miércoles, 21 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Alcaldía de Caroní extiende plazos para declarar impuestos sobre actividades económicas

La decisión del Ayuntamiento llega luego de múltiples denuncias de comerciantes y prestadores de servicios que reportaron la imposición del registro y pago del servicio de Fospuca como requisito para cancelar impuestos municipales.

@mlclisanchez

 Vía redes sociales, la Superintendencia de Tributos de la Alcaldía de Caroní informó que el plazo para declarar y pagar los impuestos sobre actividades económicas fue extendido hasta el 20 de diciembre.

De esa manera, los usuarios comerciales tendrían más tiempo para registrarse en la página de Fospuca Caroní y concretar los pagos correspondientes al servicio de aseo urbano, que es un requisito para cumplir con las obligaciones fiscales.

Esto ocurre luego de que empresarios expresaron su temor a ser multados por no poder declarar sus impuestos municipales a tiempo debido a dificultades para el registro y pago de tarifas del servicio de recolección de basura prestado por la compañía.

Durante más de tres días, la fila de usuarios que acudieron a la oficina de atención al cliente de Fospuca, ubicada en el Centro Comercial Trébol III, superaba las 20 personas que reportaron inconvenientes para el registro en la plataforma de la empresa, toda vez que la fecha límite para declarar los impuestos estaba cerca.

Por lo que, tras una reunión realizada el miércoles 14 de diciembre en la sede de la Cámara de Comercio e Industrias del municipio Caroní (Camcaroní), entre la directiva de Fospuca y distintos representantes de cámaras de comercio, empresarios solicitaron extender el plazo para el registro y pago a Fospuca a fin de poder declarar los impuestos sin ser multados.

El registro y pago del servicio de aseo urbano es un nuevo requisito para poder declarar impuestos municipales. Y lo es, aunque en días anteriores concejales de la Cámara Municipal de Caroní reportaron que aprobaron por unanimidad modificaciones que, sobre el papel, impedirían que la Solvencia Única Municipal estableciera el pago de servicios públicos como requisito para cumplir con obligaciones fiscales.