lunes, 23 de mayo de 2022

En Villa Africana y Los Olivos protestan en la calle por servicio crítico de agua potable desde hace cuatro años

Ante la oferta de paliativos por parte de Hidrobolívar, los afectados exigen equipos de bombeo nuevos y no reparados para dar solución permanente a la crisis del servicio.

Ante la oferta de paliativos por parte de Hidrobolívar, los afectados exigen equipos de bombeo nuevos y no reparados para dar solución permanente a la crisis del servicio.

@mlclisanchez

Habitantes de Villa Africana y Los Olivos salieron a protestar este jueves 20 de enero en el semáforo de la Unexpo, en Puerto Ordaz, para exigir la distribución continua de agua potable. En estos sectores el servicio es deficiente -e incluso inexistente en las zonas altas- desde hace cuatro años.

Expresan que ni la gestión de Justo Noguera en la Gobernación de Bolívar, ni la reciente de Ángel Marcano han manifestado interés en restituir el servicio básico más allá del discurso político.

En Villa Africana el servicio es crítico especialmente en las manzanas 1, 2, 3, 6, 8, 10 y 41, además de los sectores Alameda, calle Uganda y calle Mediterráneo. Solo el año pasado los vecinos salieron a manifestar en al menos siete ocasiones.

 

Bolívar renace es la consigna de la nueva gestión de la Alcaldía y Gobernación de Bolívar en manos del PSUV, pero a casi dos meses de haber asumido los cargos los nuevos mandatarios, los problemas en la ciudad no solo son los mismos, sino que empeoran sin tener a mano soluciones a corto y mediano plazo

 

A la parte baja llega agua por gravedad ante la avería del sistema de bombeo, pero no la suficiente para llenar los tanques durante todo el día.

“No queremos paliativos, queremos una solución definitiva”, exigen los afectados, que resaltaron que Hidrobolívar solo promete paliativos para la crisis del servicio en lugar de soluciones. La última promesa de la estadal fue que en un mes repararía una bomba de succión de la planta PT1 de Golfo 7.

Hidrobolívar ofrece reparaciones de corto plazo porque no hay un plan de contingencia estadal que contemple inversión en el sistema de distribución de agua y plantas de tratamiento de la ciudad. Hasta ahora se aplican arreglos puntuales y cortes programados, en su mayoría sin notificar a los ciudadanos.

Conforme aumenta la población y los equipos se deterioran, el servicio se agrava y obliga a los perjudicados a invertir en cisternas, colectar agua de lluvia, cargar agua en carretillas desde zonas remotas e, incluso, romper tuberías. 

Bolívar renace pero sin agua

“Hacemos un llamado al alcalde y gobernador para que solucione este problema, no queremos pañitos de agua caliente, no queremos bombas remendadas, queremos bombas nuevas, queremos soluciones ya”, exigió María Hernández, habitante del sector desde hace 25 años.

La mayoría de los afectados en Villa Africana por falta de agua son personas de la tercera edad. Muchos no pueden costear cisternas de agua | Foto William Urdaneta

Hernández resaltó que la población afectada está conformada mayoritariamente por personas de la tercera edad. La crisis del suministro los obliga a contratar camiones cisterna para llenar los tanques. El servicio vale entre siete y 10 dólares cada mil litros.

“Estamos hablando de personas que no tienen ingresos suficientes para pagar siete dólares por cada mil litros de agua que cuesta llenar un tanque, estamos hablando de cinco mil litros, 35 dólares y que, dependiendo del consumo de la persona, no duran mucho”, puntualizó.

“Necesitamos el agua primero porque estamos en pandemia, y segundo, porque es un derecho consagrado en la Constitución, no es algo opcional, o un lujo, es una necesidad”, concluyó.

En Los Olivos también protestan

Vecinos de Los Olivos también se unieron a la protesta. Señalan que desde hace seis meses tienen apenas entre cuatro y cinco horas diarias de suministro de agua potable y a bajo caudal, aparte de que llega con residuos.

“O lavas la ropa, o friegas o te bañas, pero las tres cosas no se pueden al mismo tiempo. Yo que trabajo con comida tengo que dejar para limpiar todo en la noche. Dependemos de un tobo de agua para sobrevivir, ¿hasta cuándo?”, manifestó Adrián Ávila, habitante de Los Olivos.

“Necesitamos solución, esto es algo vital”, agregó.

Aliana Estrada, concejal del municipio Caroní, también acudió a la convocatoria. “Ponemos a la orden nuestro cargo para que los ciudadanos vayan a la Cámara Municipal y eleven su protesta, para decirle al alcalde Tito Oviedo que resuelva los problemas de agua en Ciudad Guayana”, dijo.

Estrada aseguró que desde la Cámara Municipal de Caroní se dará derecho de palabra a los ciudadanos por la crisis del agua potable.

Bolívar renace es la consigna de la nueva gestión de la Alcaldía y Gobernación de Bolívar en manos del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), pero a casi dos meses de haber asumido los cargos los nuevos mandatarios, los problemas en la ciudad no solo son los mismos, sino que empeoran sin tener a mano soluciones a corto y mediano plazo.

El agua es un derecho humano fundamental e indispensable para dos cosas: La salud y la dignidad de las personas, tal como consagra Naciones Unidas. Por lo tanto, los Estados deben garantizar a la población el derecho al agua, salubre, aceptable, suficiente y accesible para todos sin discriminación.

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img