sábado, 24 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Sobella Mejías: Desde el 2005 está en mora con la ciudadanía venezolana el Registro Electoral

Toda persona al cumplir los 18 años, automáticamente, debe estar incorporada en el Registro Electoral, recuerda. Pero el CNE no ha hecho ese trabajo.

La doctora Sobella Mejías, exrectora del Consejo Nacional Electoral, advierte que los grandes planes de Registro Electoral se dejaron de hacer desde el año 2005 y, en consecuencia, existe una gran mora con la ciudadanía venezolana.

Sus declaraciones se produjeron a propósito de la consulta que le hizo El Impulso en relación con la actualización de la data electoral, de la cual se dice que todavía faltan por inscribirse alrededor de dos millones de jóvenes aptos para ejercer su derecho al voto.

Toda persona al cumplir los 18 años, automáticamente, debe estar incorporada en el Registro Electoral, recuerda. Pero el CNE no ha hecho ese trabajo.

Los grandes planes de inscripción en el Registro Electoral se iniciaron, cuando yo era rectora del CNE, en el 2005, pero, eso quedó en mora.

Aun así, tal como han dicho dirigentes del partido de gobierno, ¿se pueden adelantar las elecciones presidenciales, porque ellos dicen que están preparados para un proceso de esa envergadura?

Constitucionalmente, las elecciones corresponden al 2024. Las pueden hacer en mayo, junio o en diciembre. Pero las tienen que convocar, por lo menos, con seis meses de anticipación al proceso eleccionario.

¿No cómo dice Diosdado Cabello que lo pueden hacer en cualquier momento porque están preparados para esas elecciones?

Eso no está cumpliendo con la ley, ni con ningún estándar internacional. Tienen que ser transparentes, con igualdad de condiciones, con todos los principios que exige la Constitución.

No es un capricho de alguien que esté en el poder, adicionó. Además de la convocatoria, tiene que haber tiempo para que se abran los grupos de electores, inscripción de ciudadanos, el corte de registro, iniciativa propia, evaluación, campaña y muchas otras actividades. Y, por supuesto, observación internacional. No es cualquier cosa. De modo, pues, que es un proceso muy serio, importante y trascendente.