miércoles, 21 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

PSUV en la AN 2020 promete “orden” económico con ley de coordinación tributaria

Una vez entrada en vigencia la nueva ordenanza, los estados y municipios deberán identificar y disponer la supresión de requisitos y permisos que limiten, dificulten o tengan por efecto obstaculizar el ejercicio y normal desarrollo de la actividad económica y la iniciativa productiva.

La bancada del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en la Asamblea Nacional (AN) del 2020 prometió “poner orden” en los estados y municipios del país con la Ley Orgánica de Coordinación y Armonización de las Potestades Tributarias de los Estados y Municipios.

La norma, aprobada en segunda discusión por mayoría calificada evidente tiene como objetivo establecer los principios, parámetros, tipos impositivos y alícuotas aplicables. Según el diputado Nicolás Maduro Guerra (PSUV Vargas), la ley generará el equilibrio macroeconómico necesario para impulsar al país “hacia la victoria próspera” que, agregó, “hemos enrumbado”.

Según el parlamentario el instrumento legal estará acompañada de un plan inmediato de aplicación y coordinación con el Ejecutivo, más las ordenanzas en impuestos municipales y regionales.

La Ley Orgánica de Coordinación y Armonización de las Potestades Tributarias de los Estados y Municipios entrará en vigencia a los 90 días continuos luego de publicarse en Gaceta Oficial. Una vez que entre en vigor quedarán derogadas las leyes estadales que establezcan imposiciones distintas en los tributos.

Con la aprobación en segunda discusión de la norma los estados y municipios deberán optimizar las normas tributarias y procurar que los contribuyentes tengan las mismas reglas. También se deberán suprimir trámites innecesarios que incrementen costos operativos.

Las entidades y municipios también deberán simplificar el sistema tributario, generalmente en lo relativo al registro, declaración y pago de tributos. En el artículo 32 se estableció que el ministerio con competencia en la economía y las finanzas establecerá un clasificador armonizado de las actividades económicas.

Se fijó que los municipios podrán hacer rebajas de los impuestos en los siguientes casos: los comercios que hagan labores permanentes de saneamiento y mejoras de espacios del municipios, que ejerzan actividades económicas a través de organizaciones socioproductivas, contribuyentes que ejerzan actividades que coadyuven el desarrollo de la zona. 

La promesa eterna del PSUV 

La ley establece que los estados y municipios coordinarán con el Ministerio de Economía y Finanzas los estímulos fiscales que aplicarán en sus ámbitos territoriales. Asimismo quedó fijado que el pago de tributos se realizará en moneda nacional y que sólo podrán utilizar el tipo de cambio de la moneda de mayor valor, publicado por el Banco Central de Venezuela, como unidad de cuenta dinámica para el cálculo de tributos, accesorios y sanciones.

Finalmente, una vez entrada en vigencia la nueva ley, los estados y municipios deberán identificar y disponer la supresión de requisitos y permisos que limiten, dificulten o tengan por efecto obstaculizar el ejercicio y normal desarrollo de la actividad económica y la iniciativa productiva.

El 13 de julio el presidente de la Comisión Permanente de Economía, Finanzas y Desarrollo Nacional, diputado Jesús Faría (PSUV nacional), destacó que la ley busca promover el desarrollo armónico de la economía nacional, para elevar la calidad de vida de la población, generar fuentes de trabajo y alto valor agregado.

De acuerdo con el parlamentario, la normativa se rige bajo los principios de legalidad, justicia, equidad, integridad territorial, coordinación, armonización, cooperación, solidaridad, concurrencia, corresponsabilidad, progresividad, generalidad, buena fe, productividad, capacidad, contributiva, no retroactividad, no confiscación, eficiencia, eficacia, celeridad, transparencia, simplicidad y seguridad jurídica.

Pese a la promesa el parlamentario en la segunda discusión, realizada en la sesión del 18 de julio, el debate se paralizó. El artículo 47 hablaba de que la tasa por recolección de desechos sería fijada a través de la “ley que rige la materia”, instrumento que no existe, indicó el diputado Oscar Rondero (AD Nueva Esparta).

Luego de más de cinco minutos con los micrófonos apagados el chavismo fue a consenso con el presidente del Parlamento, Jorge Rodríguez. Tras la breve reunión, cerca de la tribuna de oradores, el diputado Ramón Lobo (PSUV Mérida) señaló que el artículo 46 de la norma de armonización da las respuestas a la interrogante de su par opositor.

Lobo señaló que el ente rector para la recolección y distribución de residuos es el Poder Nacional, aun cuando las gobernaciones y alcaldías tengan competencia. “Si vemos el artículo anterior, en él se establece que los parámetros se fijan en base a los costos reales del servicio”, cantidad de derechos y viabilidad para la compañía.

En los puntos de información se hizo referencia a la participación de Venezuela en cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños en la Unión Europea (CELA-UE). Para el diputado oficialista Roy Daza (PSUV Aragua) el hecho de que la vicepresidenta, Delcy Rodríguez haya asistido quiere decir que “la ultraderecha y la derecha de Europa no pudo imponer la agenda de guerra a la Cela y estamos abanderados porque venimos a dialogar y cooperar y sobre todo luchas por la paz”.

La bancada opositora hizo seguidilla al discurso chavista. El diputado Oscar Ronderos señaló que ahora Venezuela puede presentar con la frente en alto “nuestra verdad”. Recalcó que es falso que el país esté en guerra y que la ciudadanía huya.