martes, 21 mayo 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Ciudad Guayana retoma el debate de dividir o no al municipio Caroní

Desde hace décadas se ha planteado la posibilidad de que Ciudad Guayana se convierta en dos municipios. Caroní, para Puerto Ordaz y otro para San Félix. Expertos urbanistas aseguran que la división de la ciudad es inviable.

Ciudad Guayana, fundada el 2 de julio de 1961, la conforman Puerto Ordaz y San Félix. En la división político-territorial del estado Bolívar es el municipio Caroní. Desde la década de los años 90 hay planteamientos de crear un municipio adicional para que cada sector tenga su propio gobierno municipal.

Si bien de momento el tema no está en discusión en el Consejo Legislativo del estado Bolívar (CLEB), la propuesta sale nuevamente a la palestra con la fundación para el Desarrollo de San Félix, presidido por Luis Medina.

Otro de sus argumentos es que la autonomía para San Félix permitiría incrementar oportunidades de empleo y ser un impulso para convertir a este sector de Ciudad Guayana en una metrópolis.

Ciertamente desde los años 60 hubo un giro sobre la vida en San Félix, donde se concentra la mayor actividad comercial de la ciudad. Sin embargo, las principales atracciones y eventos suelen predominar en Puerto Ordaz.  El cronista Homero Hernández recuerda que en San Félix hubo en una oportunidad, hasta 11 salas de cine. Hoy, el único cine del estado Bolívar está en Puerto Ordaz.

En contra

Cada sector, aunque padecen las mismas calamidades, la mayor incidencia y desatención se ubica en San Félix, una de las razones que se expone al momento de plantear la división político-territorial de Caroní, con miras a mejorar la respuesta gubernamental que no ha recibido en los últimos años.

Esta es precisamente una de las observaciones por las que el ingeniero y consultor urbano Simón Yegres no comparte la visión de una división de Ciudad Guayana en dos municipios, entendiendo que lo que se plantea no es la división de la ciudad en sí sino de Caroní como municipio.

Por otra parte, hace hincapié en que de darse o no, la decisión debe pasar por una amplia discusión que incluya a todos los sectores.

Agrega que posterior a esa discusión, la decisión debe refrendarse a través de una votación popular para que sean los ciudadanos los que decidan. 

Ventajas o desventajas

Otra de las razones por las que Yegres no comparte la propuesta es por cómo se originó la única ciudad planificada de Venezuela y la cuarta en toda América.

Tampoco observa ventajas o ganancias tangibles en el campo social, económico o de desarrollo para Ciudad Guayana como un todo.

Apuntar a las correcciones

Asimismo opina que el argumento de la autonomía para San Félix se sustenta más en lo sentimental que en lo tangible.

A su vez, la ONG Gente para Servir Caroní da cuenta que 85% de las obras municipales se hicieron en el sector de San Félix y el otro 15% en el sector de Puerto Ordaz.

Yegres insiste en que “lo que más le conviene es un plan estratégico, que haya una regeneración urbana en San Félix y en Puerto Ordaz un reordenamiento urbano, donde corrijamos lo que tengamos que corregir sin victimizar a ninguno de los sectores”.

Otras propuestas

Para 2014, la idea de la división de Caroní la promovieron los historiadores Rafael Marrón González y Alcides Pereira. El alegato era que San Félix apuntaba hacia el comercio, mientras que Puerto Ordaz hacia lo industrial.

En San Félix se introdujo una petición a principios de los años 90, y en Puerto Ordaz Marrón González llevó la iniciativa a la Asamblea Legislativa en el 2000.

Otro de los que apostó por la idea fue el profesor de amplia trayectoria, con doctorado en Formación, Empleo y Desarrollo Regional, José María Fernández. Su premisa es el fortalecimiento de la identidad cultural de ambas ciudades.

Sin embargo, para entonces también reconoció que no era oportuno por falta de sustentabilidad, al entender la carga que actualmente implican las industrias por su poca productividad. Además, las empresas básicas no pagan impuestos al municipio.