sábado, 24 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Red Nacional de Comuneros pide ampliar la mesa social del diálogo político

Advierten que, si el diálogo no involucra a toda la ciudadanía, sus resultados carecerán de legitimidad. Realizarán jornadas de discusión en todo el país para exigir la restitución del derecho de los venezolanos a una vida digna.

La Red Nacional de Comuneros pidió la ampliación de la mesa social del diálogo político, instalada entre representantes del gobierno de Nicolás Maduro y diversos actores políticos y sociales de la oposición y la sociedad civil.

“Si no se produce un diálogo que involucre a la pluralidad de actores y en definitiva a la ciudadanía nacional, los resultados carecerán de la necesaria legitimidad democrática”, dijo Ulises Castro, vocero de la Red Nacional de Comuneros de Caracas, Miranda y La Guaira.

Y para aportar en esa ampliación de las discusiones, la red anunció el inicio de unas jornadas de diálogo popular que se extenderán hasta el 10 de noviembre, con el propósito de recabar propuestas en todo el país.

Los temas a tratar serán:

  • Balance crítico de la revolución bolivariana, la propuesta del socialismo y el poder popular.
  • La crisis general del país en los últimos años, impacto en los consejos comunales, comunas y movimiento popular.
  • Agenda de lucha por la restitución de los derechos a una vida plena y digna.
  • Propuestas comuneras para enfrentar y superar la crisis social, política, económica, cultural y ética.
  • La autonomía, fortalecimiento organizativo y político, democracia directa, producción sustentable, educación y comunicación liberadora, articulación en redes del poder popular y los sistemas de agregación comunal. 

Hacia un Congreso Nacional Comunero

Estas discusiones, que iniciaron el pasado 10 de junio, se están llevando a cabo en diversas comunas y consejos comunales de todo el país, e incluyen foros, conversatorios, asambleas y talleres de formación, entre otros, informó la red en un comunicado.

La idea de la red es sistematizar los resultados de estos encuentros para posteriormente convocar a un Congreso Nacional Comunero del que emerja un plan estructurado de acción.

Tanto en la declaración de Ulises Castro como en el comunicado difundido la semana pasada, la Red Nacional de Comuneros aseguró que es a través de ese diálogo popular como se podrá abrir el camino para revertir “el profundo deterioro de la calidad de vida de los venezolanos”.

Comunas críticas y autónomas

En el comunicado, la red explica que la idea de estas jornadas está siendo presentada a organizaciones que trabajan con las comunas, la Unión Comunera, el Movimiento de Pobladores y demás movimientos de base en distintos sectores productivos y sociales (mujeres, pescadores, ambientalistas, medios comunitarios, campesinos, entre otros) “para exigir en unidad la ampliación de la mesa social del diálogo político”.

La red sostiene que estos diálogos de base popular deben servir para identificar los problemas, necesidades, debilidades y amenazas, pero también las fortalezas, oportunidades y propuestas que los lleven a “construir una agenda de lucha por la restitución de los derechos a una vida digna”.

La Red Nacional de Comuneros enfatiza en su comunicado que la promoción de estos espacios de discusión servirán para “fortalecer el carácter autónomo y crítico del poder popular”.

Recalcan que “las comunas no le pertenecen al alcalde, ni a la Gobernación ni al partido ni a ningún grupo en particular, ni siquiera a los voceros de las propias comunas, sino que son del pueblo”.

En su comunicado, la Red Nacional de Comuneros también hace un exhorto a la comunidad internacional y reclaman el “cese definitivo de las criminales sanciones unilaterales que siguen afectando al pueblo”.

¿Quiénes son?

La Red Nacional de Comuneros fue fundada en el 2009 por diversos partidos y corrientes del chavismo como un espacio de convergencia para la discusión y construcción del socialismo.

En 2020, un sector de la RNC se constituyó como Red Autónoma de Comuneros y se incorporó a la Alternativa Popular Revolucionaria (APR), que marcando distancia del Gran Polo Patriótico liderado por el PSUV presentó candidatos propios tanto para las elecciones legislativas de ese año como para las regionales de 2021, con un saldo de varios dirigentes inhabilitados por el gobierno central.