lunes, 15 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Asamblea de Ciudadanos advierte sobre posible referendo abrogatorio en 2024 contra ordenanza de recolección de desechos

Afectados recordaron que para el próximo año se retomará el cobro del servicio de aseo urbano para el sector residencial, cuyas tarifas están 15 veces por encima de lo justo, según sus estudios.

La Asamblea de Ciudadanos de Caroní desarrolló este 27 de diciembre su última convocatoria de 2023, en la cual se refirieron a la posibilidad de encabezar un referendo abrogatorio contra la ordenanza de recolección de desechos en el municipio Caroní, normativa que ha respaldado el actuar de la empresa privada Fospuca Caroní en la municipalidad.

Durante el 2023, la asamblea ha denunciado las arbitrariedades impulsadas por la empresa recolectora de desechos, que impone tarifas por encima de los 100 dólares a la mayoría de los comerciantes de la ciudad. Asimismo, según los denunciantes, Fospuca encabeza procesos legales y ha denunciado con órdenes de embargo a múltiples empresas de la urbe.

“Ante la realidad que nos impone un alcalde que aprovechó el final de año para crear una ordenanza que viene a significar mayor presión, mayor zozobra en la familia guayacitana. A nosotros no nos queda otra alternativa que incrementar nuestras formas de lucha. Estamos estudiando seriamente, acudiendo a las leyes electorales del país, a apelar en formas de consulta a la población, para que sea la voluntad del ciudadano la que determine la existencia de la ordenanza. Esa ordenanza que no nos satisfaga, vamos a instrumentar un referéndum abrogatorio para ser anulada por esa vía. También haremos la impugnación a los tribunales. Existen otro tipo de referéndum si siguen avanzando con ese sentido”, expresó Simón Yegres, coordinador de la Asamblea de Ciudadanos.

Sobre esto, los voceros de asamblea recordaron que esta ordenanza ha propiciado el atropello a los comerciantes del municipio, esto debido a que la normativa otorgó la potestad al alcalde de designar las “tarifas” -que realmente son tasas- del servicio de aseo urbano. Asimismo, los protestantes han exigido en múltiples oportunidades que se cree una nueva ordenanza adaptada a la Ley de Armonización Tributaria.

A pesar de que recientemente se promulgaron nuevas ordenanzas, hasta el momento los miembros de la asamblea no han tenido acceso a las mismas y se desconoce la normativa que entrará en vigencia el próximo año.

Cese de la exoneración residencial  

Asimismo, Yegres recordó que, durante el 2023, tras una ola de protestas masivas se exoneró a los usuarios residenciales de pagar el servicio de aseo urbano por un año; no obstante, en 2024 las casas deberán volver a costear el servicio, lo que podría desembocar en una nueva problemática para la ciudad.

Asimismo refirieron que la Superintendencia de Tributos sigue sin dar respuesta a la solicitud del Tribunal Supremo de Justicia, que solicitó una rendición de cuentas sobre el bloqueo del portal fiscal de declaración de impuestos para quienes se mantienen insolventes con el pago del aseo urbano.

“Nuestro deseo es que esta ciudad tenga un aseo eficiente, ecológico y moderno. Pero que no nos estafen, sino con tarifas justas y adecuadas. Logramos demostrar con un estudio serio lo exorbitante de las tarifas. Tan es así que la Alcaldía no se atrevió a refutarnos. Si no fuera así, porque luce descomunal, tenían que haber dicho que no era verdad cuando dijimos que las tarifas estaban hasta 15 veces por encima de lo que tenían que cobrar”, cerró Yegres.