lunes, 4 marzo 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Venezuela vuelve a posicionarse como el país con menos libertad económica del mundo

El Índice Mundial de Libertad Económica evalúa cinco componentes asociados a la libertad económica: tamaño del gobierno, sistema legal y derechos de propiedad, existencia de una moneda sana, libertad de comercio internacional y regulaciones crediticias, laborales y de negocios

TalCual

Venezuela sigue ganando coronas, pero no en certámenes de belleza. Continúa siendo el país peor evaluado en el Índice Mundial de Libertad Económica (EFW, por sus siglas en inglés), elaborado por el Fraser Institute de Canadá con el apoyo de Cedice Libertad, al ubicarse en el último puesto de las 162 naciones examinadas en la última edición.

En 2019 Venezuela también se situó en el último puesto.

El Índice Mundial de Libertad Económica evalúa cinco componentes asociados a la libertad económica: tamaño del gobierno, sistema legal y derechos de propiedad, existencia de una moneda sana, libertad de comercio internacional y regulaciones crediticias, laborales y de negocios, informa Cedice. De todos estos aspectos, Venezuela recibió la peor puntuación en el apartado de “moneda sana”, al puntuar únicamente 0,98/10. Por el contrario, solamente en el apartado de comercio internacional el país resultó relativamente aprobado, con un puntaje de 6/10.

Es necesario recordar que este estudio es realizado por el Fraser Institute a partir de data que tiene dos años de antigüedad, es decir, los resultados obtenidos corresponden a la situación de libertad económica del país en 2018.

Por países

En Latinoamérica, Chile volvió a obtener el primer puesto del Índice Mundial de Libertad Económica 2020, al ubicarse en la posición 16. En el mundo, los países con mayor libertad económica son Hong Kong, seguido de Singapur y Nueva Zelanda.

Aparte de la llamada “data dura” sobre la libertad económica de los países del mundo, el Fraser Institute prepara anualmente una reflexión vinculada al tema y a los elementos actitudinales de la sociedad.

En este sentido, el Índice Mundial de Libertad Económica 2020 se centró en la relación entre libertad económica y tolerancia. Esta última permite que las personas “progresen en la vida social y económica en función de sus méritos y no sobre la base de características determinadas que no estén relacionadas con sus cualidades”.

Las personas que viven en países con altos niveles de libertad económica disfrutan de una mayor prosperidad, más libertades políticas y civiles y vidas más largas.