sábado, 24 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Familia afectada por derrumbe de vivienda decide habitar cancha deportiva como refugio provisional

Los estragos de las recientes lluvias en Ciudad Guayana incluye el derrumbe parcial de una casa en la urbanización Orinoco. Lo que queda de la vivienda de dos plantas está en riesgo de que termine de colapsar.

Además del derrumbe de una vivienda en el sector de Pinto Salinas, en San Félix, y que se suma a las dos que colapsaron en esta misma comunidad en el mes de abril; en la urbanización Orinoco, Castillito, Puerto Ordaz, las lluvias del pasado domingo 18 de junio también dejaron a una familia damnificada.

Es el caso de Yesimar Borges. La vivienda, de dos plantas en la que residen, colapsó en la parte de abajo afectando dos habitaciones, el área del lavadero y parte de la cocina.

“El agua subió a un nivel que llegó hasta la sala y estábamos grabando como podíamos. Entonces sentimos el desplome, se derrumbó todo y estamos ahorita viviendo en el frente de la casa porque no podemos estar aquí porque hay muchas grietas, no está habitable. Y bueno, como en vista de que no nos ayudan y hay niños, personas con discapacidad, embarazada, nos vamos a ir a la cancha que está en el frente. Ahí vamos a ocupar ese espacio, porque no podemos estar aquí”, relató.

Inicialmente, los afectados fueron llevados a la antigua prefectura de Villa Colombia, como un refugio temporal. Sin embargo, alegaron que durmieron mal, en sillas de sala de espera.

“Mi hermana es discapacitada. Ella estuvo sentada toda la noche y le dan convulsiones. Toda la noche sentada en una silla, imagínate. No había agua donde nos llevaron. Tampoco había baño (…) nosotros no pudimos rescatar nada, aparte de la ropa, nos quedamos con lo que teníamos puesto”, relató Borges.

En la vivienda habitaban unas 20 personas. Ocho de ellas residían en la planta baja: cinco adultos y tres menores de edad; mientras que en el segundo nivel vivían 12 personas: tres adultos y el resto menores de edad.

El pasado 19 de junio, en un recorrido por sectores afectados por las lluvias, el gobernador Ángel Marcano prometió viviendas dignas a las familias afectadas en Pinto Salinas, así como atender urgentemente la cárcava de este sector. Sin embargo, no se refirió a los estragos en esta vivienda de la urbanización Orinoco, en la parroquia Cachamay.

Por ello reiteran el llamado a las autoridades gubernamentales a dar respuesta luego de quedar damnificados por los fuertes aguaceros. Es de recordar que el lunes el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inameh) hizo una alerta de prevención por lluvias en 11 estados de Venezuela, en el que se incluyó a Bolívar con alerta amarilla e instó a estar prevenidos por al menos dos días más.