viernes, 23 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Opositores en el exilio piden a EE UU revelar quiénes recibieron fondos humanitarios

El grupo de opositores dijeron a través de una carta que debe existir transparencia en el manejo de “los más de 2.300 millones de dólares que EE UU ha destinado en ayuda humanitaria tanto dentro de Venezuela como a los venezolanos obligados a huir”.

Opositores en el exilio pidieron al Gobierno de los Estados Unidos revelar cuáles fueron los entes estatales, organismos regionales y multilaterales y organizaciones no gubernamentales que recibieron dinero con motivo de ayuda humanitaria, así como también el monto exacto que se dio a cada uno.

La solicitud fue hecha al secretario de Estado, Antony Blinken. El grupo de opositores dijeron a través de una carta que debe existir transparencia en el manejo de “los más de 2.300 millones de dólares que EE UU ha destinado en ayuda humanitaria tanto dentro de Venezuela como a los venezolanos obligados a huir”.

La misiva fue firmada por el exalcalde de Caracas Antonio Ledezma; el exembajador Humberto Calderón Berti; la presidenta del Instituto Casla, Tamara Súju; el integrante de Gente del Petróleo Juan Fernández; el exministro de Relaciones Interiores Enrique Aristiguieta Gramcko; el director de El Nacional, Miguel Henrique Otero.

En la carta también aparecen los nombres de Carlos Ortega, presidente de la CTV; Adriana Vigilanza, exasesora de la Asamblea Nacional; William Cárdenas, presidente de Ciciven; Daniel García, experto petrolero; Jorge Kamkoff, experto petrolero; Vilca Fernández, dirigente estudiantil; Carlos Murga, experto petrolero; Edgar Simón Rodríguez, abogado; Domingo Marsicobetre, experto petrolero; Benjamín de Yurre, periodista; Jean Pierre Chovet, consultor petrolero y Pedro Castillo  y Luis Velásquez, ambos expertos petroleros.

Señalaron que la información de los entes que administraron los fondos podría contribuir de forma sustancial en los procesos de integración de la población migrantes en los distintos Estados de acogida, la direccionalidad de la atención a los más vulnerables a lo interno y externo del país y al reforzamiento de la transparencia de gestión.

“En caso de tratarse de entidades que operan en Venezuela, dado que recibir esta ayuda de parte de un gobierno que el régimen tiene catalogado como enemigo, podría comprometer la integridad física de los administradores, al menos podríamos ser informados de los objetivos institucionales para los cuales fueron donados esos fondos y si estos han sido alcanzados”, señalaron en la carta.