sábado, 28 de mayo de 2022

Conato de invasión en Las Palmeras 2 dispara alarma sobre vulnerabilidad de la propiedad privada

Inmuebles pendientes por refracciones, cuyos costos hacen imposible terminarlas en el tiempo deseado por los propietarios, se convierten en blanco de invasores.

Un grupo de entre 30 y 40 personas irrumpió el domingo en los edificios Las Palmeras II, ubicados en la avenida Atlántico, frente al Centro Comercial El Tiamo, en donde opera, entre otras franquicias, Pollos Arturo’s.

Los invasores valiéndose de la entrada de uno de los vecinos al estacionamiento accedieron a la propiedad para intentar apropiarse de algunos apartamentos que se encuentran vacíos en el conjunto residencial.

Néstor González, propietario de uno de los apartamentos, manifestó que el conato de invasión que vivieron el domingo a partir de las 4:00 de la tarde ocurrió cuando “un vecino pasó y un sujeto atravesó el vehículo en la puerta eléctrica y ahí aprovecharon para entrar al conjunto residencial”.

De acuerdo con otro vecino, Ander Cabello, los invasores alegaron haber sido estafados por una constructora, por lo que tomaron algunos departamentos como forma de cobro. Sin embargo, aunque no todos los pisos están habitados porque continúan en proceso de acondicionamiento, ya cada uno tiene título de propiedad, “todo el conjunto ha sido entregado en su totalidad… cada apartamento tiene su propietario, su dueño con documento en mano”.

Oscar Gómez, presidente de la Cámara de la Construcción, comentó que en Puerto Ordaz al menos hay 50 construcciones paralizadas, entre edificios y conjuntos residenciales de los que calcula que en Bolívar el déficit habitacional es de al menos 150 mil viviendas.

Esta situación representa una amenaza a los dueños que inclusive tienen tiempo viviendo allí. Andrés Brito logró mudarse allí hace año y medio, tuvo que terminar de acondicionar y realizar los trabajos faltantes desde aproximadamente el 2014. Los propietarios consideran injusto que luego de tanto trabajo y gastos sean intimidados por esta oleada de invasores.

Soluciones a medias

Para González, el problema fue resuelto cuando funcionarios de la Policía regional y de la Guardia Nacional Bolivariana constataron que los invasores no tenían papeles de los apartamentos “Vinieron para acá haciéndose pasar como propietarios, manifestando ante los cuerpos de seguridad de que ellos tenían propiedad, más ninguno de ellos logró demostrarlo”.

A pesar que los invasores lograron ser desalojados de manera pacífica, la amenazas continúa, ya que los invasores manifestaron que luego volverán para seguir intentando su cometido.

 


Familias afectadas exigen garantías al derecho a la propiedad 

 

Adner Sotillo aseguró haber escuchado de uno de ellos al ser despachados, “bueno, vamos a traer más invasores”.

Venezuela es uno de los países que más problemas tiene con respecto al respeto a la propiedad privada, de acuerdo con Cedice Libertad, para 2017 Venezuela ocupaba la casilla 126 de 127 en el ranking de países con derecho a la propiedad, números que para el siguiente año se fueron agravando. Según el Observatorio de Derecho a la Propiedad se registraron 14.523 afectaciones a la propiedad privada en 2018, de las cuales las invasiones formaban parte con 14 incidencias.

Invasiones frecuentes

El secretario de Gestión Urbana de la Alcaldía de Caroní, Giovanny Barrios, manifestó desconocer cualquier tipo de invasión en esta zona, pero recalcó que la autoridad municipal respetará en todo momento el derecho al ejercicio sobre su propiedad, y que dependiendo de los casos serán atendidos por cuerpos de seguridad y la fiscalía.

Por su parte, Ana Carrasquero, coordinadora del Observatorio de Propiedad, considera que la política de expropiación -iniciada durante el gobierno de Hugo Chávez- tanto en el campo como en las industrias ha permitido que algunas personas se sientan respaldadas en este tipo de tomas ilegales. “De alguna forma ha habido una institucionalización del arrebato a la propiedad que lo promueve el gobierno central y lo ejecuta el gobierno central”, dijo.

Además Carrasquero considera que la emergencia humanitaria compleja y las medidas de control por parte del Estado les ha servido al gobierno para seguir generando zozobra, la migración inducida de 5 millones de personas han dejado una innumerable cantidad de casas solas sumado a los censos para cajas CLAP, que empoderan más a los voceros comunales y les da conocimiento de cuáles son las viviendas vacías llevando así a un contexto difícil y preocupante para los propietarios.

Exigen justicia

El grupo de vecinos que formulo denunciaron que todo fue promovido por Jenny Pacheco “Estamos seguros porque estuvo aquí en la obra”. La exdirigente vecinal ya había sido privada de libertad tras denuncias de habitantes de Villa Yenisha en 2017, entre los cargos que tenía imputados estaban agavillamiento, lesiones generales, amenaza de muerte e intento de homicidio en grado de frustración.

José Medina, uno de los propietarios afectados, aboga por el respeto al derecho a la propiedad e hizo énfasis en el arduo esfuerzo económico que realizan las familias para hacer habitables los apartamentos. “Estamos haciendo el esfuerzo bajo la situación país, poco a poco tratando de arreglar para habitar nuestras propiedades”.

Los vecinos aguardan que la formulación de las denuncias en los organismos correspondientes no solo resulte en desenmascarar a los invasores sino también garantizar resguardo tanto para ellos como para sus propiedades luego de las amenazas.

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img