lunes, 15 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Alcaldía de Lechería recupera la única Casa Mara de la ciudad

El director de Turismo del municipio Urbaneja, Carlos Landaeta, explicó que con este trabajo buscan realzar el valor histórico y cultural de esta obra arquitectónica de Jorge Castillo.

La Casa Mara de Lechería, también conocida como “Módulo de Ipostel” y que es una de las cuatro estructuras de este tipo que sólo quedan en la zona norte de Anzoátegui y una de las siete en todo el país, terminará de ser rehabilitada dentro de unas tres semanas.

Así lo dio a conocer el director de Turismo del municipio Urbaneja, Carlos Landaeta, quien agregó que con este trabajo la municipalidad busca realzar el valor histórico y cultural de esta obra arquitectónica de Jorge Castillo, reconocido con el Premio Nacional de Arquitectura.

Una vez finalizadas las reparaciones, el módulo seguirá funcionando como un casillero de encomiendas de Ipostel, al tiempo que sirve como un “museo” y atractivo de la ciudad.

“Nosotros pensábamos que la estructura estaba abandonada, pero cuando hicimos la respectiva inspección y hablamos con el gerente regional de la empresa, nos enteramos de que sí funcionaba, solo que en noviembre pasado los trabajadores fueron retirados por seguridad ante el deterioro del techo”, señaló Landaeta.

También se tiene prevista la rehabilitación de la plaza donde se ubica la Casa Mara, a fin de que el espacio sirva para la recreación de las familias. Sin embargo, el proyecto se encuentra aún en proceso de evaluación, puesto que los dueños del antiguo centro comercial, donde se encuentra el área, tienen la intención de reactivar completamente las instalaciones.

Pocas casas modulares

El proyecto Casa Mara del arquitecto Jorge Castillo consistió en el diseño circular de un módulo habitacional prefabricado, inspirado en la naturaleza y que integraba arquetipos de viviendas indígenas, como la churuata.

Debido a su versatilidad, tuvo arreglos para usarlas también como guarderías y unidades de servicio odontológico, así como oficinas a nivel nacional del Instituto Postal Telegráfico de Venezuela (Ipostel).

Con el pasar de los años, estos recintos (en su mayoría construidas en fibra de vidrio) se fueron deteriorando y desapareciendo.

En Anzoátegui, explicó Landaeta, quedan cuatro, una en Lechería y tres en Puerto La Cruz. En la ciudad porteña, una se halla frente del elevado y funciona como casilla de la Policía de Sotillo (Polisotillo), mientras que las otras dos son privadas y se ubican en la marina adyacente a Residencias Paseo Colón.