martes, 28 de junio de 2022

En Urbanización La Llovizna unas 700 familias tienen cinco semanas sin ABA de Cantv

Mientras la telefónica reinstala un equipo que aseguró repararía, los vecinos deben pagar montos elevados en recargas telefónicas para cumplir con actividades cotidianas de clases y teletrabajo. | Foto William Urdaneta

Mientras la telefónica reinstala un equipo que aseguró repararía, los vecinos deben pagar montos elevados en recargas telefónicas para cumplir con actividades cotidianas de clases y teletrabajo. | Foto William Urdaneta

@g8che

Residentes de la Urbanización La Llovizna, en la UD-145, San Félix, cumplen cinco semanas sin Acceso a Banda Ancha (ABA) de Cantv, luego de que a finales de agosto una tarjeta se quemara y no fuera repuesta por trabajadores de la estatal.

“No nos dan respuesta como tal, nos dijeron que habían mandado a reparar una tarjeta, pero seguimos sin internet”, dijo José Ortiz, uno de los residentes afectados.

A inicios de septiembre, un funcionario de la telefónica les prometió que les repondrían la tarjeta y que en un periodo de dos semanas les restablecerían el servicio, pero no fue así. “No han solventado, ni han dado más respuesta al respecto, solamente esperen”, afirmó.

Ortiz durante este periodo ha gastado más de 65 dólares entre un chip telefónico y el pago de recargas, para que sus dos hijos puedan descargar el material que le envían en clases y cumplir con sus asignaciones.

Lucy Vizcaíno, otra residente afectada, estima que son más de 700 los perjudicados por esta falla que, ante el desespero, han pensado en protestar en las calles para recibir solución.

Señaló que a pocos días de comenzar un nuevo periodo escolar sus hijos necesitan el internet para ver clases y entregar asignaciones. “Quisiera respuesta y acción (…) que nos solucionen los más pronto posible”, exigió.

La escasa inversión en repuestos hace que el servicio de internet de Cantv sea de los más deficientes, y el que más tarda en resolver las fallas. Residentes de distintas urbanizaciones de Ciudad Guayana pueden padecer meses y hasta años sin el servicio.

Vecinos de Terrazas del Caroní, El Caimito y Villa Icabarú también han padecido problemas similares, sin contar con respuesta rápida de la estatal para atender las fallas, en momentos de teletrabajo y clases a distancia, cuando el servicio es vital para cumplir con tareas diarias.

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img