sábado, 20 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Pedro Alcántara: Con litigio del Esequibo está en riesgo nuestro límite marítimo con EE UU

El exparlamentario criticó las decisiones tomadas por el jefe del Ejecutivo al designar a un militar como autoridad única de un estado inexistente, como es el anunciado Guayana Esequiba.

Tanto Hugo Chávez sabía, como también Nicolás Maduro cuando era su canciller, de los recursos naturales del territorio Esequibo, de las áreas marinas y submarinas, de la fachada norte del Atlántico, pero privó en ellos la ambición expansionista de Fidel Castro, para permitir que la República Cooperativa de Guyana conviniera con empresas multinacionales para la exploración y explotación de esas riquezas.

Tal es la opinión del exparlamentario Pedro Pablo Alcántara, egresado del Instituto Pedagógico Experimental de Barquisimeto en la especialidad de historia y geografía, quien en su condición de analista político advierte que ahora con el caso que está en manos de la Corte Internacional de Justicia, para decidir el litigio por el Esequibo, Venezuela corre el riesgo de perder nuestro límite marítimo con los Estados Unidos.

Al ser entrevistado por El Impulso, el exparlamentario del estado Lara en la Asamblea Legislativa, Congreso de la República y Asamblea Nacional, criticó las decisiones tomadas por el jefe del Ejecutivo al designar a un militar como autoridad única de un estado inexistente, como es el anunciado Guayana Esequiba, y la disposición de una partida por un monto superior a los 661 millones de dólares para ese territorio de 159. 542 kilómetros cuadrados, donde habitan más de 125 mil personas, en su mayoría indígenas de diferentes etnias. 

Intereses 

– ¿Cómo ha sido la política llevada a cabo durante los últimos veinticuatro años del Gobierno venezolano en relación con el reclamo del territorio en disputa del Esequibo?

– El personalismo de Hugo Chávez y el desconocimiento en materia de política internacional de Maduro han sido fácil presa de la ambición expansionista de Fidel Castro en territorio venezolano, favoreciendo a los intereses del Commonwealth y finalmente China. De tal conducta al margen de la Constitución deberán responder Chávez y Maduro ante la historia. 

– ¿Se podría considerar como complaciente, tolerante y hasta ideológica la posición asumida al permitirle a Guyana hacer todas las inversiones que consideraba favorables a su gobierno con empresas transnacionales para la explotación petrolera?

– Sin duda. Tanto Chávez como Maduro sabían cuáles eran los recursos naturales del territorio de las áreas marinas y submarinas, de la fachada norte del Atlántico, así como de la relevancia estratégica de las limitaciones que han permitido que tengamos fronteras con Jamaica y Puerto Rico. Este caso particular nos permite afirmar que está en riesgo nuestro límite marítimo con los Estados Unidos, porque si la Corte Internacional de Justicia deja sin efecto el Iutis possidetis Iuris, en la zona marítima los derechos venezolanos están en riesgo sobre materia de recursos petroleros mar afuera conocidos por Pdvsa de la era democrática en la cuenca Surinam Guyana. Porque Guyana es del rio Esequibo hacia el oriente. Y en las aguas venezolanas había petróleo y gas. Recordemos que el mar y su manejo adecuado es el espacio vital para cualquier nación, porque el transporte marítimo permite el traslado de grandes volúmenes de materia prima o productos terminados a bajo costo, a diferencia que si el envío se hace por vía aérea. Además, el mar como lo ha demostrado la historia antigua es el elemento vital de la existencia de una nación. ¿Por qué razón Bolivia es lo que es? Porque no tiene mar. La misma situación es la del Paraguay o de otros países como Serbia, Liechtenstein, Tayikistán, Botsuana y Zimbabue, entre otros. Y el otro detalle es el enemigo agazapado, Brasil, particularmente con Lula, quien siempre ha querido tener acceso al Orinoco para obtener la vía de comunicación acuática para alcanzar el Atlántico, vía que le resultaría muy barata y facilita desarrollar la economía en nordestina, que es las más pobre del Brasil. En este momento, Brasil y China están desarrollando, sin autorización del régimen venezolano de los últimos veinticuatro años, la carretera al puerto de aguas profundas los productos que exportará a China, ahorrando once días de transporte. Aparte de eso, Brasil está mandando más tropas a la frontera de Guyana ante el aumento de tensiones militares con Venezuela. Brasil irá a favor de Guyana: sabe desde hace mucho tiempo la conectividad con la Faja Petrolífera del Orinoco, la zona industrial de Guayana en Bolívar, la navegación por el Orinoco rumbo al Atlántico, y la existencia de minerales como bauxita, oro, coltán, rodio y otros minerales raros, además del tesoro maderero, y acuífero, porque hay ríos y afluentes. Por eso es que Brasil quería hacer una represa hidroeléctrica y otra de riego, las cuales actualmente desarrollan empresas chinas, además de obras de vialidad, puentes, telefonía 5G. 

