martes, 27 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Colegio de Ingenieros ratifica su disposición de trabajar con Hidrobolívar para solventar la problemática del agua

Pedro Acuña aseveró que la hidrológica debe dejar la opacidad y suministrar información al personal capacitado para solventar las fallas del servicio en Guayana.

El presidente del Colegio de Ingenieros, Pedro Acuña, ratificó la disposición del gremio de contribuir con la mejora del abastecimiento de agua en la ciudad. Acuña aseguró que la problemática no se solucionará haciendo reparaciones pequeñas, sino estudiando el sistema de acueductos como un todo.

“Antes teníamos un sistema que abastecía a todos los ciudadanos, hoy el servicio no puede prestarse de manera continua. Tenemos personal capacitado y solicitamos a Hidrobolívar que nos brinde la información y deje la opacidad. Hemos hecho análisis sobre la capacidad que tiene el embalse de Macagua y la que debería tener. Podemos asesorar al Estado”, aseguró.

La sociedad civil agrupada en el Frente Amplio Venezuela Libre (FAVL) organizó una asamblea ciudadana para escudriñar en la problemática del agua potable en los diferentes sectores de la urbe. A esta reunión asistieron representantes del sector educativo, ingenieros y personal de salud.

Acuña explicó que los puntos a tratar fueron la calidad del servicio, las horas en las que puede disfrutarlo cada comunidad y las condiciones en las que el agua llega a las tuberías. Los sectores con mayor representación fueron Los Olivos, Unare y Villa Africana.

Según las declaraciones de la profesora Aura Rondón, la asamblea nace de un programa creado por el FAVL al que denominaron Las ideas son de todos. En este espacio debaten diferentes problemas del país y se abordan posibles soluciones. “El objetivo de esta asamblea es organizarnos y mapear la ciudad. Que podamos saber en qué partes llega y en qué partes no llega el agua. Posteriormente pensamos elaborar un informe y presentárselo a Hidrobolívar”, explicó Rondón.

La resolución a la que llegaron durante el conversatorio fue organizarse con los vecinos de cada sector para esclarecer la situación. Cada comunidad fungirá como asesor para la elaboración de estos mapas que aportarán información sobre las condiciones del servicio en su comunidad.

El presidente del Colegio de Ingenieros aseguró que Hidrobolívar no cuenta con planos de los acueductos de la ciudad ni hace monitoreos continuos. “Estamos pidiendo que la comunidad haga un mapa de su sector para analizar cuáles son los problemas”.

En el primer trimestre de 2022, el vicepresidente de la hidrológica, José Valdez, aseguró que se estaban haciendo las mejoras pertinentes a través de la corrección de fugas en la tubería del eje de Los Olivos; instalación de nuevos motores; nuevos conjuntos de salida para la planta potabilizadora, entre otras medidas que prometían mejorar la situación.

Asimismo, Hidrobolívar estableció un plan de redistribución de zonas en los acueductos del municipio Caroní; excusando las fallas del servicio en la sobrecarga del acueducto de Puerto Ordaz. Este plan comprendía migrar las zonas Norte-Sur (Curagua, Caujaro, Virgen del Valle, entre otras) al Acueducto Suroeste. No obstante, a casi dos meses de estas declaraciones, los vecinos aseguran ver muy pocas mejorías.

Acuña y Rondón profundizaron en la importancia de comprender la falta de agua como una violación a los derechos humanos y al acceso a la salud. El acceso al agua fue reconocido como derecho humano por la Asamblea General de las Naciones Unidas en el 2010.

Según la Organización Mundial de la Salud, se requieren entre 50 y 100 litros de agua por persona al día. El mínimo es de 20 a 25 litros para cumplir con las condiciones más básicas de salubridad.