viernes, 19 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Crece el caos en las colas por despacho irregular de combustible en Bolívar

En horas de la noche de este jueves se generó un enfrentamiento entre policías y ciudadanos que hacían cola en la estación de servicio Cachamay, cuando los funcionarios ordenaron el desalojo y se llevaron por la fuerza a unos conductores.

Durante la noche del jueves 1 de junio hubo tensión en las adyacencias de la estación de servicios Cachamay, en Castillito, Puerto Ordaz, cuando la Policía del estado Bolívar llegó para desalojar a quienes hacían cola y se llevó detenida al menos a una persona.

En videos difundidos en redes sociales y según testimonios de conductores, el problema empezó con discusiones entre conductores por los puestos en la cola. Denuncian que, como ha ocurrido otras veces, habitantes de las comunidades cercanas en la franja de Castillito se habrían autoasignado los primeros 200 lugares de la fila, sin importar si otra persona llega primero.

“En Core 8 pasa lo mismo, eso es un desastre. La eliminación de bombas subsidiadas y del marcaje que se hacía previamente empeoró la situación. No vemos mejoría y cada vez es más difícil echar gasolina en una bomba subsidiada. El gobernador dijo que no se podían hacer colas de noche, pero si no te vienes desde el día anterior al que te toque, te quedas por fuera”, denunció uno de los conductores.

Cuando la Policía llegó al lugar para desalojarlos, comenzó el forcejeo entre funcionarios y personas en cola que intentaban evitar que se llevaran a otros choferes detenidos. En los videos se observa que al menos dos personas fueron montadas por la fuerza a la patrulla policial. Sin embargo no se conocen sus identidades.

Desde el 2 de mayo, por orden del gobernador Ángel Marcano están prohibidas las colas nocturnas y fuera del día de despacho. Esto no se cumple por el hecho de no haber garantía de suficiente combustible para todos los conductores.

“Hasta en las bombas dolarizadas, si llegas a las 5:00 de la mañana, cuando se supone que deben empezar las colas, ya hay como 200 carros adelante. A veces a mitad de mañana no hay gasolina o empiezan despachar en la noche. El miércoles, en la estación de Villa Bolivia, la gandola llegó casi en la noche”, comentó un usuario.

A esta medida del gobierno regional se suma la orden que dio Pdvsa de eliminar al menos 15 estaciones de servicio subsidiadas en Caroní, Angostura del Orinoco y Piar, y pasarlas a venta dolarizada.

En medio del caos, el gobernador Ángel Marcano no ha vuelto a informar sobre la llegada de las embarcaciones con 40 mil barriles de gasolina por semana, con cuyo inventario esperaba regularizar el despacho y con ello levantar las restricciones.

Además alegó que el problema de distribución en Bolívar es consecuencia de las perforaciones producto de actos vandálicos al poliducto que va desde San Tomé, en Anzoátegui, hasta Puerto Ordaz. Por allí se estaría perdiendo el 30% del combustible que debería distribuirse a Bolívar, según declaró el mandatario regional a la prensa.