miércoles, 21 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Hospitales centinelas en Bolívar mantienen tendencia, registran más de 200 casos diarios de COVID-19

De acuerdo con el gobernador Justo Noguera Pietri, en estos centros de salud llegaron a recibir hasta 276 casos al día. | Foto Jhoalys Siverio

Hasta el 13 de abril, los hospitales Ruiz y Páez, Dr. Raúl Leoni, Rosario Vera Zurita, Uyapar y Gervasio Vera Custodio registraron 239 pacientes diarios de COVID-19, de acuerdo con el registro que presentó este miércoles la Gobernación de Bolívar.

“Iniciamos con picos muy altos, logramos una condición de meseta y ya tenemos una condición de descenso leve pero sostenido. Ayer (13 de abril) no hubo ingresos en algunos de los hospitales centinelas, en Santa Elena de Uairén, que es donde tenemos el frente fuerte hacia Brasil, solo tenemos siete pacientes, y al parecer, de acuerdo con lo que nos han informado, ya hay una condición de control en el contagio comunitario”, manifestó el gobernador Justo Noguera Pietri, quien precisó que el pico de contagio llegó a pasar los 270 casos diarios.

“Teníamos hasta 276 casos comprobados diarios (…) Vamos en descenso, no quiere decir que las medidas no se sigan cumpliendo. Estamos en una flexibilización controlada, no implica que vayan a relajarse en cuanto a los cuidados”, dijo.

Niega colapso hospitalario 

Noguera Pietri sostuvo que la ocupación hospitalaria actual por COVID-19 es de 60% en promedio, y negó las denuncias que persisten de familiares de personas con sintomatología, a quienes no les dieron ingreso en centros centinelas como Uyapar, por no haber disponibilidad de camas.

“Ahorita, a las 5:30 de la mañana, me llegó una señora muy angustiada con su hermana diciendo que ha venido cinco veces, y me la quedé viendo, no es así, aquí no se ha regresado a nadie. Tenemos capacidades. Establecimos un triaje, se recibe al paciente, se le hace el triaje y se le deriva, si va para sala 1, 2, 3 o 4, o se va para el hospital de campaña, en el caso del Uyapar, o con la doctora Luz Rodríguez (directora del Dr. Raúl Leoni), que llevamos de moderados a severos también. Aquí no se ha regresado a nadie, y si eso pudo haber ocurrido en una oportunidad, bueno, lamentablemente, pero aquí tenemos un buen sistema, tenemos el control total de la situación. Los pacientes graves se van para Guaiparo, Uyapar o Ruiz y Páez”, insistió.

De acuerdo con fuentes internas de los hospitales en Bolívar, hasta el 13 de abril, en el Uyapar había un total de 46 pacientes, 50 en el Dr. Raúl Leoni, 60 en el Gervasio Vera Custodio, 15 en el Juan Germán Roscio y 130 en el Ruiz y Páez.

Los días posteriores a carnavales se evidenció un repunte de casos consecuencia de la medida de flexibilización | Foto Jhoalys Siverio

De acuerdo con un gráfico presentado por la Gobernación sobre los casos totales diarios en los hospitales centinelas, el pico de más de 270 contagios se registró entre el 5 y 6 de abril. Hasta el 13 del mes en curso, la información oficial es de 239 casos en los hospitales Ruiz y Páez, Uyapar, Dr. Raúl Leoni y Rosario Vera Zurita, con una tendencia que se mantiene en poco menos de los 250 casos.

El gráfico indica también que la mayor cantidad de pacientes está en el Ruiz y Páez, seguido del Dr. Raúl Leoni, Uyapar y Rosario Vera Zurita, donde hay siete pacientes según informó Noguera Pietri.

Asimismo indicó que los municipios con mayor impacto por contagios de COVID-19 son Caroní y Angostura del Orinoco.

“El laboratorio móvil nos entrega respuesta inmediatamente, va directamente al Instituto de Higiene Rafael Rangel y de allí a la mesa COVID, cuando mandan la información oficial hemos podido contar con el resultado y mapearlo. Somos el estado que más pruebas aporta porque lo tenemos allí mismo en el aeropuerto. Tenemos un promedio de 420 pruebas diarias”, agregó.

Este miércoles, Noguera Pietri también se reunió con el Estado Mayor Eléctrico, para analizar la próxima temporada de lluvias, la cual se prevé sea de fuerte intensidad. A propósito de las fallas eléctricas, se le consultó sobre el estado de las plantas de los hospitales para atender posibles eventualidades.

“Las chequemos todos los días y a cada ratico. Están totalmente equipadas y operativas, tienen suficiente diésel y todo lo necesario, y el transfer que entra inmediatamente cuando cae el sistema. Hemos tenido una condición en Upata y la resolvimos inmediatamente; en el Uyapar se fue el sistema e inmediatamente entraron las plantas eléctricas. Están debidamente supervisadas y con la capacidad de respuesta inmediata”, aseguró.

Esta es otra de las preocupaciones del personal de salud y de los pacientes, por experiencias en años anteriores, cuando en medio de prolongados cortes de electricidad no funcionaron las plantas eléctricas en los hospitales Dr. Raúl Leoni y el Centro Pediátrico Menca de Leoni.

Proyecto para el Menca de Leoni

Noguera Pietri negó las denuncias de personas con sintomatología, a quienes no les dan ingreso en centros centinelas por no haber disponibilidad de camas | Foto cortesía

A propósito de haberse cumplido el 8 de abril tres años desde el cierre de este centro pediátrico, actualmente desmantelado, Noguera Pietri afirmó que “se logró la presentación de un proyecto para ese pediátrico. Debemos estar empezando, estimo yo, que en unos tres meses mientras se ejecutan los recursos, ya está aprobado desde el punto de vista presupuestario, falta la aprobación financiera, pero lo vamos a recuperar”.

El Menca de Leoni fue cerrado el 8 de abril de 2018 por problemas de infraestructura, falta de insumos y medicinas y problemas de aguas negras. Ese mismo mes, después de una visita presidencial por campaña electoral, Justo Noguera anunció la recuperación del pediátrico con una aprobación de 100 millones de bolívares en recursos. Si bien los trabajos comenzaron, estos paralizaron meses después por agotarse el presupuesto.

Desde entonces no hubo respuesta sobre el único centro pediátrico del estado Bolívar, que recibía a pacientes de otros estados como Anzoátegui, Monagas, Delta Amacuro y Amazonas. Allí se atendieron los casos de reaparición de difteria y sarampión y extraoficialmente llevaron una estadística de muertes por desnutrición desde 2017, que hasta el momento de su cierre contabilizó 30 decesos.