jueves, 29 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Agricultores andinos protestan en Barinas contra contrabando de alimentos desde Colombia

Afirmaron que seguirán luchando por sus derechos y por una mejor calidad de vida. Solicitaron al Gobierno nacional tomar medidas urgentes para proteger al sector agropecuario y garantizar la soberanía alimentaria del país.

Un grupo de agricultores andinos se trasladó hasta el estado Barinas para manifestarse en contra del contrabando de alimentos desde Colombia, que afecta la producción nacional y pone en riesgo la salud de los consumidores. Los trabajadores consideraron como un atropello esta situación y exigieron al Estado defender a este sector del país.

Celso Fantinel, presidente de la Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios de Venezuela (Fedeagro), dijo que el contrabando no solo tomó al sector agricultor, sino muchos otros rubros, como el de las bebidas, los cigarros, los juguetes, las medicinas y los alimentos. Todos estos productos, especialmente la comida y la bebida, no cumplen las normas sanitarias y pueden causar enfermedades a los venezolanos.

“El consumidor no sabe, pero muchas enfermedades vienen de este contrabando porque no se le hacen las revisiones a cada camión que entra al país, no se hacen las requisas de salud pertinentes”, afirmó Fantinel durante una entrevista con Unión Radio.

El presidente de Fedeagro manifestó que toda esta situación ocurre por no cumplirse las normas, pese a que en febrero se colocó una barrera arancelaria a la papa procedente de Colombia. Sin embargo, esta medida no ha sido suficiente para frenar el ingreso ilegal de este producto, que compite deslealmente con el nacional.

“De Venezuela a Colombia existen barreras arancelarias y nos perjudican por la caída del consumo y la competencia con la inflación. Los precios de producción en Colombia son 30% más económicos que los de Venezuela. Aquí los insumos son más caros, antes de perder la papa, prefieren enviarla a Venezuela”, enfatizó.

Dijo que para mantener el control sanitario y la barrera en control de enfermedades, es una prioridad trabajar de la mano del Seniat y el Insai (Instituto Nacional de Salud Agrícola Integral). Asimismo señaló que para obtener los permisos necesarios se habilitó desde el 1 de agosto el Sistema Integrado de Gestión para la Movilización Animal y Vegetal, pero que existen muchos problemas para acceder a él, debido a que la plataforma está abollada.

El 9 de agosto la Asociación Nacional de Bebidas Refrescantes (Anber) denunció una situación similar. Señaló que más de 2,10 millones de cajas de colas negras entran a Venezuela cada mes sin cumplir con controles y normas sanitarias. Advirtió que tras dicha situación se encuentran en riesgo más de 6.500 puestos de trabajo directos y más 32.500 indirectos que genera la industria.

Los agricultores andinos expresaron su rechazo al contrabando y su apoyo a los productores nacionales. Afirmaron que seguirán luchando por sus derechos y por una mejor calidad de vida. Solicitaron al Gobierno nacional tomar medidas urgentes para proteger al sector agropecuario y garantizar la soberanía alimentaria del país.