martes, 23 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

A casi 11 años de haberse iniciado su construcción, el hospital de Guanta aún no recibe a su primer paciente

Guanteños señalaron en que “es lamentable” que el centro asistencial no haya sido culminado, pues consideran que sería una gran ayuda sobre todo para quienes residen en la jurisdicción portuaria.  

Lo que se creyó que sería un avance significativo para el sector salud en el estado Anzoátegui quedó en palabras, muchas expectativas y poca realidad.

Ya han pasado casi 11 años -se cumplen en agosto- desde que se inició la construcción del hospital de Guanta y hasta ahora no ha sido terminada la obra.

Aun cuando representantes del Gobierno nacional afirmaron en 2012 que este proyecto “sustituiría” al Hospital César Rodríguez de Guaraguao y “maximizaría la eficiencia del sistema público de salud”, da la impresión de que el recinto no recibirá a su primer paciente ni siquiera en un futuro cercano, pues los trabajos de edificación del centro de salud se encuentran paralizados desde 2017 y en la actualidad el sitio luce abandonado.

Sólo basta con hacer un pequeño recorrido por las adyacencias del recinto asistencial para corroborar que la maleza se ha apoderado de gran parte de la cerca y que la fachada aún se encuentra en proceso de frisado.

Desde afuera también se observa una pequeña estructura que cuenta con las vigas, pero no tiene bloques ni concreto. Incluso, el afiche que estaba hace años en las afueras del lugar, el cual tenía algunos detalles de la construcción, fue removido.

Esto sin contar cuáles son las condiciones de la parte interna de las instalaciones, las cuales no pueden ser verificadas, debido a que no se permite el acceso a la edificación, ubicada en la calle Real de Guanta.

“El espacio donde se realiza la construcción del hospital de Guanta está a la buena de Dios e invadido por la maleza. Prometieron que este nuevo centro asistencial entraría en funcionamiento durante el primer trimestre del año 2018, pero no ocurrió. Hace tres meses denunciamos el abandono de esta construcción, pero este tema no se ha tocado en la Cámara Municipal porque depende del presupuesto central. Se han olvidado del proyecto y por eso la infraestructura es un esqueleto a medio terminar”, denunció a mediados de mayo el concejal David Rondón.

¿Cómo inició la historia del hospital?

El hospital de Guanta es una obra impulsada por el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS).

La construcción se inició en agosto de 2012 de la mano del para entonces presidente del IVSS, Carlos Rotondaro, y el alcalde de Guanta de ese tiempo, Jhonnathan Marín, quienes indicaron que la edificación tendría 29 mil metros cuadrados.

Marín señaló, además, que el centro médico contaría con 290 camas de hospitalización, seis quirófanos, una unidad oncológica, 10 camas de cuidados intensivos para adultos y 10 para niños, un área especial para enfermedades respiratorias, 10 camas para la unidad neonatal y todas las consultas selectivas, así como una unidad de caumatología, una primera farmacia de alto costo, una red de ambulancias con 10 unidades y un área de helipuerto.

Cabe mencionar que la obra se encuentra en el parque recreacional José Tadeo Arreaza Calatrava. De acuerdo con lo explicado por las autoridades hace más de 10 años la construcción se dividiría en tres fases y para ello se invertirían 2 mil 440 millones de bolívares.

“Ese hospital fue situado en ese espacio por las influencias y relaciones que tenía en el máximo nivel de gobierno el alcalde de la fecha, Jhonnathan Marín, actualmente prófugo de la justicia, quien hábilmente consiguió que esa sede no se construyera en el edificio donde hoy funciona el Seguro Social de Guaraguao, sino que se trasladara al municipio Guanta, en un área que pertenecía en ese momento al parque recreacional José Tadeo Arreaza Calatrava. Nosotros, desde el mismo momento en que comenzaron la deforestación, alertamos que era un área protegida, pero las influencias del alcalde en aquel entonces sirvieron para que el Ministerio del Ambiente, el Instituto Nacional de Parques (Inparques) y todas instituciones del Estado avalaran la deforestación y movimiento de tierra, y se inició la construcción del hospital”, recordó el exconcejal Luis Gil. 

