sábado, 24 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Voluntad Popular, La Causa R y Encuentro Ciudadano siguen apostando por el interinato como motor de cambio político

Rolando Muñoz, José Prat y César Dommar aseveran que la unidad y el apoyo a las gestiones políticas de Juan Guaidó son la estrategia más eficaz para que la oposición pueda jugar un buen papel en los comicios presidenciales de 2024.

Este viernes 29 de mayo, el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó -reconocido como mandatario nacional por al menos 50 países de la comunidad internacional- organizó un encuentro en la iglesia Nuestra Señora de Coromoto ubicada en Los Olivos, Puerto Ordaz, con la finalidad de conversar con los ciudadanos sobre su nuevo plan de acción “Salvemos a Venezuela”. Esta es la primera vez que el dirigente visita el estado Bolívar desde su juramentación como presidente interino en 2019.

José Prat, dirigente de La Causa R, explicó que el encuentro busca fortalecer la alianza de cuatro partidos: Voluntad Popular, Encuentro Ciudadano, Convergencia, La Causa R, Copei y Proyecto Venezuela. “La Causa R tiene la propuesta de hacer unas primarias cuanto antes, esa vía nos permitirá escoger al líder para la coyuntura que viene. Estamos trabajando para fijar los detalles como la fecha, la participación de la diáspora, el uso o no uso del Consejo Nacional Electoral (CNE)…”. 

– ¿Por qué considera que es importante seguir apoyando la figura del interinato?

– A nivel internacional hay claridad sobre lo que ocurre en Venezuela. Los vacíos institucionales, no hay separación de poderes, violación de derechos humanos… En medio de eso, siempre es importante tener una figura referencial que permita a la comunidad internacional reconocer a la cabeza. Eso no es suficiente. Por eso hay que reorganizar una dirección política. No se trata de desplazar al G4, debe participar el G4; pero bajo otras dinámicas y con otra visión. La visión no puede ser ver quién dirige la oposición: hay que ir por la recuperación del poder central. 

Llamar al voto después de pedir abstención

Las últimas elecciones presidenciales en Venezuela se llevaron a cabo en el 2018, estas dieron a Nicolás Maduro como ganador en medio de una abstención de al menos 54% según las cifras del Consejo Nacional Electoral. En esta oportunidad, los principales partidos de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) dirimieron no participar debido a la falta de condiciones, entre ellas el robo de competencias a la Asamblea Nacional elegida en 2015 y el llamado a elecciones por medio de la Asamblea Nacional Constituyente y no por el CNE.

En esa oportunidad, el Instituto Prensa y Sociedad denunció el desequilibrio informativo y la censura por parte del Estado. Asimismo, el Observatorio Electoral Venezolano presentó un informe en el que denunció la anulación de partidos opositores por parte del CNE; plazos muy cortos para el proceso de inscripción electoral; trabas para el voto en el exterior y la manipulación del voto, que debía ser registrado a través del carnet de la patria, por parte de presiones relacionadas a la pérdida de beneficios sociales. 

– Tras haber llamado en varias ocasiones a la abstención, por qué esta vez los ciudadanos sí deberían salir a votar

– Nosotros hemos llamado a protestar, a votar, a desconocer los eventos del régimen… Una de las premisas por las que, en su momento, dijimos no fue porque se llamó a elecciones de gobernadores y alcaldes cuando aquí estaban vencidas unas elecciones presidenciales. ¿Qué viene ahora? Elecciones presidenciales. Nosotros estábamos luchando para que esto ocurriera no en el 2024. Esta elección presidencial viene con un Maduro ilegítimo, un CNE que no es imparcial y un registro electoral viciado, debido a eso, planteamos escoger un líder y organizarnos para empezar a pelear por esas anormalidades, para empezar a hacer militancia, para motivar al elector. La diferencia entre procesos anteriores y este es que ahora no solo vamos por poder; sino que vamos por todo el poder político y la reinstitucionalización del país. 

Condiciones de los trabajadores de Guayana

El coordinador de movimientos de Voluntad Popular y trabajador de CVG Bauxilum, Rolando Muñoz, comentó que espera que la visita de Juan Guaidó se traduzca en escucha y atención a la problemática de los trabajadores de Guayana. “La presidencia de Guaidó tiene que estar de la realidad que estamos padeciendo los trabajadores. Hay que darle entendimiento de la problemática que tienen los jubilados y trabajadores. Hay que apoyar a los trabajadores de Guayana”, aseguró.

“Este es el momento de poner el partido político a un lado y unirnos en las elecciones de 2024 como un bloque. Esa es la forma de derrocar al gobierno”.

La problemática de los trabajadores de la Corporación Venezolana de Guayana data del 2018, cuando a través de un memorándum Nicolás Maduro erradicó la figura de los contratos colectivos despojando a los trabajadores de las tablas salariales y beneficios que estaban contemplados en la Ley de Trabajo.

Actualmente la Organización Internacional del Trabajo se encuentra moderando un diálogo social entre Estado, empleadores y sindicatos para estudiar las condiciones laborales de Venezuela. Hasta el momento, los trabajadores exigen mejoras en las condiciones salariales, autonomía sindical y diálogo tripartito.

César Dommar, coordinador regional de Encuentro Ciudadano, aseguró que Juan Guaidó llega en un momento en el que el estado se encuentra en condiciones críticas debido al Arco Minero, la desintegración social y “la falsa apariencia de que la economía ha mejorado”. 

– ¿Por qué Encuentro Ciudadano sigue reconociendo a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela?

– Guaidó no está allí porque alguien lo ungió. La Constitución reza que cuando hay un vacío de poder, como hubo tras la farsa de marzo de 2018, el elegido debe ser el presidente de la Asamblea Nacional. Los países aliados siguen reconociendo a Juan Guaidó, no es el momento para mostrar diferencias. 

– ¿No considera que ha pasado mucho tiempo sin ver resultados por parte del interinato?

– Los resultados no los veremos mientras haya desunión. El 80% de la población no pertenece a partidos. Terminan decepcionándose y yéndose del país o dedicándose a su día a día. Cuatro años se ven como mucho. Hay un TSJ en el exilio, instituciones que están y no están. Es un acto de fe.