viernes, 12 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Habitantes del Core 8 viven entre basura y aguas servidas desde hace más de 10 años

Los afectados hacen un llamado a las autoridades para solventar las problemáticas de los sectores populares.

Habitantes del sector Core 8 viven desde hace más de una década con la basura y las aguas servidas en la comunidad debido a la deficiencia y malas políticas de recolección de desechos y la falta de mantenimiento a los drenajes.

Vecinos refirieron que el servicio de recolección de desechos de la ciudad no pasa de forma regular, lo que provoca que las personas arrojen los desperdicios en un terreno baldío que han tomado como vertedero y que permanece lleno de zamuros.

“Esto tiene más de 10 años. Siempre ha estado esto así. Aquí estuvo durante diciembre un equipo de la Gobernación rodando la basura hacia otro lado, pero la idea es que pongan una comisión de la policía a encargarse de, por ejemplo, multar a quienes botan basura. O colocar unos contenedores para que boten la basura allí. Fospuca pasa cada 20 días”, expresó un afectado.

Según los testimonios, la problemática data de ser un sector abandonado por el servicio de aseo, lo que se tradujo en la costumbre por parte de los habitantes de sacar los desperdicios hasta ese espacio.

Comentan que además hay personas en situación de calle que viven de llevar los desechos desde las casas hacia el terreno donde se ha creado un vertedero a cielo abierto. Por este servicio cobran 20 bolívares.

Foco de infección

El espacio es foco de contaminación debido a la presencia de moscas, zamuros y malos olores. A menos de 20 metros se encuentra también un drenaje tapado donde se desbordan las aguas servidas del sector.

“Los mismos vecinos son quienes botan la basura. El aseo a veces viene y a veces no viene. La última vez que limpiaron esto fue en diciembre y quedó limpiecito, pero la misma comunidad bota la basura”, aseguró un vecino.

“A veces hacen operativos, pero limpian pedacitos pequeños como para tirar foto y ya. Los últimos que vinieron fue Hidrobolívar para limpiar la cuneta de agua. Aquí hay muchas moscas, lanzan animales muertos, malos olores. La gente lanza por acá y nos afecta a nosotros”, declaró Yilenis Urrieta, quien es propietaria de una vivienda justo contigua al vertedero.

A pesar de la llegada de Fospuca Caroní al municipio durante el 2022, y las aseveraciones de una presunta mejora de la situación de la recolección y disposición de desechos, afectados refirieron que en las zonas populares el servicio no es tan continuo como en otras partes de la ciudad.

Asimismo, la Gobernación del estado Bolívar continúa sin terminar los trabajos correspondientes al relleno sanitario de la urbe, lo que sigue impulsando la creación de vertederos a cielo abierto en la región.