sábado, 2 de julio de 2022

Parlamentarios del G4 revalidan su lucha para lograr por la vía electoral una salida a la crisis

Diputados de la AN desestiman el fallo del TSJ sobre la omisión legislativa para designar al CNE y evalúan su permanencia en el Poder Legislativo hasta realizar unas elecciones confiables.

Diputados de la Asamblea Nacional (AN) discernieron sobre el panorama político y el papel que tiene la oposición venezolana de cara a los próximos seis meses, haciendo énfasis en que la salida de Nicolás Maduro del poder debe ser de forma no violenta, ejerciendo mecanismos de presión acompañados de un proceso electoral libre y transparente.

Este fue el hilo conductor del conversatorio programado por el medio de comunicación TalCual denominado G4 y los caminos democráticos para Venezuela, que contó con la participación de Juan Pablo Guanipa, primer vicepresidente del Parlamento y los diputados Armando Armas, de Voluntad Popular, Nora Bracho, de Un Nuevo Tiempo, y Williams Dávila, de Acción Democrática.

Guanipa, entre problemas de conexión, pudo plantear una hoja de ruta que parte desde la designación del Consejo Nacional Electoral (CNE) designado por la AN presidida por Juan Guaidó. “Creemos en el camino electoral, pero esto tiene que pasar por cosas fundamentales. Reconocemos al comité de postulaciones encabezado por el diputado Ángel Medina. En segundo lugar reconocemos a la junta directiva liderada por Juan Guaidó, por tanto, un nuevo CNE debe salir de ese comité y de esa AN. Nosotros estamos convencidos que si intensificamos la presión se logrará. La dictadura no lo quiere hacer porque no quiere elecciones abiertas”, manifestó.

Además, el vicepresidente del Poder Legislativo aseveró que se debe tener como único foco la liberación del país para restituir la democracia en Venezuela y que para ello es necesario consolidar la unidad de los partidos políticos.

Guanipa reiteró también que se están evaluando todos los caminos posibles para deponer a Maduro del poder y que es fundamental la participación del ciudadano venezolano en este proceso. “Nuestra gente está dispuesta a salir a la calle. A pesar de la represión sabemos que responderán cuando sea el momento”, explicó haciendo énfasis en que tienen la tarea de motivar a la población a través de un mensaje de esperanza.

La imposición del TSJ

Por otra parte, el diputado Armas desestimó la omisión legislativa declarada por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y considera que el gobierno busca imponer una vez más unas elecciones fraudulentas.

“Queremos elecciones presidenciales libres y justas, no por un capricho sino porque no se dieron las elecciones. Es por eso que la comunidad internacional reconoce a Guaidó ¿Qué va a pasar? Lo mismo: no se reconocerán esas elecciones y por continuidad administrativa tendremos que seguir en la AN, no es ideal, pero es uno de los escenarios, hasta que logremos condiciones para una vía electoral”, aseguró.

   
“Nuestra gente está dispuesta a salir a la calle. A pesar de la represión sabemos que responderán cuando sea el momento” | Foto @PresidenciaVE

A los diputados de la AN se les vence su periodo de mandato en diciembre de este año, por lo que constitucionalmente corresponde realizar las elecciones parlamentarias. Para ello, el Parlamento está en proceso de conformar el Comité de Postulaciones Electorales para designar a los nuevos rectores del CNE y tener unas elecciones confiables.

Armas indicó que están evaluando, luego de la designación de las nuevas autoridades del Poder Electoral que de ser necesario podrían sesionar desde el exilio, cambiar las leyes para votar a distancia.

Nora Bracho secundó lo expuesto por el dirigente de Voluntad Popular indicando que se debe materializar una salida no violenta de la dictadura de Maduro. “Entendemos la desesperación que tiene la gente. Sin embargo, hemos venido actuando con pie de plomo, tal vez muy lento, pero no podemos equivocarnos”, comentó.

Asimismo recalcó que una transición debe ir acompañada por movilizaciones de la ciudadanía, presión interna y de la comunidad internacional. “sustituir un sistema antidemocrático no es sencillo. Sobre todo cuando se ha diseñado por 20 años una base que viola la constitución”, agregó.

Por su parte, el diputado Dávila recordó que el TSJ se constituyó como el organismo con más ataques en contra del Parlamento con más de un centenar de sentencias que obstaculizaron su buen desenvolvimiento, y otras que obligaron a diputados a exiliarse. Además consideró que a esto se le suma “la grave traición de los diputados de la mesita”.

Dávila también aboga por el aumento de presión de la mano con la participación ciudadana para lograr la salida de Maduro y abrir el paso a una transición que permita restaurar las instituciones y la democracia venezolana.

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img