viernes, 14 junio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Familias afectadas por derrumbe en Castillito exigen ayuda al Estado para reconstruir bases de sus casas

Vecinos requieren, al menos, 100 sacos de cemento, dos camiones de arena y un camión de piedras picadas. Aunque hace 15 días autoridades prometieron ayudar, no ha sucedido. | Foto Laura Clisánchez

@mlclisanchez 

Los habitantes afectados por el deslizamiento de tres viviendas en Castillito, solicitan a la Alcaldía de Caroní o Gobernación del estado Bolívar, apoyo con materiales de construcción para reconstruir las bases de las casas afectadas.

El pasado martes 27 de julio, las bases de tres casas en la calle Cazorla, Urbanización Orinoco, Ciudad Guayana, cedieron ante el desbordamiento del desagüe provocado por las lluvias y la obstrucción de basura y escombros en la canal.

“La lluvia está cada vez peor, estamos peligrando aquí”, expresó una afectada por el derrumbe | Fotos Laura Clisánchez

Los vecinos informaron que las autoridades acudieron en dos ocasiones al sitio y prometieron apoyar con material de construcción, pero han pasado más de 15 días y eso no ha ocurrido.

Neibaldo Trespalacios, de 65 años, fue el más afectado por el derrumbe. Perdió todo el baño de su casa y un cuarto de la base. El hombre tuvo que desalojar a su familia de la vivienda hasta solventar la emergencia.

“Desgraciadamente llegó el invierno y la tormenta de agua arrasó con parte del muro de contención que había… nosotros lo que necesitamos es ayuda con materiales, arena, cemento y piedras picadas es lo más importante que necesitamos, y lo que es más costoso. Lo que podemos costear nosotros es la mano de obra”, manifestó.

“Necesitamos rellenar, que podamos levantar nuestra casa. Como está la situación no podemos comprar los materiales, y la lluvia está cada vez peor, estamos peligrando aquí”, expresó María Rincón, de 65 años. Rincón sufrió una caída intentando rellenar por cuenta propia la base de su residencia.

Para dar estabilidad a las viviendas, los vecinos necesitan al menos 100 sacos de cemento, dos camiones de arena y un camión de piedras picadas.

La temporada de lluvia continúa, y con eso los residentes temen que el desagüe se desborde nuevamente y las casas terminen de ceder.

Los vecinos necesitan al menos 100 sacos de cemento, dos camiones de arena y un camión de piedras picadas