viernes, 23 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Venezolanos impulsan campaña digital para restituir la señal de Directv

Dos expertos en telecomunicaciones y el director de Acceso a la Justicia analizan el alcance de la campaña liderada por la ONG Un Mundo Sin Mordaza para lograr la vuelta de la empresa de AT&T.

La ONG Un Mundo Sin Mordaza, junto a artistas, deportistas y sociedad civil, moviliza una campaña, a través de la plataforma change.org, para solicitar a la empresa estadounidense American Telephone and Telegraph (AT&T) la reactivación de la señal de Directv para Venezuela.

El objetivo inicial se fijó en recolectar 75 mil firmas para formalizar la petición, para este martes la petición había sido suscrita por casi 100 mil personas.

Rodrigo Diamanti, director de Un Mundo Sin Mordaza, señaló que el cierre de medios de comunicación por el hostigamiento y la censura mantiene prácticamente desconectados a los ciudadanos, por lo que la iniciativa nació con el objetivo de hacer contrapeso a las trabas del Gobierno nacional para acceder a la información.

El representante de la organización pidió a los directivos de Directv y AT&T conciliar con funcionarios del Gobierno de los Estados Unidos o realizar una transmisión desde Colombia para restablecer la señal dentro del país.

“Estamos pidiendo un Directv sin censura, es decir, un Directv con los medios que la dictadura sacó de la parrilla como CNN y NTN24. Esto es muy importante porque cuando se pierde la libertad de expresión, se comienzan a perder todos los demás derechos”, expresó la organización en su cuenta de Twitter.

¿Es posible?

El especialista en telecomunicaciones, Fran Monroy, expresó en su cuenta de Twitter que no considera posible una restitución del servicio hasta que haya un cambio de gobierno en el país.

Por su parte, José De Viana, experto en telecomunicaciones, explicó que la solicitud de Un Mundo Sin Mordaza no tiene limitaciones tecnológicas dado que el corte no se dio por alguna falla, sino por las regulaciones aplicadas entre Venezuela y Estados Unidos que AT&T no podía cumplir.

   
La petición está siendo impulsada por periodistas y figuras públicas del país

De acuerdo con el especialista, la señal se puede controlar desde el extranjero y reactivarla no tomaría más de dos segundos. Considera que la mayor limitante es que la empresa cuenta con empleados y directivos que podrían quedar comprometidos si se restituye el servicio sin el aval del Gobierno nacional.

En el mercado negro empezaron a vender decodificadores de Directv provenientes de Colombia con tarifas mensuales entre 20 y 30 dólares dependiendo del paquete.

Alí Daniels, abogado y director de Acceso a la Justicia, explicó que desde el ámbito legal para utilizar el espectro radioeléctrico venezolano con decodificadores de otro país se necesita el permiso de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones de Venezuela (Conatel), de lo contrario, es ilegal.

“Cualquier uso de espectro radioeléctrico tiene que estar permisado”, explicó. Para Daniels, reactivar Directv sin autorización podría tener como consecuencia la detención por parte de funcionarios de seguridad.

El 22 de mayo, tres días después de la suspensión del servicio de Directv, la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) ordenó a la Comisión Nacional de Telecomunicaciones de Venezuela (Conatel) la posesión de los bienes, oficinas comerciales, sedes administrativas, centro de operaciones y transmisiones, antenas y demás equipos de la compañía Galaxy Entertainment de Venezuela S.C.A. (Directv Venezuela).

Aunque especialistas en el área tecnológica y jurídica explicaron que la sentencia carecía de sentido, la decisión N° 0064-2020 restringió la salida del país a la actual directiva de la empresa y prohibió vender y gravar los bienes de los directivos, así como la movilización de cualquier tipo de cuenta bancaria o instrumento financiero de su propiedad.

La realidad de los suscriptores de Directv en Venezuela es más que dramática, ninguna de las cableras tienen capacidad para ocupar la demanda que dejó la empresa de telecomunicaciones, mientras que la sentencia aplicada por el TSJ complica un posible regreso.