Múltiples fechas 

En septiembre de 2013, Marín inspeccionó la obra y afirmó que ya se había instalado los pilotajes que servirían de base para los siete edificios que tendría el recinto, los cuales esperaban terminar al año siguiente.

“Es importante recordar que este macroproyecto en materia de salud, que hoy avanza positivamente, fue un proyecto de 2008, en el que se está trabajando para culminarlo el año próximo”, precisó en esa oportunidad.

Unos años después, el alcalde Marín dio varias fechas de culminación de los trabajos de edificación del centro de salud, no obstante, todo quedó en promesas.

“En octubre de 2016, Marín fue el encargado de indicar que lo concerniente a las residencias para el personal médico y la guardería para los hijos de los trabajadores estaban 100% listas. En esta oportunidad no dio fecha de inauguración, pero señaló que los trabajos tenían 70% de avance con la instalación del sistema eléctrico, de gases medicinales y climatización. Un año más tarde de aquella aparición, Marín, ahora imputado por el Ministerio Público por el delito de corrupción, nuevamente señaló que el centro asistencial contaba con 97% de avance en la primera fase del proyecto y que sus puertas abrirían en el último semestre de 2017. Los voceros gubernamentales de ese entonces indicaron que los recursos para la conclusión del hospital estaban garantizados por el gobierno revolucionario nacional. La última declaración sobre el hospital fue realizada a principios de 2018, cuando las nuevas autoridades municipales sostuvieron que en el primer trimestre de ese año el hospital entraría en funcionamiento”, aseguró el edil David Rondón. 

Opinión ciudadana 

Habitantes consultados coinciden en que “es lamentable” que el hospital no haya sido terminado, pues consideran que sería una gran ayuda sobre todo para quienes residen en la jurisdicción portuaria.

“Tener un hospital aquí sería una bendición, porque a la hora de una emergencia no tendríamos que ir al seguro de Guaraguao, sino que podríamos ir a nuestro propio hospital. Todo el mundo se emocionó con este proyecto, pero que lástima que todo quedó en promesas”, comentó Carolina Gómez.

Mientras tanto, Ricardo Tovar manifestó que lo que más le llamó la atención del anuncio de esta obra es que contaría con una unidad de Caumatología.

“Hemos visto que mucha gente que sufre quemaduras padece porque en Anzoátegui no hay un hospital especial para tratar a ese tipo de pacientes. Creo que tener esta unidad especial ayudaría muchísimo a todos los habitantes del estado”, acotó. 

Dotación 

A juicio del secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Salud (Sintrasalud), Giovanny Yaguaracuto, la puesta en funcionamiento de este recinto ubicado en Guanta ayudaría a descongestionar el Hospital Universitario Dr. Luis Razetti de Barcelona y los demás centros de salud del área metropolitana de Anzoátegui.

No obstante, hizo énfasis en que esto se lograría siempre y cuando se garanticen los insumos médicos y los equipos de protección personal para los trabajadores de ese centro de salud.

“Si no hay eso igual no serviría de nada. El trabajador, tanto obrero como médico y administrativo, si no tienen equipo de bioseguridad, ¿cómo trabajan? Hay veces que no hay mascarillas ni guantes, ¿cómo se protegen de una contaminación?”, advirtió el sindicalista.

Gestión actual

En enero del 2022, la infraestructura donde funcionaría este centro de salud fue  inspeccionada por la actual alcaldesa del municipio Guanta, Natali Bello, en compañía de la que en ese entonces era directora del gabinete de gestión social de la Gobernación, Mirlian Rodríguez.

La visita se llevó a cabo en el marco del Plan Yo me anoto por mi hospital impulsado por Luis José Marcano para “consolidar la red hospitalaria para el bienestar de los anzoatiguenses”.

En esa oportunidad, Bello señaló que tenían previsto, con el apoyo del presidente Nicolás Maduro y el gobernador terminar la primera fase de esta obra.

“Tenemos toda la intención y disposición de activar en esta primera etapa el hospital para la respuesta inmediata y oportuna a nuestra gente”, dijo el año pasado la alcaldesa.

El equipo de El Tiempo intentó contactar a la mandataria local recientemente para conocer si la obra sería reactivada en los próximos días, pero no fue posible la comunicación.

Al día de hoy sólo queda esperar a ver si realmente se concretará el tan anhelado hospital guanteño.