miércoles, 29 de junio de 2022

Jóvenes comerciantes vinculados a la compra y venta de oro llevan cuatro meses desaparecidos

“Ha sido muy difícil, imaginar que pudo haber pasado lo peor. Saber que algo les pasó y que a estas alturas nadie diga nada ni sepa nada. Es una constante angustia, confiar en Dios es lo que resta”, contó con pesar Yoselin Salazar, tía de uno de los jóvenes desaparecidos.

@mlclisanchez

Este miércoles 5 de febrero se cumplieron 4 meses desde la última vez que los familiares de Diego Salazar y Emmanuel García los vieron con vida. Yoselin Salazar, tía de Diego, manifestó que la última vez que habló con su sobrino fue el 6 de octubre de 2019 en la mañana, desde entonces no ha vuelto a escuchar su voz.

“Mi hermana (la madre de Diego) fue la primera vez y puso la denuncia por desaparición. Cada vez que volvíamos a ir nos decían que esperáramos su llamada porque ellos estaban trabajando en el caso”, recordó Yoselin, quien ha ido más de una vez al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) y al Comando Nacional Antisecuestro (Conas).

La tía de Diego relató que los comerciantes vivían juntos en el sector La Churuata y eran socios de un negocio de compra y venta de oro ubicado en el Centro Comercial Mamy, en Alta Vista, Puerto Ordaz. Diego y Emmanuel también se dedicaban a la venta de alimentos.

El 5 de octubre de 2019, los socios se reunieron en la casa de la familia de Diego, en El Triunfo. “Él trabajaba mucho, y frecuentaba a su abuela los fines de semana más que todo, esa era su rutina (la de Diego), trabajaba de lunes a sábado y los domingos nos visitaba”, relató su tía. Prometieron regresar al día siguiente, pero eso no ocurrió. Una semana después, en la vía a Upata hallaron la camioneta Merú que conducían, color gris, quemada.

Desapariciones vinculadas al oro

El alcance de la violencia que envuelve a la minería ilegal y el comercio del oro no se limita a los municipios mineros del sur del estado Bolívar, también alcanza a los municipios del norte de la región, y al estado Delta Amacuro.

La ONG Comisión para los Derechos Humanos y la Ciudadanía (Codehciu) a través de su monitoreo de medios, contabilizó al menos 51 desaparecidos vinculados a la minería o al comercio con oro, entre el 2012 y 2019. Solo 10 de ellos aparecieron, 11 continúan desaparecidos y se desconoce el paradero de las 30 personas restantes.

Si usted tiene algún familiar desaparecido puede escribir a [email protected] o a [email protected], también contactar a [email protected].

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img