martes, 16 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Rechazo de La Causa R a las elecciones regionales choca con sector opositor que aguarda participar

Los partidos que apoyan la estrategia de la Asamblea Nacional de 2015 (G4) siguen sin definir una posición común sobre las elecciones del 21 de noviembre, sin embargo, la dirigencia regional se inclina por alistarse en estos comicios. | Foto Archivo

La Causa R reiteró en un comunicado su posición de no avalar las elecciones convocadas para el próximo 21 de noviembre. Su máximo representante, Andrés Velásquez, señala que la decisión obedece a la falta de condiciones para una participación justa.

Asimismo, la tolda considera que los venideros comicios están al margen de la propuesta del Acuerdo de Salvación Nacional, donde plantean como fórmula para participar un cronograma electoral estructurado que incluya las elecciones presidenciales.

Velásquez reitera que la decisión de La Causa R responde a una coherencia política luego del desconocimiento a Nicolás Maduro y las parlamentarias del 6 de diciembre de 2020 | Fotos Archivo

“En tercer lugar, se convoca a participar en un proceso en medio de la persecución del régimen, como ocurre con Emilio Graterón, Luis Somaza, Freddy Guevara, Gilber Caro. En las actuales condiciones, ningún gobernador o alcalde tiene posibilidad de atender los problemas sociales y proteger al pueblo de las garras de la dictadura”, agregó Velásquez.

El dirigente reiteró que la decisión de La Causa R responde a una coherencia política luego del desconocimiento a Nicolás Maduro y las parlamentarias del 6 de diciembre de 2020.

“No puede ser que transcurrido seis meses se esté pensando en procesos electorales. En medio de una situación en que la gente deja de creer en los partidos políticos, es importante dar un mensaje de coherencia”, afirmó.

Los partidos del llamado G4, por su parte, no han negado sus intenciones de ir a un proceso electoral. Sin embargo, no hay anuncio formal a la espera de una directriz nacional.

Aun así, se han hecho públicas algunas aspiraciones como la de Aliana Estrada por Primero Justicia o Aida González de Acción Democrática, ambas para la Alcaldía de Caroní. A nivel nacional, han puesto sus nombres sobre la mesa, Carlos Ocaríz en Miranda y José Manuel Olivares en Vargas.

“Creemos en la propuesta de la tarjeta de la unidad, creemos que podemos lograr una gran unidad en el estado para que se dé unas elecciones con las condiciones necesarias”

El coordinador regional de Primero Justicia en Bolívar, Rachid Yasbek, admitió que “en este momento es mucha la fuerza que toma el tema del voto castigo, es una realidad, las cosas en el país han venido cambiando y políticamente las herramientas han venido evolucionando. Creemos en la propuesta de la tarjeta de la unidad, creemos que podemos lograr una gran unidad en el estado para que se dé unas elecciones con las condiciones necesarias. De hecho, las condiciones las seguimos luchando, las seguimos peleando”.

“Cuando tienes un partido estructurado, con dirigencia en cada uno de los municipios y en Bolívar, hay que seguir en esa lucha. Vamos a seguir generando el ambiente para la participación, generando el ambiente para que se logre avances políticos en Venezuela, creemos que eso es posible y por eso vamos a seguir en ese trabajo”, agregó Yasbek.

Destacó que son conscientes que no existen condiciones óptimas, menos en presencia de un régimen que consideran dictatorial.

Otros partidos como el Movimiento Republicano, Avanzada Progresista, Copei, AD de la facción de Bernabé Gutiérrez, entre otros, sí avalan las elecciones del 21 de noviembre, mientras que organizaciones como ABP y Vente Venezuela, forman el grupo de rechazo rotundo a estos comicios.

Trascendió que queda una reunión pendiente entre los partidos para tomar una decisión definitiva sobre la participación en las elecciones del 21 de noviembre.

Construir la unidad, en cambio, se hace cuesta arriba a medida que se acerca la fecha de postulaciones ante el CNE, para definir candidaturas unitarias y únicas por primarias, consenso o encuestas. Experiencias anteriores, como las regionales de 2017, han dejado resultados negativos en Bolívar ante la imposibilidad de un acuerdo oportunamente.