domingo, 3 marzo 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Trinidad y Tobago busca dar explicaciones por muerte de bebé mientras Guaidó pide justicia

La Guardia Costera disparó contra un peñero que viajaba desde Delta Amacuro, matando a un bebé e hiriendo a su madre, las autoridades buscan dar respuesta a lo ocurrido.

Luego de que se conociera que la Guardia Costera de Trinidad y Tobago disparó contra un peñero que viajaba de Delta Amacuro a ese país y que en el incidente matara a un bebé e hiriera a su madre, las autoridades buscan dar respuesta a lo ocurrido.

El primer ministro de Trinidad y Tobago, Keith Rowley, emitió un mensaje el domingo en el que aseguró haber conversado con la vicepresidenta Delcy Rodríguez para transmitir el pésame a la familia de Darie Elvis Eliagnis Sarabia y su bebé, Ya Elvis Santoyo, por el incidente con la Guardia Costera.

Detalló Rowley que esto ocurrió durante las operaciones que adelantaba ese organismo contra el tráfico de personas y prometió adelantar las credenciales del embajador de Venezuela en Trinidad y Tobago, M/G Edmund Dillon, con el fin de que se facilite una reunión con los oficiales superiores de la Guardia Costera y alcanzar una cooperación más efectiva contra los negocios ilícitos de tráfico de personas, armas y drogas, entre otros.

Aprovechó para hacer un llamado a los ciudadanos venezolanos a no arriesgarse a emprender la travesía a Trinidad y Tobago de forma ilegal.

Por su parte Rushton Paray, integrante del Parlamento de Mayaro, exigió una investigación profunda para esclarecer lo ocurrido con el bebé y su madre, migrantes venezolanos.

De acuerdo a la Guardia Costera, cuando los métodos persuasivos no funcionaron para detener la embarcación se hicieron disparos de advertencia que tampoco impidió la trayectoria del peñero. Se bajaron dos botes para perseguir la embarcación, que de manera agresiva intentó embestir a estas lanchas oficiales.

Luego de responder con armas lo que consideraron un ataque por parte del peñero y lograr que se detuviera fue que se dieron cuenta que habían migrantes ilegales escondidos que no se habían visto antes. Chequeos más de cerca evidenciaron a una mujer adulta que sostenía a un bebé y que estaba sangrando. El bebé no sobrevivió pero la dama se encuentra estable en un centro de salud en Trinidad y Tobago.

Los demás ocupantes del peñero fueron puestos bajo custodia. Al parecer, la madre y el menor tenían previsto reencontrarse con sus familiares en la nación caribeña.

La exsenadora y abogada humanitaria Nafessa Mohammed describió el incidente como alarmante y pide una investigación a gran escala.

“Es una situación muy alarmante que creo que requiere una investigación inmediata y debido a que involucra a ciudadanos de nuestro país vecino, Venezuela, creo que debería haber un interés de la equidad y la justicia. Una intervención conjunta en términos de que los funcionarios de ambos países investiguen este asunto a fondo y adecuadamente. Es increíble”.

Guaidó pide justicia por incidente con Trinidad y Tobago

Juan Guaidó, reconocido por una parte de la comunidad internacional como presidente encargado de Venezuela, usó sus redes sociales para pedir justicia por la muerte del bebé y dijo que el deceso del menor “nos duele en el alma como país”, ya que su madre buscaba para él una mejor calidad de vida.

A su juicio, los disparos hechos por la Guardia Costera “no tienen justificación” y aseguró que el Gobierno de Trinidad y Tobago debe establecer responsabilidades, al tiempo que reivindicó el derecho de los ciudadanos a recibir protección y refugio.

Se han regresado más de 2 mil venezolanos

Medios en Trinidad y Tobago refieren que más de 2 mil migrantes venezolanos que llegaron a ese país en busca de una mejor calidad de vida se están regresando a nuestra nación debido al incremento de la calidad de vida. Reportan que desde que se reabrió la frontera el 17 de julio de 2021 se ha registrado el éxodo de nuestros nacionales a su lugar de procedencia.

Uno de los migrantes identificado como César Armao decidió retornar a Venezuela tras permanecer tres años y medio en Trinidad.

“Estoy cansado de emigrar, aquí la economía también está cambiando, los precios de los alimentos, el transporte, el alquiler y los medicamentos están subiendo, mientras que los salarios de los migrantes son cada vez más bajos”, afirmó.