martes, 5 marzo 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Se multiplican solicitudes de refugio y asilo de venezolanos en Alemania

Así como ha crecido la cantidad de solicitudes de asilo y refugio también lo ha hecho el número de negativas y deportaciones, muchas debido a la poca asesoría legal de los solicitantes o las fuentes de información que utilizan los funcionarios alemanes.

En medio de una crisis humanitaria sin precedentes en Venezuela, las solicitudes de asilo y refugio de sus ciudadanos en Alemania se incrementaron de forma considerable en los últimos 5 años. Según la Oficina Federal de Migración y Refugiados de ese país, las mismas subieron de 404 en 2018 a 1.543 entre enero y mayo de 2023.

Así como se elevó el número de solicitudes de protección, también lo hizo el porcentaje de rechazos, esto según lo explicó la socióloga de la Universidad de Bielefeld, María Gabriela Trompetero, en una entrevista para la cuenta @migramonitor.

“La Oficina Federal de Migración y Refugiados de Alemania, en su último informe, registró que los venezolanos entraron entre las 10 nacionalidades que tienen más solicitudes de asilo y refugio en ese país. En el contexto de la migración venezolana en los países de Sudamérica parecería algo poco importante, pero históricamente Alemania ha recibido migrantes de Siria, Eritrea, Afganistán, Irak, pero la migración forzosa venezolana no”.

Trompetero agregó que, tomando en cuenta el reporte oficial, para el 2018 la agencia recibió 404 solicitudes de asilo y refugio por parte de ciudadanos venezolanos, luego es cifra bajó en 2020 y 2021 por la pandemia, pero se incrementó a 1.822 en 2022. “Lo llamativo es que solamente entre enero y mayo de este 2023 ya esa cifra va por el orden de las 1.543 solicitudes, la mayoría de las personas son enviadas al estado de Sajonia”.

Incremento de las negativas

Así como ha crecido la cantidad de solicitudes de asilo y refugio de venezolanos en Alemania, también lo ha hecho el número de negativas y deportaciones, muchas debido a la poca asesoría legal de los solicitantes o las fuentes de información que utilizan los funcionarios alemanes.

“La perspectiva histórica de las negativas de solicitudes para venezolanos explican que para 2017 había un porcentaje aproximado de 58%, pero cuando las personas recibían la negativa podían apelar, iban a un juicio administrativo y se les daba protección. No teníamos registros de deportaciones desde 2019”.

Según las cifras que maneja Trompetero, el porcentaje de solicitudes negadas comenzó a subir en 2022. “Para ese año el porcentaje se incrementó a 67% y para este 2023, en los primeros 5 meses se ubicó en 72% de negativas”.

La socióloga aseguró que este aumento, además de las deportaciones observadas, han creado preocupación y miedo entre los que esperan una respuesta. “La persona tiene 7 días para apelar si recibe una negativa, pero el proceso de deportación corre paralelo con la apelación”.

Trompetero informó que recientemente se dio la deportación de dos jóvenes venezolanos y casi sucede con una mujer embarazada al no poder demostrar que tenía completo el proceso de vacunación contra el COVID-19.

“La gran mayoría de los venezolanos acá están agradecidos con Alemania por recibir protección, pero otro grupo tiene miedo de que no sea aprobada la solicitud de asilo o refugio”.

Aunque no hay un estudio que demuestre la razón por la cual el porcentaje de solicitudes negadas es tan alto, María Gabriela Trompetero tiene un par de hipótesis que le ha dejado el trabajo por la movilidad de venezolanos en Alemania.

“Después de conversar con abogados creo que una de las razones es que muchos migrantes no tienen la adecuada asesoría legal. Decir que escapa de una crisis económica no es una razón suficiente para que su vida corra peligro. También hemos notado algún tipo de discrecionalidad en el funcionario que toma la decisión y las fuentes que utiliza”.

Trompetero se refiere a la información que los funcionarios tienen a la hora de evaluar las solicitudes. “Puede ser que vean que la situación del país ha mejorado o que la economía está dolarizada así que esta persona puede pensar que un joven venezolano sano puede volver al país y tener una vida normal. A veces los funcionarios no entienden las especificidades de Venezuela, no entienden que es un colectivo ni que la gente tiene miedo de ir a la policía a denunciar porque pueden formar parte de esa estructura”.