martes, 23 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Habitantes de Ofimeca y Aloha exigen soluciones a Corpoelec luego de 37 días sin luz 

Consecuencia de la problemática, los vecinos han tenido que dejar sus apartamentos temporalmente para huir del calor y las incomodidades. Sin embargo, quienes no tienen a dónde ir, pasan las festividades decembrinas a oscuras.

Habitantes de las torres residenciales Ofimeca y Aloha, ubicadas en la carrera El Callao, en el centro de Puerto Ordaz, exigen a las autoridades competentes soluciones ante la falta de electricidad que azota al sector desde hace 37 días. Según las cuadrillas de Corpoelec, la falla se debe a que el transformador que abastece de energía a la comunidad se quemó el pasado 21 de noviembre.

Sin luz, sin agua y sin gas: así viven desde hace más de un mes las 50 familias afectadas. Los residentes manifiestan que desde la estatal eléctrica no se les ofreció un plazo para solventar la falla, ni alguna solución para restituir el servicio. Las autoridades gubernamentales tampoco se han dirigido al sector para conocer los detalles de la problemática que viene siendo denunciada en medios de comunicación regionales.

Estamos sin electricidad, sin agua y sin gas. Hay personas que tenemos que dormir en un lugar, cocinar en otro lugar, lavar en otro lugar. De verdad, esto es inhumano. Aquí hay niños y adultos mayores”

“Tenemos 37 días desde que se quemó el transformador, aparentemente. Aún no tenemos una confirmación verídica de Corpoelec de que hayan revisado el transformador y nos sintamos seguros de que ya no sirve. Según Corpoelec, no sirve. Hicimos la denuncia a través de la aplicación, hemos tratado de hablar con la gerencia territorial, hemos tratado de enviar cartas… Estamos tratando de ver qué posibilidades hay de que nos presten un transformador que está dentro de unas instalaciones de CVG. Hemos hecho denuncias por todos los medios. Hay muchas familias que han tenido que migrar a otros lugares porque es imposible vivir aquí con el calor que hace”, expresó Némesis López, residente del edificio Ofimeca.

“Eso es un transformador que tiene 40 años allí, y como todo aquí, no están al pendiente de las cosas ni mantenimiento de nada. Estamos sin luz y sin agua. Nos dicen que estamos en lista de espera”, manifestó Annalia De Issa, otra residente.

Durante el 2023, seis comunidades reportaron fallas eléctricas por transformadores quemados, según los afectados, estos equipos tienen mucho tiempo sin ser cambiados, lo que ha provocado explosiones en las comunidades. Ante esto, Corpoelec no cuenta con los equipos necesarios para restituir el servicio. 

Familias deben dejar sus apartamentos

Consecuencia de la problemática, los vecinos han tenido que dejar sus viviendas para alojarse temporalmente en hogares de familiares y amigos. Esto para huir del calor y las incomodidades. Sin embargo, quienes no tienen a dónde ir deben pasar sus navidades a oscuras.

“Aquí si no hay electricidad no llega agua. Estamos sin electricidad, sin agua y sin gas porque tampoco hay gas. Hay personas que tenemos que dormir en un lugar, cocinar en otro lugar, lavar en otro lugar. De verdad, esto es inhumano. Aquí hay niños y adultos mayores, mi hija tiene 18 años y tiene una dermatitis fuerte. Ella no puede estar en este calor. Nos tuvimos que ir a dormir a otro sitio porque se brota de una manera terrible. Yo tengo pruebas de esa crisis. El calor es algo que le genera crisis. ¿Cómo hago yo con esa niña pasando calor todo el día? Y así como yo hay muchas personas que han tenido que irse”, alegó una afectada.

Quienes han permanecido en las edificaciones deben subir y bajar por las escaleras, cocinar con tobos de agua y ser asistidos por vecinos o allegados.

Corpoelec sin transformadores  

Ante la falta de un reemplazo para el transformador, Corpoelec alegó que la comunidad está en lista de espera, como tantos otros sectores, ya que no hay equipos disponibles.

Los vecinos aseguran que el precio de la reparación supera los 10 mil dólares, por tanto, no pueden costearlo por sí mismos como han hecho los vecinos de otras zonas para resolver problemas menores ante la falta de recursos de la estatal.

“Nos han dicho que está entre los 15 mil dólares. Es un costo que no tenemos la capacidad de pagar entre todos. Tampoco nos dieron algún plazo o nos han dicho dentro de cuánto tiempo podrán solucionar esto. Eso es nuestra preocupación: la incertidumbre de cuándo nos van a solucionar esto. Hemos tenido que migrar a otros lugares para poder dormir bien. Imagínense cómo han sido las navidades de nosotros. Estar en otro lugar, así sea en familia, no es lo mismo que estar en nuestras casas. Hacemos un llamado a las autoridades a que se aboquen y nos digan al menos cuándo nos pueden solucionar esto”, enfatizó Flores. 

Sin atención gubernamental  

Los declarantes señalaron que, a pesar de las denuncias realizadas, ningún funcionario del ejecutivo regional o municipal ha visitado el sector al menos para conocer los detalles del caso.

“¿Cómo podemos sentirnos nosotros cuando vemos que en Guayana han hecho tantos encendidos de luces y tantas fiestas y nosotros estamos acá sin electricidad? Es muy triste lo que estamos viviendo”, afirmó Flores.

En diciembre de 2023 se han reportado casos de fallas eléctricas en otras urbanizaciones como Villa Alianza, donde la empresa gubernamental encargada del servicio tampoco ha ofrecido alternativas de solución a la falta de energía eléctrica.