domingo, 25 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Fundaproba contabilizó al menos 100 casos de maltrato animal en 2020 en Guayana, solo dos se resolvieron

Uno de los casos más recientes de maltrato animal sin justicia es el de Blanckie, un cachorro de El Guamo en Puerto Ordaz al que su dueño lo encierra en una jaula sin techo y lo aprieta del cuello mientras lo arrastra por el suelo.

@mlclisanchez 

La Fundación para la Protección y Bienestar Animal (Fundaproba) contabilizó al menos 100 casos de maltrato animal en Ciudad Guayana en lo que va de año. Solo en dos casos hubo justicia, así lo denunció la directora de la organización, Krizia Vidal. “Hemos acudido siempre a todas las instancias, pero lamentablemente la gente está muy cegada a esto”, dijo.

Uno de los casos más recientes sin resolver es el de Blanckie, un cachorro que reside en la urbanización El Guamo en Puerto Ordaz. Aunque la organización juntó evidencia grabada para demostrar el maltrato al que el animal fue sometido por su dueño, Misión Nevado Bolívar y Ministerio Público desestimaron el caso debido a que el animal no mostraba heridas externas de maltrato, de acuerdo con Vidal.

Anteriormente, las autoridades le informaron a la fundación que debía presentar pruebas de maltrato en flagrancia para tomar acciones y rescatar al cachorro, por lo que los vecinos de la comunidad que reportaban a la fundación los lamentos del perro todas las madrugadas, grabaron lo sucedido.

En grabaciones y fotos se observa al cachorro encerrado en una jaula estrecha sin techo en el patio de la casa, y al hombre apretando al animal por el cuello mientras lo arrastra por el suelo. Vecinos testificaron que el hombre enterraba el hocico del cachorro entre sus heces para disciplinarlo.

   
En una semana Fundaproba recibe más de 10 casos de arrollamiento, ninguno de los choferes se hace responsable del animal | Fotos cortesía Fundaproba

La fundación logró rescatar a otro perro del mismo agresor de Blanckie, llamado Bolt. A este lo metía en un saco para asfixiarlo y lo golpeaba con un tubo.

“Nosotros rescatamos a ese animalito (Bolt), le conseguimos otro hogar y todo bien. Pero resulta que el señor decide tener otro perro, y nos notificaron que le estaba haciendo lo mismo. No van a hacer nada por él hasta que le fracturen una pata o le saquen el ojo”, lamentó.

Vidal explicó que hay una tasa alta de impunidad pese a que existe la Ley para la Protección de la Fauna Doméstica Libre o en Cautiverio. Y que no se previene el maltrato animal porque los casos se desestiman si el animal no muestra heridas físicas graves, o las instancias tardan en accionar. El caso de Blanckie, por ejemplo, tuvo un proceso de cuatro meses sin llegar a concretarse.

“Blanckie no tenía heridas físicas ni fractura de pata ni un ojo afuera, pero es un perro que ha sido maltratado y tenemos evidencia de eso, pero Misión Nevado no encontró evidencias de maltrato ni determinó causa probable”, manifestó la proteccionista.

Desde que en junio de este año un perro fue lanzado desde el quinto piso de un edificio en Unare, la Fiscalía General ordenó que los casos de maltrato animal pasaran a ser competencia del Ministerio Público.

El fiscal general, Tareck William Saab, informó en ese momento que presentaría una reforma de la Ley de Fauna Doméstica, Libre y en Cautiverio ante la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), aunque legalmente es competencia de la Asamblea Nacional.

Esto porque hasta ahora los casos de maltrato animal están tipificados como faltas, pero no como delitos, por lo que las sanciones son multas entre las 40 y 70 unidades tributarias.

Esta nueva medida no ha sido suficiente para prevenir el maltrato animal hasta ahora: “¿hasta qué punto tienen que sufrir para que nos den una autorización para actuar? Tenemos que entender que el derecho a la vida no es solo para el humano”, puntualizó Vidal.

Arrollamientos en aumento

La fundación también denunció el aumento de arrollamientos a los animales en la ciudad durante la cuarentena. En una semana la fundación puede recibir el reporte de más de 10 casos de arrollamiento, en la mayoría de los casos, el animal queda mal herido, o muerto.

“Me han llamado por más de 10 casos de arrollamiento, son demasiados. No debería porque hay menos circulación en la calle, se supone que no hay gasolina, pero, ¡qué fácil pisar a un perro! Debería mermar, pero ha aumentado el problema increíblemente”, protestó Vidal.

   
Alexa fue atropellada en San Félix, tuvo fractura en todas sus patas y agonizó por una semana

Ninguno de quienes cometieron el arrollamiento se responsabilizó del animal herido. “Estamos en un daño cultural terrible, se supone que la cuarentena iba a sacar lo mejor de nosotros, que la gente iba a reflexionar y tomar mejores acciones, y lo estamos empeorando todo”, dijo.

Uno de los sucesos más resaltantes es el caso de Alexa, una perra que fue atropellada en la UD-104, en San Félix, presentaba fractura y deformación en sus patas además de daño neurológico. El animal pasó una semana agonizando, de acuerdo con el reporte de Fundaproba. Después de ser rescatada por la fundación murió.

Fundaproba lleva 12 años de trayectoria en Ciudad Guayana, es la única fundación proteccionista de la urbe que debe su accionar al apoyo de la sociedad civil, con algunas colaboraciones del órgano encargado de gestionar todo lo relacionado a los animales de la calle, Misión Nevado, adjunto a la vicepresidencia de la República.

Misión Nevado tiene su sede en Ciudad Bolívar, pero no en el municipio Caroní, por lo que las esterilizaciones para el control poblacional de los animales, las vacunaciones, el rescate y reubicación de los animales de la calle recaen sobre Fundaproba, en alianza con donantes nacionales e internacionales y proteccionistas independientes.

En el refugio de la organización hay en la actualidad 70 perros rescatados, más al menos 10 perros y gatos que se encuentran en hogares temporales esperando ser adoptados.