Consulta 

– ¿Cuál fue la impresión que usted tuvo cuando el gobierno ordenó a la Asamblea Nacional promover un referendo consultivo sobre el Esequibo?

– No me sorprendió. Este régimen es enemigo del talento y audaz improvisador en materia educativa, desde educación inicial hasta universitaria como lo demuestra el colapso del sistema educativo y el desconocimiento de los derechos laborales de los trabajadores de la educación y su incorporación a la teoría golpista insurreccional. Evidenciado en la persecución y cárcel del profesor Vicente Vanegas en Barinas. Esta maniobra pretende que sea el pueblo el que asuma el costo de las incompetencias de Chávez y Maduro para defender el Esequibo. El país está en el derecho que se le explique quiénes son los responsables de la tala de los bosques de maderas nobles en los alrededores de Tumeremo y a qué países se exportan, trasladados bajo custodia militar hasta el sector de Bocagrande en el Orinoco con destino a mercados internacionales. 

– ¿Qué opinión le merecieron las preguntas en las que se cuestiona la autoridad de la Corte Internacional de Justicia y se revive el Acuerdo de Ginebra firmado el 17 de febrero de 1966 entre Venezuela, el Reino Unido y la Guayana Británica, que concluyó sin la solución práctica entre las partes?

– Preguntas inconstitucionales. Burladero para eludir responsabilidades jurídicas e históricas por parte del régimen de los últimos veinticuatro años. El propio Maduro, siendo presidente de la Asamblea Nacional señaló que Chávez admitía la jurisdicción de la Corte Internacional de Justicia y la designación del juez oficiante contemplados en el artículo 33 de la Carta fundacional de Naciones unidas suscrita por Venezuela al momento de la fundación de esta organización mundial. Hoy hay recursos asignados en el presupuesto asignado en el 2024 para la creación del estado Guayana Esequiba, y la discusión de la ley está paralizada en la Asamblea Nacional. Esa imputación para gastos viola principios rectores en materia de aprobación presupuestaria y control del gasto porque los beneficiarios de la erogación presupuestaria no existen legalmente. El artículo 315 de la Constitución reza que no se puede imputar un gasto legítimo y lo que legitima un gasto es que sea aprobado por la Asamblea Nacional.

¿A dónde van a parar estos gastos? ¿El flamante gobernador Rodríguez Cabello? ¿O se van a destinar a gastos militares cuando en este país se paga la más baja remuneración a activos, jubilados y pensionados del mundo. Hay la creación de defensa integral y tres áreas de desarrollo integral y 28 sectores de desarrollo integral, todo esto dependiente militar y administrativamente de la Región de Defensa de Desarrollo Integral de la Guayana Esequiba. Insólito. 

Visión 

– ¿No llama la atención que también anunciara un censo, la instalación del Saime para cedular a los guayaneses que habitan en esa región y, por supuesto, si los cedulan tendrán derecho a votar?

– Esa es la visión de que el régimen no se ha ocupado de la población vulnerable de la zona: los guaraos y otras etnias que ancestralmente han transitado por esa área. Quiero hacer una breve relación del daño estructural que se está haciendo a la población de Venezuela. He aquí la estimación del salario mínimo mensual entre los años 1963 y 2020. Año 63: Rómulo Betancourt, 745,92 dólares per cápita. 1968: Raúl Leoni, 583,07 dólares. 1973: Rafael Caldera I, 833,76 dólares. El más alto, diciembre 1978, Carlos Andrés Pérez 1, 917,04. 1983: Luis Herrera Campins, 466, 52 dólares. 1988: Jaime Lusinchi, 131, 33 dólares. 1993: Carlos Andrés Pérez 2, 251 87. 1998: Rafael Caldera 2, 290,34 dólares. 1999-2012: Hugo Chávez, 51,17. 2013-2020: Nicolás Maduro, 2,27 dólares.

De allí como balance la diáspora venezolana, el colapso productivo industrial, comercial y de servicios, así como de la agricultura y la acuicultura en Venezuela. El único sector incremental en el país es el militar. Y el crecimiento incontrolable de la deuda externa. 

Ubicación 

– ¿Cómo es que se constituye un nuevo estado venezolano, pero todas las dependencias las ubica en Tumeremo?

– Se ubican en Tumeremo porque es el área de explotación maderera, del oro, como lo demuestran las barcazas en los ríos Cuyuní, y Guaviare, y afluentes con el uso indiscriminado de mercurio y la protección denunciada por habitantes de la zona, sin contar con daños ecológicos y ambientales por la exportación minera indiscriminada.

¿Cómo quedaron los que votaron en el consultivo cuando días después Maduro fue a encontrarse con el presidente de la República Cooperativa de Guyana, Irfaan Ali, como dos excelentes vecinos, después que había amenazado con llevar tropas a la frontera con el Esequibo?

Quedaron maltratados, burlados y no olvidarán a quien pretendió convertirlos en tontos útiles en la defensa en orden cerrado de los intereses de Fidel Castro, Lula y el partido comunista chino dueño de todas las empresas de ese país y cuya cabeza es Xi Jinping.

Guyana, desde el 1 de enero de este año forma parte del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. ¿Qué significado tiene esa elección, realizada a mediados del año pasado, para Venezuela ahora?

Que de nada sirvió la entrega de recursos petroleros al Caricom, que permitiera a Venezuela, durante el mandato de Chávez, evadir la aplicación de la Carta Democrática Interamericana en la OEA, que habría demostrado el incumplimiento de la norma de “legitimidad en el ejercicio” que junto a la “legitimidad de origen” son indispensables para reconocer que el régimen de Venezuela respetaba los derechos humanos de los ciudadanos y los tratados y acuerdos internacionales sobre transparencia y acatamiento a la Constitución y la ley. Cuando una de estas dos precondiciones son inhabilitadas por un régimen, este se convierte “en un régimen forajido” al margen del Estado de Derecho nacional e internacional y ese era el debate en el momento en que Chávez se convirtió en benefactor del Caricom para evitar que sus votos se incorporarán al conteo calificado de miembros de la OEA para declarar la inexistencia en el país de un gobierno democrático, tal como lo establece la carta fundacional de estados americanos.

Finalmente debemos decir que esos reales se perdieron y fueron distraídos con otros fines mientras la calidad de vida en salud, educación, servicios públicos, vialidad y deuda externa son el mayor déficit en la historia nacional. 

– ¿No es absurdo que Venezuela denigre de la Corte internacional de Justicia y ahora tenga un equipo de más de treinta funcionarios para presentar la contra memoria el próximo 8 de abril de 2024?

– Totalmente absurda la postura de Maduro, en vez de ser venezolanos reconocidos por su experticia y en particular a procesalista venezolano se acude a catedráticos extranjeros desconocidos más allá del ámbito académico y quedan al margen académicos, abogados, internacionalistas, especialistas militares y en particular la contribución histórica del propio libertador Simón Bolívar, del primer presidente de Venezuela, José Antonio Páez, además de las formidables contribuciones de Rómulo Betancourt, Raúl Leoni, Maros Falcón Briceño, Ignacio Iribarren Borges, el sacerdote jesuita caroreño Hermann González Oropeza, el doctor Manuel Donis Ríos y todos los funcionarios de la Cancillería venezolana que hasta 1999 llevaron el caso de la reclamación venezolana de la Guayana Esequiba; así como el doctor Alejo Fortines, el historiador Rafael María Baralt, Fermín Toro, Pedro José Rojas, entre otras figuras que destacan nítidamente como patriotas legítimos y no lacayos del barbazas cubano Fidel Castro. 

Nulidad 

– ¿Qué podría pasar si la corte favorece a Guyana?

– La importancia de la presentación de la contra memoria ante la Corte Internacional de Justicia es que Venezuela: a) mostrará sus legítimos títulos, b) demostrará que Inglaterra presentó títulos sin mapas falsos, c) que Venezuela debe pedir la nulidad del tratado de Washington de 1897 y pedir a la corte que ratifique la inexistencia jurídica de 1899 que permitía que la Corte Internacional de Justicia aplique el Acuerdo de Ginebra y que de allí surjan el acuerdo entre las partes. Dejar sin efecto la pretensión absurda de Guyana, que la dejación de los deberes formales de Chávez y Maduro facilitó con su inexistente actuación en defensa del Acuerdo de Ginebra, único instrumento que permitirá un acuerdo pacífico en beneficio de los habitantes de ese territorio.