jueves, 29 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

En Villa Celestial piden a la Gobernación de Bolívar reanudar construcción de escuela abandonada

La escuela de Villa Celestial fue un proyecto que el exgobernador Francisco Rangel Gómez prometió a la comunidad en 2015. Los trabajos iniciaron, pero la construcción se paralizó un año después del arranque. | Foto Laura Clisánchez

@mlclisanchez

Un esqueleto de concreto envuelto en maleza y con un manto asfáltico corroído es lo que queda de la escuela de la comunidad de Villa Celestial en Puerto Ordaz, una obra que el exgobernador de Bolívar, Francisco Rangel Gómez, se comprometió a construir en 2015.

 

Eso es un beneficio para tantos niños que muchas veces no tienen donde estudiar. Teniendo un espacio cerca donde los niños pueden participar, ¿por qué no terminarlo? ¿quién lo va a venir a ejecutar? Esto es un derecho que le corresponde a los niños”

afirmó Merlis Belmonte

 

La construcción comenzó con el programa gubernamental “Barrio Nuevo, Barrio Tricolor”, pero se paralizó un año después cuando faltaba 35% para terminarla. Desde entonces, los habitantes de la comunidad han enviado cartas a la Gobernación de Bolívar y a la Zona Educativa, pero no han tenido respuestas.

Una vez más solicitan a la Gobernación reanudar la construcción del centro educativo cuya infraestructura es de dos alas con seis salones espaciosos en cada lado. “Hemos pasado fotos de la estructura y cartas también, pero todo queda en palabras. Vienen, inspeccionan y todo se queda así”, manifestó Merlis Belmonte, vecina del sector.

“Con promesas no hacemos nada”

Los habitantes señalaron que en las zonas aledañas a Villa Celestial hay al menos cuatro colegios y dos liceos que no son suficientes para la población infantil del lugar. “A muchos niños han rechazado por la falta de cupos, porque están colapsados, sobre todo en Las Amazonas”, explicó Rocío Velazco, otra habitante del sector.

Representantes de la comunidad han enviado cartas a la Gobernación y a la Zona Educativa para solicitar reanudar la construcción del colegio, pero no han recibido respuestas | Foto Laura Clisánchez

“Eso es un beneficio para tantos niños que muchas veces no tienen donde estudiar. Teniendo un espacio cerca donde los niños pueden participar, ¿por qué no terminarlo? ¿quién lo va a venir a ejecutar? Esto es un derecho que le corresponde a los niños”, expresó Belmonte. “Cumplan, que con promesas no hacemos nada”, agregó.

Antes de que Rangel Gómez ordenara iniciar la construcción del colegio, los vecinos de la comunidad solicitaron a la Alcaldía de Caroní, en ese momento en manos de José Ramón López, la construcción de un colegio pequeño conocido como “Simoncito”, que tendría cuatro salones de clases. Los recursos fueron aprobados, pero la construcción tampoco continuó.

Ciudad Guayana está llena de obras inconclusas. La mayoría fue aprobada sin contraloría de recursos. La escuela de Villa Celestial se suma a la lista, junto al hospital tipo III de San Félix, la Villa Olímpica, distribuidores viales y demás promesas, en su mayoría, anunciadas en tiempos de campaña electoral.