Los periodistas y trabajadores de la prensa son el primer grupo vulnerable. Al menos 26 detenciones de comunicadores sociales se llevaron a cabo en Venezuela desde la declaratoria de alerta nacional.

Runrun.es

La organización de derechos humanos, Centro de Justicia y Paz (Cepaz), informó este martes a través del informe “Persecución política en tiempos de pandemia. Primer trimestre de la cuarentena. Venezuela 2020” que la persecución política en Venezuela “se ha agudizado” tras el primer trimestre del año en curso.

“En tiempos de pandemia, se agudizan los patrones de persecución por parte del régimen y la criminalización a quienes, siendo actores fundamentales en el combate de la emergencia sanitaria, son sometidos a la vulneración continua y sistemática de sus derechos humanos”, señaló Cepaz en su informe.

El informe documenta a través de medios digitales la situación de persecución y vulneración de los derechos humanos de los venezolanos desde el inicio de la declaratoria de estado de emergencia por parte del régimen, y cómo estas prácticas vulneran el libre ejercicio de los derechos civiles, políticos, económicos y sociales, particularmente el derecho al debido proceso, la participación política, la asociación, el respeto a la integridad física, la libertad de opinión y manifestación, entre otros derechos humanos.

Desde el 16 de marzo hasta el 9 de junio, la organización, que promueve la defensa de los derechos humanos, identificó detenciones arbitrarias, allanamientos, censura y amenazas como los más frecuentes.

Gremio de la salud amenazado

El personal médico y de enfermería, actores fundamentales en el combate de la COVID 19, han denunciado el deficiente sistema de salud venezolano para hacer frente a la emergencia sanitaria. El estado de alarma continúa siendo utilizado para arremeter en contra del personal de salud y además desatender las obligaciones del Estado. Entre los patrones de persecución aplicados a este gremio, al menos 14 profesionales de la salud fueron detenidos de forma arbitraria, por haber denunciado no contar con el equipo de seguridad para atender a los pacientes que pudieran tener coronavirus, o por denunciar las condiciones de los hospitales.

Persecución en contra de la sociedad

A pesar de que es un derecho de todos los venezolanos que salieron del país tener un retorno seguro, el régimen de facto ha optado por la violencia generalizada y la persecución en contra de los retornados venezolanos. Es el caso de las medidas de aislamiento que el régimen impuso a los refugiados venezolanos, quienes al regresar al país son recluidos en condiciones inhumanas.

Cepaz destaca que las estigmatizaciones en contra de los refugiados venezolanos son un patrón sistemático por parte del régimen, quien durante años los ha tildado de esclavos, mendigos, fascistas y golpistas camuflados. Ahora, este patrón se intensifica en tiempos de pandemia.

La organización afirma que durante la cuarentena se han acentuado problemas como el desabastecimiento de alimentos y medicinas, la deficiencia del suministro de los servicios básicos y los índices de pobreza.

Perseguidos por defender derechos humanos

Al menos 11 defensores de derechos humanos han sido víctimas de persecución desde el inicio de la pandemia a través de medios de comunicación y redes sociales. En el registro se agregan cinco defensores detenidos y otros tres amedrentados con pintas intimidatorias en sus viviendas hechos por la “Furia Bolivariana”.

Persecución a líderes políticos

Desde el inicio de la cuarentena, Cepaz contabilizó que al menos 10 de las detenciones arbitrarias producidas en este periodo han sido directamente contra personas vinculadas a la dirigencia opositora.

Al respecto, es importante destacar que la privación de libertad ha sido sin órdenes judiciales, y en algunos casos bajo la excusa de un operativo de chequeo de casos sospechosos de coronavirus en la zona.

Adicionalmente, la vulneración a la propiedad privada continúa siendo un patrón de persecución política en Venezuela a través de los allanamientos de viviendas sin órdenes judiciales, con el propósito de amedrentar y hostigar a los líderes políticos. Desde Cepaz documentamos al menos 4 casos de allanamientos de viviendas durante la cuarentena.

Venezuela censurada frente a la COVID-19

Los periodistas y trabajadores de la prensa son el primer grupo vulnerable. Al menos 26 detenciones de comunicadores sociales se llevaron a cabo en Venezuela desde la declaratoria de alerta nacional. Cepaz documentó 9 denuncias de borrado de material. Seis periodistas indicaron que agentes de seguridad les impidieron circular y reportear a pesar de tener la credencial para realizar su trabajo.

JSN Megazine 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework