viernes, 23 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Policía de la dictadura deja ciego a un adolescente al reprimir con perdigones protesta en Táchira

Rufo Chacón, de 16 años, perdió los dos ojos por las heridas de perdigón que le infringió un politáchira durante una protesta por gas.

Vecinos en el estado Táchira trancaron el lunes una autopista para exigir gas, debido a que tienen meses sin recibir el servicio, a lo que un grupo de oficiales de la Guardia Nacional (GN) respondió con bombas lacrimógenas y perdigones. Un joven de 16 años, identificado como Rufo Chacón, fue herido con los perdigones y perdió los dos ojos.

La diputada a la Asamblea Nacional por el estado Táchira, Karim Vera, denunció la arremetida violenta por parte de la GN ante una manifestación pacífica.

En el video publicado por la parlamentaria se observa cómo un grupo de manifestantes obstaculizaban la carretera para impedir el paso de forma pacífica, mientras funcionarios de la GN, con su equipo antimotín, trataron de dispersarlos por la fuerza, para luego disparar bombas lacrimógenas y perdigones.

De igual manera, alertó sobre otra situación de violencia ocurrida bajo la mirada de los funcionarios de la GN. En este caso, unos sujetos armados dispararon al aire para evitar que ciudadanos se surtieran de combustible sin hacer la cola en la estación de servicio Gabriel, ubicada en Colón, Táchira.

“Estos sujetos estaban armados y actuaron ante la mirada permisiva de la Guardia Nacional, que es quien controla esta estación de servicio”, explicó.

También aprovechó la oportunidad para recordar que el sábado 29 de junio un sujeto murió tras resultar herido de bala tras un enfrentamiento en la vía Panamericana, frente al comando de la Policía Nacional de Colón.

La petición: justicia

Adriana Parada, madre del adolescente, exigió justicia a las autoridades por el crimen cometido contra su hijo. Relató que un grupo de personas se congregó en la avenida principal de Táriba desde las 4:00 de la mañana con las bombonas para esperar que les vendieran el gas, que desde hace tres meses no reciben.

El director de la Policía del Táchira, Jesús Arteaga Simancas, puso a las órdenes del Ministerio Público a los funcionarios responsables de las lesiones ocasionadas al adolescente de 16 años de edad. (Tal Cual)