jueves, 22 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Torturas, desapariciones y violaciones a los DD HH, las prácticas que se usan en Venezuela para silenciar la disidencia

Tres ONG publicaron un informe que devela cómo el sistema de justicia penal en Venezuela ha sido utilizado para perseguir a defensores de derechos humanos y a quienes se perciben como opositores políticos.

Desde el 2020 han documentado un dramático aumento en el uso de las desapariciones forzadas como herramienta de represión política en Venezuela.

A continuación presentamos el análisis de los datos obtenidos por estas organizaciones en el período enero de 2020 a octubre de 2021, por lo que es importante resaltar que los datos colectados comprenden un periodo anterior a la decisión de la Fiscalía de la Corte Penal Internacional (CPI) de abrir una investigación sobre posibles crímenes de lesa humanidad cometidos en Venezuela.

Durante este tiempo muchos más hombres fueron detenidos que mujeres (410 en comparación con 71) sin embargo, las mujeres fueron desaparecidas o recluidas en régimen de incomunicación en mayor proporción que los hombres.

Los arrestos fueron mayoritariamente de adultos 91.5% en comparación al 8.5% de adolescentes. La gran mayoría de las personas detenidas eran civiles: 450, o el 93,6%, en comparación con 11 militares, 14 militares retirados, 4 policías y 2 policías retirados.

Otro de los hallazgos es que los militares fueron un blanco específico: Aunque los civiles constituían el grupo numeroso de personas detenidas, experimentaron desaparición-retención en régimen de incomunicación en una tasa notablemente más baja: 65,33%. En comparación, 10 de los 11 militares apresados fueron desaparecidos o incomunicados (90,91%); y 12 de los 14 militares retirados arrestados fueron desaparecidos o incomunicados (85,71%).

Tiempo en detención

En promedio, las personas formalmente privadas de libertad pasaron alrededor de 220 días en prisión (sobre la base de 295 detenciones, 61% del total de los arrestos).

La mediana de tiempo en detención fue de 31 días, tomando en cuenta que existe un grupo de personas que pasaron mucho tiempo apresados (en algunos casos más de 400 días) y esto elevó el promedio.

Las mujeres están por encima de la mediana del tiempo en prisión de los que fueron privados de libertad, pues estuvieron en prisión en promedio más alto y mediana de tiempo más alta que los hombres (225 días en promedio, 148 mediana de tiempo).

En general, fueron los civiles quienes pasaron menos tiempo detenidos: alrededor de 118 días en promedio, 30 días la mediana, en comparación con militares y militares retirados, quienes permanecieron en promedio más de 400 días en prisión y una mediana de tiempo de detención de más de 500 días.

Lugar del arresto

424 personas de las 481 personas arrestadas entre 2020 y 2021 fueron detenidas en estados del país diferentes al área metropolitana de Caracas. Sin embargo, 30 de ellos fueron trasladados a la ciudad capital para ser juzgados ante tribunales de terrorismo, que para el año 2020-2021 estaban constituidos únicamente en Caracas y con jurisdicción nacional, así como para ser presentados ante tribunales ordinarios y militares cuyas causas estaban asignadas a jurisdicción penal del área metropolitana.

Los estados en los que hubo más personas detenidas fueron Lara (89), Zulia (66), Distrito Capital (57) y Mérida (49). Algunos de los números más bajos provinieron de Guárico uno, Trujillo dos, Vargas tres, Portuguesa tres, Sucre cuatro y Delta Amacuro cinco.

Causas

La principal causa de estas aprehensiones fue la criminalización de las protestas y la coacción a la libertad de expresión y disenso político.

En general, en todo el año 2020,279 de 440 detenciones registradas (es decir el 63,41%), se practicaron durante manifestaciones y protestas, específicamente, reclamos por escasez o fallas graves en el suministro de servicios básicos, como la electricidad, agua, gas y por falta de gasolina o combustible.

Tal fue el caso de los habitantes de El Tocuyo en el estado Lara, donde los vecinos se mantenían protestando por la falta de servicio eléctrico en manifestaciones diarias planificadas y con una duración de dos horas, ya que en el sector, los cortes de luz se prolongaban hasta 16 horas continuas.

El estado Lara fue el estado que contó con el mayor número de arrestos arbitrarios en el año 2020.

Por su parte, en el año 2021, hubo un total de 41 detenciones. La mayor causa de detención fue la conspiración, que contó con un total de 21.95% de las personas apresadas, lo que se traduce en nueve.

El ejercicio del activismo de derechos humanos ocupó 17.07% de las causas, extracción de información dentro del entorno de un dirigente político o perseguido no dirigente político 14.63%, relacionado a la pandemia COVID-19, 14.63%; publicaciones en redes sociales, o de envío de mensajes a través de plataformas de mensajería como WhatsApp 14.63%, manifestaciones y/o protestas 7.32%, ejercicio del periodismo 4.88%, rebelión 2.45% y conflicto armado 2.44%, específicamente en la zona fronteriza del estado Apure con Colombia.