viernes, 23 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Venezuela: un entorno permisivo para organizaciones terroristas, según Estados Unidos

El nuevo informe sobre actividades terroristas del Gobierno estadounidense señala que el régimen “permite y tolera el uso de su territorio por parte de organizaciones terroristas. Gran parte de Venezuela no está gobernada, esta infragobernada o está mal gobernada”.

El nuevo informe sobre actividades terroristas internacionales del Gobierno estadounidense publicado el jueves aseguró que el chavismo supone “un grave peligro para todo el continente americano y más allá”, por haber creado “un entorno permisivo para los grupos terroristas”, incluidos los disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y simpatizantes de Hizbolá.

El documento asegura que el régimen venezolano “permite y tolera el uso de su territorio por parte de organizaciones terroristas. Gran parte de Venezuela no está gobernada, está infragobernada o está mal gobernada”, al tiempo que añade que “en ocasiones han acogido abiertamente la presencia terrorista en el territorio”.

Según el informe, Venezuela corre el riesgo de convertirse en un “Estado fallido” debido al enfrentamiento entre esas facciones terroristas, ya que el régimen de Nicolás Maduro “perdió el control de sus fronteras”.

“Dada la creciente escasez de recursos, hubo una mayor confrontación entre el ELN, los disidentes de las FARC y las fuerzas gubernamentales controladas por el régimen”, asegura, donde se alude el conflicto armado de Apure.

El informe destaca que en 2020, el presidente de la Asamblea Nacional (AN) electa en 2015, Juan Guaidó, condenó la complicidad del régimen con el ELN y los disidentes de las FARC; a lo que agregan que posteriormente aprobó una resolución que declaraba a la Fuerza de Acción Especial (FAES) como una “organización terrorista” debido a sus ejecuciones extrajudiciales.

Asimismo destacaron que no hubo cambios en la legislación antiterrorista de Venezuela en el 2020.

“El régimen ilegítimo de Maduro controló el poder judicial y utilizó los cargos de terrorismo para reprimir la disidencia y oprimir a la oposición política y a la sociedad civil (…) Las ONG y los líderes sindicales también han sido acusados falsamente sin pruebas. Al inventar estos ‘complots terroristas’, el régimen culpó a Estados Unidos y a Colombia, sin fundamento”, subrayaron.

El documento del Gobierno de Estados Unidos afirma que destacados miembros del régimen de Maduro y las Fuerzas Armadas mantienen estrechos vínculos financieros con disidentes de las FARC, el ELN y grupos paramilitares venezolanos.