lunes, 4 marzo 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Campaña Compartir promoverá reflexión y alternativas sobre el acceso al agua como DD HH en 2020

Agua para todos, vida plena para todos, es el emblema de la Campaña Compartir número 40 con la cual la Iglesia en Venezuela busca promover la reflexión sobre la situación del acceso al agua y buscar alternativas que ayuden a los venezolanos a mejorar su calidad de vida.

@mlclisanchez

El obispo de la Diócesis de Ciudad Guayana monseñor Helizandro Terán, junto a la directora de Cáritas de Venezuela en Guayana Lizmarvis Zamora, anunciaron este jueves 20 de febrero la Campaña Compartir 2020: una iniciativa impulsada por la Conferencia Episcopal Venezolana y Cáritas Venezuela enfocada este año en hacer frente -a través de la educación- a los problema de potabilización y distribución de agua en las comunidades más afectadas del país.

La campaña se inspiró en 2020 en el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) Nº 6: “garantizar el acceso al agua potable, segura y asequible para todos en 2030”, tomando en cuenta que 80% de los venezolanos no tienen acceso a agua potable de calidad, y que el 88% de los venezolanos almacena agua en sus casas para paliar las fallas del servicio.

Al unir esfuerzos la Iglesia Católica a través de Cáritas de Venezuela motiva a aquellos que necesitan ayuda, a convertirse en agentes de su desarrollo, fomentándoles el sentido de su propia dignidad”. Cáritas Venezuela      

Este año la estrategia consiste en difundir material educativo impreso sobre la potabilización casera del agua con el procedimiento de hervido, higiene y almacenamiento. La iniciativa, como todos los años, comenzará con la cuaresma. “Más que buenas intenciones se trata de un compromiso de asumir los valores del evangelio”, expresó el obispo.

Además, Terán enfatizó que la Iglesia no solventará la coyuntura: “sabemos que el problema del agua en el país es institucional, es la falta de políticas de Estado”.

La directora de Cáritas de Venezuela en Guayana Lizmarvis Zamora consideró relevante el tema de la campaña en 2020, en vista de la grave crisis que ha llevado a las comunidades a comprar agua con precios que ya ronda en los 40 mil bolívares en efectivo, en algunas zonas.

Sin filtros en Bolívar

El programa también va acompañado de la promoción de técnicas para la creación de un millón de filtros caseros en las comunidades más afectadas por la falta de agua a nivel nacional, sin embargo, por ahora este plan no se ejecutará en el estado.

“Hasta los momentos, a nosotros en Cáritas Ciudad Guayana no nos han llegado los filtros pero ya se inició en otras diócesis de Venezuela. Eso lo está promoviendo Cáritas de Venezuela, nosotros aquí todavía no tenemos información al respecto para Guayana, algunos de los proyectos que llegan se sitúan es en Caracas. Algunos de los proyectos físicos no llegan hasta acá”, explicó la directora de Cáritas en Guayana.

     
La estrategia de la Campaña Compartir se basa en la repartición de material impreso sobre técnicas caseras de potabilización, higiene y almacenamiento del agua

En la región el agua enferma, el sector más crítico por la falta del servicio de agua y saneamiento es San Félix. El Observatorio Guayana de Servicios Públicos informó que hay sectores en esta parte de la ciudad que llevan más de tres años sin agua. Las parroquias con un grado de afectación del 70% son la parroquia Vista al Sol -que en algunos sectores no llega el agua desde hace más de 10 años, y si lo hace, llega con intermitencia, sucia y a bajo caudal-, y la parroquia Chirica.

En algunas zonas rompen las calles para instalar tomas desde la tubería matriz de la comunidad, trabajo valorado en, al menos, 150 dólares, para tratar de hacer llegar el servicio a sus hogares. El servicio de agua es una responsabilidad intransferible del Estado, y la Hidrológica Bolívar.

Conscientes de la falla estructural, los organizadores de la Campaña 2020 saben que no resolverán el problema inmediato, porque es un asunto de Estado. “Es un tema álgido que hay que denunciar y que el Estado tiene que resolver”, resaltó Zamora.

Hay poblados más críticos que otros en cuanto a potabilización se refiere, como es el caso de las comunidades que viven a la orilla del río Orinoco, como Cambalache, donde no se tiene acceso a agua potable, por lo que los habitantes consumen agua de río sin potabilizar.

“Con lo que se recolecta hay un porcentaje destinado a la conferencia episcopal para distribuir este tipo de material en las comunidades” enfatizó la directora de Cáritas en Guayana. La distribución primero se hace en las parroquias de las diócesis y luego se distribuye a las barriadas.

Un poco de historia

La Campaña Compartir nace atendiendo la convocatoria de la Iglesia a la solidaridad. La idea nació bajo el pontificado del papa San Juan Pablo II, y en respuesta a ello, en 1981, la Conferencia Episcopal Venezolana creó la Campaña Compartir cuyo centro es atender un problema crítico que se quiera posicionar a través de la formación, concientización y sensibilización.

La encargada de animar la actividad anualmente es Cáritas Venezuela, la organización de promoción y asistencia de la Iglesia Católica que fomenta la caridad y está al servicio de los más pobres. “Al unir esfuerzos la Iglesia Católica a través de Cáritas de Venezuela motiva a aquellos que necesitan ayuda, a convertirse en agentes de su desarrollo, fomentándoles el sentido de su propia dignidad”, explica Cáritas Venezuela.

 
“La Iglesia no va a arreglar el problema del agua, sabemos que el problema del agua en el país es institucional, es la falta de políticas de Estado”, expresó el obispo de Guayana, monseñor Helizandro Terán