jueves, 22 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Gobernación de Bolívar ensaya nuevos controles para regularizar el caos por la falta de gasolina

La implementación de las nuevas medidas para el suministro de combustible en Ciudad Guayana intenta reducir con un sistema de tickets los largos trasnochos.

@g8che

     

Motorizados sin respuesta


Motorizados declararon haber recibido malos tratos por parte de funcionarios del Estado | Fotos William Urdaneta

A pesar de los nuevos controles, los motorizados denunciaron que fueron excluidos de la logística para el suministro y que la medida era un retroceso al no ser atendidos por los cuerpos de seguridad del Estado.

“Antes nos atendían entre las 12:00 y 12:30 del mediodía pero ahora es cuando les dé la gana”, indico uno de los motorizados afectados al no tener respuesta de la hora para abastecer, además agregó que muchos funcionarios se han aprovechado de su poder para llenar bidones por fuera de las colas de gasolina.

A pesar que el gobernador del estado Bolívar, Justo Noguera, sostuvo en los últimos meses de 2019 que el volumen y suministro de gasolina había alcanzado niveles normales, el escenario en las calles y avenidas de Puerto Ordaz sigue marcado por las largas colas de carros.

Luego de más de tres meses de la irregularidad del surtido de combustible, la Gobernación del estado Bolívar vuelve a modificar la logística para el suministro, resultando menos traumática para algunos choferes a pocos días de su implementación, aunque dista de la normalización de la situación.

Desde la madrugada del día anterior, los conductores hacen fila en los alrededores de las ocho gasolineras bajo supervisión del gobierno regional, como es el caso de la estación de servicio Las Américas, donde se elaboran listas, para luego marcharse hasta las 4:00 am del día siguiente y así poder llevar el conteo y posición de cada uno de los vehículos.

La medida aplicada por el Estado no permite colas de gasolina con días previos al día de suministro ni en esa, ni en las otras siete y hasta ahora funciona como la menos caótica y agotadora de todos los procesos implementados.

Algunos choferes mencionaron ser más rápida que antes y que parecía tener una mayor garantía. Personas con ticket de número 200 pudieron surtir antes de las 10:00 de la mañana.

Esta medida no fue aplicada para todas las estaciones, por lo que aún se pueden ver distintos tipos de vehículos haciendo una y hasta dos colas kilométricas donde incluso pasan varios días para poder surtir de combustible.

Un país petrolero en quiebra

A pesar que el régimen de Nicolás Maduro constantemente ha culpado al bloqueo por parte de Estados Unidos de la crisis humanitaria que aflige a los venezolanos, el descalabro del sector petrolero tiene su origen mucho antes del tiempo de las sanciones aplicadas por la deriva dictatorial, especialmente, a partir de las elecciones de mayo de 2008 cuyo proceso no convenció a la comunidad internacional excepto los países aliados del gobierno chavista.

Según la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), en su informe anual 2013, año en que llega Nicolás Maduro al poder, Venezuela producía 2.3 millones de barriles diarios, números que se fueron desplomando junto a la gestión de gobierno.

Para 2019, en el informe anual de la OPEP se refleja, con datos del gobierno, la cifra de 1 millón de barriles de petróleo diarios, pero fuentes secundarias, no estiman ni siquiera la producción de más de 792 mil, casi un tercio de lo que se producía en 2013.

Incluso, Venezuela fue superada por Colombia en el mes de marzo de 2019 con respecto a producción de barriles de petróleo diarios, algo que no sucedía en décadas y que era impensado considerando las vastas reservas de petróleo de Venezuela con las del país vecino.

El sector transporte parado

Al sector transporte no solo lo afectan los costosos repuestos y la grave delincuencia, sumado a esto, el problema de la gasolina ha conllevado a que muchas unidades hayan pasado de las constantes idas y venidas entre una parada y otra a la paralización de sus unidades por dos o más días.

En la Base Aérea Teófilo Méndez de Puerto Ordaz es el único lugar donde les permiten surtir de gasolina para trabajar, se iban a suplir las carencias de 300 unidades de transporte, pero en la cola se encontraron más de 400 vehículos, y el día lunes quedaron unidades por fuera.

Una de las transportistas denunció como algunos presidentes de líneas estaban vendiendo cartas de afiliación a personas que no son prestan el servicio.

 
“Tenemos a la ciudad abandonada”, manifestó transportista al no poder trabajar con regularidad 
 

Otros transportistas de la línea de la ruta de Villa Bahía contabilizan este martes tres días sin lograr trabajar y que por la falta de organización muchos no han querido respetar la cola que más de 70 transportistas están haciendo tras la fallas en el surtido del día lunes.

Exigen lograr un trato preferencial, con un número limitado por sector en todas las bombas de Ciudad Guayana o dividir la distribución con líneas de Puerto Ordaz en el Parque Cachamay y con los transportistas de las zonas de San Félix en el estadio La Ceiba.

Además, distintos transportistas manifestaron no poder dar nombres al ser censurados y amenazados con no ser abastecidos de combustible al declararle a los medios de comunicación su problemática.

Mientras tanto la poca producción de petróleo, la paralización de las refinerías y el contrabando de gasolina en la que funcionarios del Estado forman parte hacen bastante remota la posibilidad de una solución que elimine las colas y garantice el suministro de combustible a los ciudadanos.