viernes, 23 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Incendio ocasionó daños en 80% de la sucursal de Librería Latina en la carrera Upata

El gerente general de Librería Latina, Óscar Quijada, informó que donarán materiales que no puedan venderse. “Fuimos afortunados, dentro del desastre recibimos el apoyo de la comunidad”, dijo.

@mlclisanchez

80% de las instalaciones de la sede de Librería Latina en la carrera Upata, en el centro de Puerto Ordaz, sufrió graves daños tras un incendio ocurrido este viernes a las 10:50 pm.

Al menos la mitad de los daños en el local fueron ocasionados por el fuego, mientras que el resto se debió al agua y los extintores tras el intento de la sociedad civil y los bomberos de extinguir las llamas. Así lo informó el gerente general del negocio que lleva al menos 42 años en el mercado, Óscar Quijada.

Toda el área de fotocopiadoras quedó inoperativa. Computadoras, dos fotocopiadoras, una plastificadora, guillotinas y demás equipos se dañaron por completo. A pesar de ello, la librería seguirá trabajando a puertas cerradas, despachando mercancía a través del depósito para ir recuperando el local.

“Debo reconocer que esta es una situación fortuita, pero que nos está dando la oportunidad de recuperar un negocio de 42 años (…) la solidaridad de la comunidad ha sido maravillosa”.

El gerente señaló que la recuperación del negocio no será fácil en un país en el que no se puede tener asegurado 100% un local, pues es más factible comprar nuevos equipos que cubrir un seguro, por lo que se valdrá de proveedores y amigos. “Estoy seguro de que saldremos adelante después de esta gran pérdida, resurgiremos y le diremos a la comunidad y vecinos que gracias, seguiremos siendo los mismos que hemos sido hasta ahora y seguiremos trabajando por la comunidad, no desmayaremos hasta nuevamente levantar nuestro negocio”, dijo.

Quijada manifestó que limpiar y adecuar el local tomará un tiempo pero que esperan pronto nuevos pedidos. “Las empresas a las que les vendíamos ya nos están haciendo pedidos como para decir ‘aquí estamos nosotros, presentes’, entonces despacharemos desde el depósito”, indicó.

La mercancía se irá pagando a medida que se vaya vendiendo, para mitigar la pérdida, esto después de una paralización casi completa de la actividad económica desde el inicio de la alarma sanitaria por la COVID-19.

Apoyo de la sociedad civil

    El gerente general de la Librería Latina informó que donarán materiales que no puedan venderse | Foto William Urdaneta | Archivo 

El incendio ocurrió este viernes 21 de agosto desde las 10 de la noche aproximadamente y duró dos horas. Quijada sostiene que fue un corto circuito lo que ocasionó la combustión. Lo primero que ardió fue el aviso del local que funcionaba con luces de neón de una capacidad de 13.000 voltios. El letrero se mantenía encendido por las noches para iluminar las calles oscuras del sector. En días previos, llovió con fuerza y la energía eléctrica fluctuaba.

Vecinos, comerciantes, agremiados de la Cámara de Comercio e Industrias de Caroní (Camcaroní) y voluntarios acudieron al sitio a intentar apagar las llamas, mientras el humo salía de las vitrinas y se vaciaban baldes de agua por todos los orificios posibles tras romper algunos vidrios de la fachada.

“Se me ocurrió pedir extintores y doy gracias a Dios que la comunidad se volcó absolutamente a traer extintores, hasta los vecinos de mi urbanización, los vecinos del Trébol… fuimos afortunados, dentro del desastre recibimos el apoyo de la comunidad”, dijo.

Al sitio acudieron los bomberos de Ferrominera y los bomberos de Caroní. La sociedad civil aportó más de 40 extintores. Quijada también informó que recibieron apoyo con cajas y bolsas para rescatar mercancía.

Donarán mercancía

La sede de la Librería Latina en la carrera Upata donará toda la mercancía que no se pueda vender. “La librería Latina dejó de ser hace mucho tiempo un negocio solo de compra y venta, entendimos que la labor social y el trabajo hacia la comunidad es mucho más importante, dejamos de ser mercantilistas y nos convertimos en un instrumento de hacer el bien, si esto nos pasó fue por algo”, dijo.

Quijada aseguró que luego del incendio y tomando en cuenta la época de la compra de útiles escolares, la Alcaldía de Caroní le permitirá abrir sus puertas como un sector priorizado durante la cuarentena por COVID-19. De esa forma, despachará mercancía en las semanas de flexibilización y las semanas de cuarentena radical.

También estarán abiertos en sus otras sedes en los centros comerciales Orinokia, Zulia y Costa América.