jueves, 13 junio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Joven prodigio musical guayacitano tocó con Orquesta Sinfónica Infantil en homenaje a las madres

El acto musical, al cual se unió un grupo de niños de la coral infantil núcleo Unare, se realizó en la sede del centro educativo Virgen Niña, perteneciente al movimiento social Fe y Alegría.

@Simon_eac

Con motivo del mes de las madres, la Orquesta Sinfónica Infantil Núcleo Unare rindió homenaje a las mamás de la comunidad el pasado 26 de mayo, con un evento que abrió el profesor Nelson Cárdenas, clarinetista, quien realizó la presentación de los músicos y de la coral de niños que hicieron varias interpretaciones con la flauta.

Luego el evento transcurrió con la presentación de la coral infantil, en la que participó un grupo grande de niños pertenecientes a las instituciones educativas Fe y Alegría Jesús Rafael Soto, Virgen Niña y La Consolación. Después ingresaron los músicos pertenecientes a la Orquesta Sinfónica Infantil Núcleo Unare, quienes interpretaron varios temas instrumentales para luego ser acompañados por la coral.

La profesora Yris Morales, quien dicta clases de flauta, comentó que la Orquesta Sinfónica Núcleo Unare es un proyecto de la Orquesta Sinfónica de Venezuela, que ahora se conoce como el programa Simón Bolívar. La profesora de música mencionó que el objetivo de la iniciativa es encontrar talentos musicales que puedan incluirse en las filas de la Orquesta Sinfónica de Venezuela.

Un prodigio musical guayacitano 

En las filas de la Orquesta Sinfónica de Unare se encuentra un jóven adolescente de nombre Allan Castellanos Conde, de 13 años de edad, quien además de tocar el clarinete se prepara para dirigir la orquesta de Unare. El pequeño Allan se inició en la música a los 4 años en el kínder musical de Alta Vista con la profesora Yris Morales, en canto junto a la coral, para luego formar parte de la orquesta con el clarinete.

Recibió clases de clarinete con los profesores Nelson Cárdenas y Raiza Medrano, quienes vieron su gran potencial y decidieron iniciar el proceso de preparación para dirigir la Orquesta Sinfónica de Unare. Actualmente forma parte de la Orquesta Sinfónica de Venezuela, por lo que debe realizar viajes frecuentes a Caracas para sus prácticas grupales, y recientemente volvió de un viaje a Suiza que duró dos semanas, para el que fue el único seleccionado de Guayana.

Su madre, Cindy Conde, comentó que Allan es “muy maduro para su edad”, haciendo referencia a que está muy claro acerca de lo que quiere: ser clarinetista profesional y director de orquesta. Mencionó que el menor forma parte del conservatorio de música Simón Bolívar, en Caracas, y también de la Orquesta Sinfónica Nacional Infantil de Venezuela donde “cumple con semanarios cuando son convocados”, aseguró.

Conde mencionó que el que su hijo viaje solo ha sido un aprendizaje tanto para él como para sus padres. Comentó que “fue todo un proceso dejarlo ir a Caracas por 15 días a sus seminarios” y que todo lo que el joven ha vivido ha sido “un proceso de independencia”.

Con respecto a la educación, Sindy afirmó que Allan vivió momentos difíciles debido a los viajes y sus inicios en el primer año del bachillerato. Sin embargo destacó que ha recibido mucho apoyo del Colegio Ibero Americano, y que eso lo ha motivado a seguir adelante con su sueño.