domingo, 3 de julio de 2022

Oficina de Bachelet condena acoso al sector humanitario, DD HH y medios en Venezuela

Representante del órgano de la ONU advierte que “una sociedad civil libre, diversa y activa es crucial para cualquier democracia y debe ser protegida, no estigmatizada o perseguida”.

La portavoz de la Oficina de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Marta Hurtado, expresó este jueves que desde esa instancia se encuentran “profundamente preocupados por los constantes y crecientes ataques contra organizaciones de la sociedad civil, defensores de los derechos humanos y periodistas en Venezuela”.

“Estamos profundamente preocupados por los constantes y crecientes ataques contra organizaciones de la sociedad civil, defensores de los derechos humanos y periodistas en Venezuela. En el último incidente, el 12 de enero en el estado Zulia, oficiales de contrainteligencia militar y de la policía regional allanaron la ONG Azul Positivo. Documentos fueron incautados y seis empleados fueron arrestados”.


“Una sociedad civil libre, diversa y activa debe ser protegida, no estigmatizada o perseguida”
     

La representante de la oficina de Bachelet señala que “los Estados no deberían imponer restricciones indebidas a la capacidad de las ONG de acceder a la financiación de fuentes nacionales, extranjeras o internacionales. Es aún más desconcertante que estas incursiones estén acompañadas de declaraciones de funcionarios públicos que exhortan a la criminalización de las organizaciones de la sociedad civil y de su personal”.

Asimismo, señaló que al menos tres medios de comunicación también fueron objeto de ataques el 8 de enero, cuando, supuestamente, funcionarios públicos confiscaron sus equipos, sellaron sus oficinas o intimidaron a su personal.

“Instamos a las autoridades a que dejen de acosar a personas por realizar un trabajo legítimo, ya sea en el sector humanitario, de derechos humanos, o en los medios de comunicación. Una sociedad civil libre, diversa y activa es crucial para cualquier democracia y debe ser protegida, no estigmatizada o perseguida”.

El director de Human Rights Watch para las Américas, José Miguel Vivanco, instó a la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, a condenar los ataques de la dictadura de Nicolás Maduro en contra de los trabajadores humanitarios en Venezuela.

“Mi repudio a este nuevo ataque de la dictadura venezolana contra organismos humanitarios. Insto a Michelle Bachelet a condenar públicamente la detención y procesamiento en la jurisdicción militar del equipo de Azul Positivo y a interceder con Maduro para que sean liberados”, pidió Vivanco a través de su cuenta en Twitter.

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img