de gaita zuliano, un dúo de la ciudad de Caracas y una agrupación salsera de Maracay, y en redes sociales se confirmó que los visitantes se hospedaron en el único hotel cuatro estrellas de la ciudad.

Un testigo de la organización del evento, quien pidió mantener su nombre en reserva, confirmó que todo el equipo de sonido y tarima fue traído desde Caracas, alegando que esto quitó oportunidades a empresas regionales que podrían haberse beneficiado económicamente de la actividad.

“Una tarima sale entre los 800 y los 1.000 dólares. Una pantalla led va desde 500 hasta 1.000 dólares según la cantidad de metros que se requieren según el artista. Hay mucho equipo técnico: microfonía y luces. Aquí en la ciudad hay empresas que alquilan tarimas, pero para eso de la Plaza La Navidad todos los equipos fueron de Caracas, contrataron empresas de aquí solo para iluminación y pantalla. Un evento como el que se hizo allí, solo en producción de tarima y estructura, cuesta alrededor de 15 mil dólares. Allí se montaron más de 60 lámparas y alquilar una lámpara de esas va desde los 60 hasta los 200 dólares. La pantalla que tuvieron cuesta desde 1.500 hasta 2 mil dólares. Yo diría que fueron unos 15 mil dólares de gastos y habría que ver qué intercambios hicieron”, declaró el organizador a Correo del Caroní.

Este medio investigó el aproximado de los honorarios profesionales de uno de los artistas que se presentó en el evento del Parque La Navidad y el presupuesto es de 18.200 dólares por presentación. Asimismo, una agencia de viajes consultada presupuestó que solo en boletería para un cuerpo musical de 10 personas -sin incluir equipo de producción-, el costo del traslado está por los 1.720 dólares.

“Yo soy trabajadora desactivada. Me tienen en esa condición desde el 2019 tras el apagón nacional. Estoy indignada. No entiendo cuál es el nivel de ensañamiento que hay con los trabajadores. Por una parte, con ese encendido hubo un derroche grosero de dinero, recursos, logística… Significa una gran cantidad de dinero. Paralelamente, a los reclamos justos que hacemos los trabajadores de CVG la respuesta continua es que no hay plata. Siempre hay una excusa de bloqueo económico, sanciones, guerra económica… Es una mentira que se cae por sí sola cuando vemos estas festividades. ¿Cómo yo disfruto la Navidad cuando hacen esas fiestas pasándole por encima a las necesidades de todas las familias que somos afectadas por la desidia de los que nos gobiernan actualmente?”, reclamó Elsa Baute, trabajadora no requerida de CVG Venalum.

La guerra económica es un argumento utilizado por la vocería oficial que se refiere a las sanciones económicas impuestas a Venezuela por los Estados Unidos en 2017, en teoría esta es la causa de la pérdida de la capacidad productiva de los sectores público y privado del país y que sirve además para justificar la falta de aumento del salario mínimo, que ha sido sustituido por el pago bonos que van desde los 20 hasta los 40 dólares para paliar los efectos de dicha crisis y que no tienen incidencia en los beneficios de seguridad social del trabajador.

“El encendido que hizo la CVG parece una burla para los trabajadores activos y jubilados de todas las empresas básicas. Se manipula la información con relación al trato que debe tener un trabajador. No estoy de acuerdo con eso que hizo la junta interventora. Se gastó bastante dinero. También lo están haciendo en otros municipios. ¿De dónde sale tanto dinero para gastar y nosotros pasando necesidades? Le hago un llamado al Presidente de la República que siempre dice que todo está bloqueado, ¿Cómo se gasta tanto dinero haciendo un encendido y no para resolver la crisis de los trabajadores?”, cuestionó Pablo Millán, trabajador de Sidor.

Según los cálculos investigados por este medio, el costo de un encendido navideño como el del pasado 29 de noviembre, tomando en cuenta los honorarios de solo un cuerpo de música, oscilan entre los 30 y 35 mil dólares.

Sin contraloría legislativa  

Correo del Caroní entrevistó a dos diputados del Consejo Legislativo del estado Bolívar, quienes afirmaron que esa instancia no ha aprobado créditos para este tipo de eventos e hicieron referencia a una posible desviación de recursos.

“Dentro de los conceptos de los créditos adicionales que se aprueban no se ha producido ninguna aprobación de dinero con ese concepto ni dirigido a esos eventos. Habría que hacer contraloría de parte de los diputados a fines de ver de dónde se están extrayendo esos recursos. Si es orientando recursos que son para otras cosas y se orientan a esto de tarima, músicos… No hemos aprobado hasta ahora ningún crédito con ese concepto. Se ha aprobado para el sistema de asfaltado, para comunicaciones, gestión de información; pero no para esos fines. Estamos en una coyuntura importante y pudieran estar desviando esos recursos a esos eventos. Sería una desviación porque no estamos aprobando recursos para eventos, tarimas ni ese derroche que estamos viendo para dar ese clima de que no está pasando nada”, expresó la legisladora Zaida Vahlis.

El diputado Rachid Yasbek destacó la mala calidad de las obras que desarrollan las autoridades regionales, enfatizando en que son reparaciones que “solo sirven para la foto”.

“Los créditos adicionales los construyen de tal manera que piden dinero para vialidad, educación, salud y meten un dinero también que va para dirección de administración que son bebidas, proyección de la Gobernación… Hemos venido votando en contra porque no nos parece que hay transparencia: no existe análisis de precio unitario para cada actividad, no tenemos detalles de la calidad de los servicios y obras, no tenemos claridad de cuánto vale una obra en específico. Por ejemplo, si van a hacer un bacheo en 1.000 kilómetros del Paseo Caroní, no se especifica cuál es el bacheo, sino que dicen: bacheo en el estado Bolívar. Sobre esos encendidos no hay detalle. Va un presupuesto a Dirección de Administración y ellos van gastando el dinero. Uno supone que ese dinero debe salir de allí, de algún lado del presupuesto debe salir. No aparece como parte cultural o un dinero que va a la Dirección de Cultura. Hay un desorden en el gasto porque los diputados del Partido Socialista Unido de Venezuela dicen que ellos confían en lo que gasta la Gobernación. Uno como legislador debe verificar los gastos, y la Gobernación tiene que entregar el reporte de gastos”, enfatizó Yasbek.

Ciudadanos en redes sociales muestran rechazo por los eventos realizados, especialmente por el del pasado 29 de noviembre, destacando que estos ingresos se deberían usar para solventar la crisis de los hospitales, la falta de aumento salarial y optimizar los servicios públicos.